Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Gabriel Hidalgo Andrade escriba una noticia?

Sociología de una movilización

28/01/2011 00:06 3 Comentarios Lectura: ( palabras)

La marcha en homenaje a Ruth pronto generará nuevas adhesiones que deben posicionarse en el discurso político para ser procesadas en los espacios de administración pública, de lo contrario se quedará en nada

La movilización del jueves 30 de diciembre de 2010 en homenaje a Ruth Larrea de Ruiz marca un antes y un después en materia de participación en Loja. Las más de 5 mil personas en la Plaza de San Sebastián empujan a continuar con el debate. Por eso es preciso partir de esta experiencia para proponer nuevas reflexiones todas planteadas desde mi especulativa observación participante:

1. Pocas personas no se identificaron con las consignas de la marcha. Sin embargo, la muchedumbre que asistió y marchó representa un sector importante, pero no totalitario. Muchas personas no acudieron a la convocatoria porque saben que los asistentes incorporan idénticas demandas y por este motivo prefieren no asistir. Aun así la marcha simboliza un paso enorme en la línea de volcar las demandas ciudadanas a la plaza pública.

2. La marcha pronto generará nuevas adhesiones que deben posicionarse en el discurso político para ser procesadas en los espacios de administración pública, de lo contrario se quedará en nada. La lógica de reproducción de los debates en torno a las temáticas que inspiraron la marcha generará espacios de politicidad y nuevas formas de movilización y participación en una ciudad mayormente acomodaticia e inmovilista. Aceptémoslo.

3. Fracasó el intento (mal intencionado) de pescar a río revuelto. Muchos actores políticos y aspirantes a candidatos estuvieron interesados en hacerse llamar como ‘ organizadores’ de la marcha, pero sin éxito posible. Otros proclamaron la generación de polarización de discursos por la emergencia de la iniciativa. Ambos fenómenos no resistieron al menor debate. Las redes sociales en internet amanecieron anunciando frases de convocatoria. Después de la marcha muchos hasta postearon sus fotos posando en el evento. Lo cierto es que nada de esto convirtió esta tarima en un trampolín político. Me alegra.

3. Los principales actores políticos fueron marginados. Concedieron permisos y giraron órdenes, pero participaron sin que nadie notase su presencia. Las principales autoridades de la provincia fueron obviadas por la potente emergencia de un movimientismo vecinal organizado sin la influencia o los estímulos del poder político. El fenómeno descoloca el discurso del poder público y lo pone frente a frente con un discurso más cercano, más familiar y menos burocrático.

La presencia intensiva en los medios de comunicación, y sus correspondencias en los noticieros y diarios, posicionó la idea de reacción

4. La emergencia de este movimientismo vecinal también surge por la indolencia oficinesca de los administradores públicos. Mientras la acción no sea inmediata en las esferas de poder, la respuesta será -a partir de esta la marcha- desde los espacios de recuperación de la plaza pública. El fenómeno será repetido con diferentes resultados pero con un saldo siempre a favor del interés ciudadano en lo público.

5. El efecto moralizante de la marcha generará un discurso de reconfiguración de lo social. La presencia intensiva en los medios de comunicación, y sus correspondencias en los noticieros y diarios, posicionó la idea de reacción, así como la decisión poco difundida de vendar los ojos de las estatuas de lojanos ilustres. Ambas son acciones de penetración moralizante, así como absolutamente legítimas. La última de estas jamás ha sido practicada en nuestra ciudad y su impacto encarna el desmoronamiento moral de una sociedad fundada bajo otros estímulos culturales.

Gahidalgo@flacso.org.ec

________________________________________________________________________

La Falsedad del Poder, re-pensar nuestra realidad política desde los textos y contextos cotidianos, ya a la venta en Quito: Librimundi, Mr. Books, Abya-yala, Librería Jurídica Cevallos, Librería Jurídica ONI.

Compras electrónicas en Librimundi, Ecuador: http://www.librimundi.com/libros/9942024956

También a la venta en Libros Andinos: http://incabook.com/products.php?E31063& osCsid=133ff9e877ef7f51fd5be43e557bf5a8

________________________________________________________________________


Sobre esta noticia

Autor:
Gabriel Hidalgo Andrade (191 noticias)
Visitas:
1574
Tipo:
Opinión
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

×
¿Desea borrar este comentario?
Borrar
-3
+ -
Responder

christian (02/02/2011)

quisiera darles una idea mia, quisiera que le ayudemos al presidente correa a ser un poco mas facil su govierno.

2
+ -
Responder

Richard (03/02/2011)

Quisiera darte una idea mía: gobierno se escribe con "b"...

1
+ -
Responder

Gabriel Hidalgo Andrade (05/02/2011)

Estimado Christian:
No entiendo a que te refieres. Esta opinión analiza una importante experiencia de movilización en Loja (Ecuador). Este ejercicio de ninguna manera entra en conflicto con el gobierno y mucho menos hace "más dificil" su gestión. Si te refieres a otra opinión mia publicada en este sitio, dímelo por favor y lo conversamos en ese marco.