Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Gabriel Hidalgo Andrade escriba una noticia?

¿Quién ganó las elecciones?

01/02/2018 18:47 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Si los mismos que ganaron las elecciones presidenciales y legislativas de febrero de 2017 son hoy recibidos con lluvias de desperdicios, pifias y abucheos ¿quién ganó realmente las elecciones?

La campaña por el “no” a la consulta popular es recibida con lluvias de huevos y desperdicios en cada lugar a donde va. La encabezan las principales figuras de la revolución ciudadana. Son los mismos que ganaron las elecciones presidenciales y legislativas de febrero de 2017. Si son los mismos vencedores que ahora son abucheados ¿quién ganó realmente las elecciones?

El presidente Lenín Moreno se proclamó como el vencedor en la contienda por la presidencia de la República con el 51.2% de los votos válidos y una distancia del 2.3% de su contendor en la segunda vuelta electoral. En números, Moreno ganó con una ventaja de algo más de 228 mil votos y un margen de victoria muy estrecho en comparación con las victorias aliancistas anteriores.

Mientras Rafael Correa triunfó en el balotaje de 2006 con el 56.7%, en la única vuelta de 2009 con el 51.9%, y en la también única vuelta de 2013 con el 57, 2%, en el 2017 tuvieron que conformarse con arañar su triunfo. ¿Por qué?

La popularidad rentista de Rafael Correa se movió de la misma forma que el precio del petróleo. Esto podría significar que existe una relación de proporcionalidad directa entre los recursos disponibles en las arcas fiscales para obras públicas, corrupción, clientelismo y propaganda, con los niveles de aceptación del gobierno en funciones. Es decir, a mayor dinero disponible para gastar, mayor popularidad de quien lo gasta.

El histórico de popularidad de Rafael Correa también demuestra lo contrario: a menor dinero para gastar, menor popularidad. Cuando los precios del petróleo cayeron y por tanto se desplomaron las reservas monetarias disponibles, Correa recurrió al endeudamiento agresivo para evitar la ruina de su popularidad. Pero todo ya era tarde.

No es una coincidencia que Correa se considerara “el presidente más querido del mundo” y su popularidad se mantuviera sobre el 60% entre el último trimestre de 2010 y el segundo trimestre de 2014 cuando los precios del petróleo bordearon los 120 dólares, diez veces más que durante las crisis presidenciales desde 1997 a 2005.

Ni Correa, ni el correismo, ni su estructura clientelar ganaron las últimas elecciones presidenciales. Las ganó Lenin Moreno y su nueva organización

Pero entre septiembre de 2014 y enero de 2015 los precios cayeron a la mitad y durante el último trimestre de 2016, previo a las elecciones de febrero de 2017, se estabilizaron en alrededor de 40 dólares, a un tercio del precio de la popularidad.

Fue así como la credibilidad, aceptación e intención del voto de Rafael Correa también cayeron ubicándose en el 22%. Después de reformar la constitución en diciembre de 2015, el correismo, su partido personalista y su caudillo, por primera vez, perdió el control de sus electores. Aceptaron que si postulaban a Correa otra vez, perderían aparatosamente. El prepotente despilfarrador ya no se veía tan simpático sin tanto dinero en sus bolsillos. Entonces apareció Lenín Moreno a quien recurrieron para salvar los muebles.

Moreno pudo ganar con cifras similares a Correa en su mejor momento, pero nadie quería que superara al mesías, ni ganara con tanto. Querían que dependiera de la estructura autoritaria del correismo como un títere. Por eso sabotearon su campaña política.

Primero le impusieron un vicepresidente que le impidiera gobernar, que estuviera comprometido con la mafia clientelar del correismo y que conspirara en su contra. Después le impusieron un equipo de trabajo que se encargará de recordarle a la gente la subordinación del candidato al mesías, para que después pudiera volver.

¿Quién ganó las elecciones de 2006, 2009, 2013 y 2017? Las primeras presidenciales las ganó la novel estructura aliancista que puso en el poder a Correa; las elecciones de 2009 y 2013 las ganó un Rafael Correa repleto del dinero petrolero; y las elecciones de 2017 las ganó Lenin Moreno.

Ni Correa, ni el correismo, ni su estructura clientelar ganaron las últimas elecciones presidenciales. Las ganó Lenin Moreno y su nueva organización. Por la misma razón que los extremistas del correismo ahora son abucheados es que Moreno casi pierde las presidenciales que lo llevaron al poder. Los correistas radicales eran un estorbo en la candidatura morenista y hoy lo son en el poder y en la política.

La popularidad rentista de Rafael Correa se movió de la misma forma que el precio del petróleo. Esto significa que existe una relación entre recursos y popularidad

@ghidalgoandrade

 


Sobre esta noticia

Autor:
Gabriel Hidalgo Andrade (281 noticias)
Visitas:
2245
Tipo:
Opinión
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.