Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Pseudo Dionisio Aeropagita escriba una noticia?

Smatphones de sangre

24/11/2019 22:12 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Los minerales utilizados para la fabricación de dispositivos electrónicos, le han costado la vida a millones de personas en la República Democrática del Congo. La explotación y condiciones de semiesclavitud de los trabajadores congoleños es inaceptable

La demanda de ciertos minerales por parte de empresas de tecnología es, y será creciente dada la era de “automatización” en la que estamos viviendo. Algunos de estos minerales necesarios para la fabricación de dispositivos electrónicos, son los llamados “minerales de sangre”; llamados así porque la venta de estos minerales ha servido para financiar guerras y grupos armados que han provocado derramamientos de sangre masivos. Uno de los minerales de sangre más usados en los dispositivos electrónicos, es el “coltán”, un mineral compuesto de columbita y tantalita. Uno de los mayores productores de coltán en el mundo es la República Democrática del Congo, un país lleva desde 1997 derramando sangre en conflictos armados que han costado la vida a más de seis millones de personas, y que tiene problemas geopolíticos con países como Ruanda y Burundi, también grandes “productores” de coltán. Lo que han hecho estos países, es vender coltán a empresas extranjeras de manera ilegal para así financiar guerras, como la Segunda Guerra del Congo y la Guerra de Kivu, las cuales dejaron alrededor de seis millones de muertos. 

 

De acuerdo con un reporte de la USGS, en 2014, el mayor productor de coltán en el mundo fue Ruanda, produciendo el 50% del coltán mundial; un número para alarmarse y cuestionarse. Es alarmante puesto que en el año 2000, la producción de Ruanda representaba solo el 12% del total producido, lo que significa que tuvo un crecimiento exagerado y digno de ser cuestionado. Este crecimiento exagerado en la producción ruandesa no puede ser explicado únicamente por la privatización gubernamental de las operaciones mineras y la apertura de nuevas concesiones a inversionistas para la extracción de estos minerales, sino que hay algo más. 

“…al menos una parte de la producción reportada de Ruanda se originó a partir de concentrados contrabandeados a través de la frontera desde áreas de conflicto y para después ser exportadas a través del sistema de etiquetado doméstico como fuente no conflictiva”, afirma un artículo de la USGS. Este contrabando se logra a partir de que grupos armados ruandeses, saquean y se apoderan de minas congoleñas para poder quedarse con la producción de las minas. 

Más sobre

 

No solo el conflicto geoplítico por  minerales ha provocado derramamientos de sangre, sino también las condiciones laborales de las personas que trabajan en estas minas. Las condiciones laborales son indignas y los trabajadores viven en precariedad laboral. “Los trabajadores trabajan de sol a sol, de lunes a domingo por una paga equivalente a 3.3 dólares al día, lo suficiente para comprar arroz y verduras para la familia”, señala la UNICEF. No solo no tienen suficiente para vivir, sino que sufren de violencia laboral y las malas medidas de seguridad de las minas no les asegura que salgan vivos ese día. No hay día en que no se produzca algún accidente; la media es de un muerto al día. Una vida bajo estas condiciones de semiesclavitud es indigna e inaceptable. Cabe mencionar que el coltán no es el único mineral que ha provocado estos derramamientos de sangre.

 

En la última década, los medios que han cubierto noticias sobre el coltán de sangre, afirman que es este mineral es la principal fuente de financiamiento de estas guerras, empero, Richard Burt, miembro de la Tantalum-Niobium International Study Center, señala que el tantalio (que se consigue a partir del coltán) representó apenas el 5% del valor de los minerales minados durante la guerra civil de República Democrática del Congo, y el otro 95% provenía de la minería de tin, tungsteno, y oro. Esto demuestra que el problema no es solo con el coltán, sino con otros minerales también. 

 

Como consumidores de los dispositivos electrónicos, somos sin lugar a duda, cómplices de este problema y por lo tanto, es de suma importancia preguntarnos de dónde vienen las materias primas necesarias para la elaboración de los productos que compramos. Pero…¿Qué se puede hacer al respecto? Bueno, puedes contribuir de las siguientes maneras:

 

  1. Firma: La página visibles.org, está realizando una recolecta de firmas para que la Unión Europea apruebe una legislación para promover el suministro responsable de minerales en conflicto.

 

  1. Recicla tu celular: El reciclaje de teléfonos móviles contribuye a reducir la necesidad de extracción de minerales del Congo.

 

  1. Colabora económicamente: Puedes donar online a la ONG ALBOAN desde la página www.tecnologialibredeconflicto.org

 

  1. Difusión: Puedes ayudar difundiendo esta noticia

 

  1. Si eres dueño de alguna empresa de electrónicos, puedes ayudar investigando de dónde vienen los minerales necesarios para la producción de sus productos.

 


Sobre esta noticia

Autor:
Pseudo Dionisio Aeropagita (1 noticias)
Visitas:
2815
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.