Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Gabriel Hidalgo Andrade escriba una noticia?

Son repugnantes

12
- +
29/08/2019 00:28 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Están tan ardidos los extremistas por un tuit, por un mensaje escrito por un ciudadano sin poder, que la respuesta fue la desesperación, la debilidad y la agresión. Siento mucho que quedaran ardidos porque “desardida” no hay

El martes 20 de agosto caminé junto a centenares de miles de devotos católicos en la romería más extensa y antigua del Ecuador. A la peregrinación asisten seres humanos, con distintas necesidades, peticiones y agradecimientos. En la muchedumbre se pierden las filosofías, ideologías, raíces, etnias, procedencias o clases sociales individuales. Solo hay personas que caminan alegremente, con devoción. El trayecto que une el Santuario del Cisne con la ciudad de Loja mide 65 kilómetros y se camina durante tres distintos días.

Todos los asistentes ríen, rezan, lloran, se consuelan, se apoyan y avanzan. Es un mar de fe donde los individuos se diluyen en una sola oración que suplica a lo más sagrado por lo más querido de las vidas de los peregrinos. A nadie se hace daño con esto. Al contrario, esta fe une a los pueblos.  

Pero unos pocos se dieron a la canallesca tarea de manchar las paredes y montañas en distintos puntos de la peregrinación con mensajes políticos no autorizados. ¿Acaso este es el lugar para divulgar sus miserias y necedades? ¿En una manifestación sin ideología ni política los defensores de los corruptos tienen algún lugar que reclamar? Esto es una provocación repugnante y sucia a los peregrinos. Los canallas, correistas enfermos de fanatismo, que intentaron conseguir propaganda en un acto de fe son, con todas sus letras, repugnantes. Por esos se entiende que en Loja pierdan tantas veces seguidas y tan aplastantemente.   

Indignado, como estuve, por la grosería de estos orangutanes que no entienden de argumentos, escribí un breve mensaje que se viralizó. Inmediatamente me llovieron los insultos, todos risibles porque esta gentuza hasta para intentar infamar es pedestre. Las agresiones me resbalan, pero hay algo que es urgente mirar: el mensaje que ardió tanto en la ordinariez egocéntrica de estos extremistas tuvo casi 37 mil impresiones y un poco más de 8 mil interacciones. El mensaje fue respondido por centenares de gorilas que intentaron descalificar mi condición de docente universitario, de columnista, de lojano, de católico. ¿En serio se puede caer tan bajo? Salvo alguna excepción, todas las contestaciones salían de un mismo libreto: descalificarme en lugar de refutarme.  

Por eso la mayoría de mensajes eran notoriamente falsos, provenientes de sus escuadrones de insultadores digitales y de sus operativos de agresión masiva

Por eso la mayoría de mensajes eran notoriamente falsos, provenientes de sus escuadrones de insultadores digitales y de sus operativos de agresión masiva. Si un solo cobarde, escondido detrás de una cuenta ficticia, administra varias de esas cuentas digitales, está claro que unos pocos pelmazos, bajo paga y ordenes de alguien más, intentan instalar un clima de terror en las redes sociales. ¿Quién paga eso, a qué órdenes responde y de dónde sale ese dinero?

Dije lo oportuno porque no se puede tolerar a los intolerantes. Para que una sociedad conserve su libertad de expresión, su paz social y su esencia cívica es urgente extirpar a los enfermos fanatizados por el extremismo y proscribirlos de la sociedad. La gente que votó a favor de la perpetración de delitos sexuales en contra de los niños en la consulta de febrero de 2018 alimenta estas huestes de perturbados. Siempre habrá trastornados que voten por ladrones, narcotraficantes, pederastas o asesinos. Si lo más radical del correismo agrede la fe de un pueblo que lo repudia lo mejor será su ilegalización.

Están tan ardidos los extremistas por un tuit, por un mensaje escrito por un ciudadano sin poder, que la respuesta fue la desesperación, la debilidad y la agresión. Siento mucho que quedaran ardidos porque “desardida” no hay.

@ghidalgoandrade


Sobre esta noticia

Autor:
Gabriel Hidalgo Andrade (323 noticias)
Visitas:
271
Tipo:
Opinión
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.