Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Montserrat Gutiérrez escriba una noticia?

Las reservas marinas españolas en peligro por culpa de los recortes

28/08/2012 11:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Según WWF y Ecologistas en Acción, las reservas marinas en España están viendo mermados los recursos económicos destinados a vigilancia y seguimiento científico

La merma del presupuesto destinado a la protección de las reservas marinas, dicen los ecologistas, debilitará la vigilancia en las zonas allanando el camino para actividades como el buceo, la pesca furtiva y el fondeo de embarcaciones en zonas prohibidas.

Proteger para conservar

La decisión tomada por el Ministerio de Medio Ambiente de disminuir la vigilancia, de 24 a 8 horas diarias en la Reserva Marina de Tabarca ha sido el detonante para las protestas de WWF y Ecologistas en Acción que consideran que puede suponer el desaprovechamiento de una de las mayores inversiones económicas en la zona durante el último cuarto de siglo. Se trata de un esfuerzo que ha logrado que las poblaciones de algunas especies, como meros o nacras, fueran lentamente recuperadas desde que se creara la Reserva en 1985. Tabarca es la primera Reserva Marina de España, y el año pasado celebraba su 25 aniversario.

En este caso, consideran que la reducción del 80% del presupuesto destinado a la protección de la Reserva Marina de la Isla de Tabarca (Alicante) debilita la vigilancia en toda la zona, allanando el camino para actividades como el buceo, la pesca furtiva y el fondeo de embarcaciones en zonas prohibidas.

El objetivo de la acción es recuperar la vigilancia de la isla durante todo el día, además de concienciar acerca de la importancia ecológica de la isla y sus fondos marinos, tanto para la biodiversidad, como para la pesca artesanal y las actividades de ecoturismo, respetuosas con el entorno.

Sin embargo, el Ministerio asegura que garantizará una vigilancia adecuada. Ante esta situación, las organizaciones consideran necesaria la integración de los diferentes cuerpos de la administración (Guardia Civil, guardapescas, inspectores de pesca, inspectores de medio ambiente, etc) en la protección de las reservas marinas. Por su parte, la Administración debe aportar otros mecanismos que, disminuyendo su coste, no reduzcan la eficacia en las labores de vigilancia.

Según estas dos asociaciones ecologistas, las partidas presupuestarias dedicadas a la vigilancia, mantenimiento y seguimiento científico han pasado de 5, 1 millones de euros en 2001 a 3, 4 millones en 2012 y el problema afecta ya de forma drástica a 10 de las 25 reservas marinas de interés pesquero.

Reservas marinas

Para los ecologistas, las Reservas Marinas son el equivalente a los Parques Nacionales en los mares y las costas. Son zonas en las que se prohíbe la actividad extractiva, como la pesca y la minería, así como acciones de vertido. En el caso de las zonas costeras, algunas áreas pueden abrirse a actividades pesqueras no destructivas a pequeña escala, sostenibles y que cuenten con el consenso de las comunidades locales implicadas. Dentro de las Reservas Marinas puede haber zonas integrales donde no se permita ningún tipo de actividad humana por ser zonas especialmente sensibles o que sirven de referencia científica.

Además, consideran que distintos sectores económicos como el turismo o el ocio se benefician directamente al ofrecer un entorno natural más atractivo como destino vacacional o para la práctica de deportes como el submarinismo. Dentro de las reservas, las poblaciones aumentan en tamaño y los individuos viven más tiempo, alcanzan más talla y aumenta su potencial reproductor. Las pesquerías cercanas son recolonizadas por peces que provienen de la zona protegida y reciben también huevos y larvas. Así, las Reservas Marinas contribuyen a mantener los recursos pesqueros y permiten la continuidad en el tiempo de esta actividad.

Las especies migratorias como los tiburones, los atunes o el pez espada también pueden verse beneficiadas si se crean Reservas Marinas en zonas especialmente vulnerables para estas especies, como son las zonas de reproducción, de cría o de agregación, como los montes submarinos.

La creación de reservas marinas pesqueras contribuye a la recuperación de muchos de los caladeros

Aunque una de las principales razones sea la conservación de los stocks pesqueros, explican los ecologistas, la sobrepesca no es la única razón para crear Reservas Marinas. Son consideradas cada vez con mayor frecuencia, como una herramienta global para proteger el medio marino de todo tipo de impactos.

Manifiestan que las reservas marinas españolas son un referente a escala europea de cómo la conservación y el uso de los recursos no sólo se limita a que las especies de interés comercial aumenten de talla, sean más abundantes o se extiendan más allá de los límites de las reservas, sino que asegura los beneficios pesqueros. Asimismo, también ha fomentando la economía local de las comunidades costeras cercanas y ha garantizado una mejor calidad de las aguas, lo que se ha traducido en un valor añadido que atrae al turismo.

Reservas marinas españolas

En 2011 se celebraba el 25º aniversario de la declaración de la primera Reserva Marina del país, Tabarca (Alicante). Desde entonces se ha concedido este mismo estatus de protección a otros 24 espacios marinos.

Actualmente son dieciséis las Reservas Marinas o espacios protegidos que han sido creados por las Administraciones Pesqueras: ocho por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (de entre éstos cuatro son compartidos con Comunidades Autónomas) y ocho de ámbito exclusivamente autonómico:

- Isla de Tabarca (Alicante, 1986)

- Islas Columbretes (Castellón, 1990)

- Isla Graciosa e Islotes del Norte de Lanzarote (1995)

- Cabo de Palos-Islas Hormigas (Región de Murcia, 1995)

- Cabo de Gata-Níjar (Almeria, 1995), Punta de la Restinga-Mar de las Calmas (Isla de El Hierro, 1996)

- Isla de Alborán (1997) y Masía Blanca (Tarragona, 1999)

De estas Reservas Marinas las que tienen una gestión compartida con las Administraciones pesqueras de las respectivas Comunidades Autónomas son las de la Isla de Tabarca, la de la Isla Graciosa, la de Cabo de Palos y la de Punta de la Restinga en la Isla de El Hierro, cuyas normas de creación en el ámbito de las competencias de las respectivas Comunidades Autónomas.

Asimismo, las Administraciones pesqueras autonómicas de Cataluña, Comunidad Valenciana, Islas Baleares y País Vasco han creado los siguientes espacios protegidos de interés pesquero:

− Área Protegida de Illes Medes

− Espacio marino protegido de Cap Negre

− Reserva Natural Integral de Cap de Creus

− Reserva Marina de Cabo de San Antonio

− Reserva Marina de les Freus de Ibiza y Formentera

− Reserva Marina del Norte de Menorca

− Reserva Marina de S’Arenal-Cabo de Regana, en Mallorca

− Biotopo protegido del área Gaztelugatxe, en Vizcaya


Sobre esta noticia

Autor:
Montserrat Gutiérrez (343 noticias)
Visitas:
1327
Tipo:
Suceso
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.