Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Redacción Política escriba una noticia?

Las promesas económicas de Rajoy inflaman la campaña electoral

31/05/2016 16:40 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

La oposición lanzó duros ataques este martes contra el Gobierno en funciones del Partido Popular (PP), que hace campaña para las elecciones generales del próximo 26 de junio prometiendo bajadas de impuestos a los españoles y rigor fiscal a la Comisión Europea.

Amenazado con recibir una multa sin precedentes de la Comisión Europea por haber rebasado su límite de déficit público en 2015, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, prevé bajar nuevamente los impuestos si mantiene el poder tras los comicios del 26-J.

El anuncio provocó la crítica unánime de las principales fuerzas de la oposición. Pedro Sánchez, líder del PSOE, acusó a Rajoy de "mentir", porque la situación del país no permite rebajar la fiscalidad. "Va a volver a defraudar a los españoles", dijo Sánchez, que prevé subir los impuestos para equilibrar las cuentas.

"Una nueva bajada de los impuestos es un peligro para la sostenibilidad de los servicios públicos generales, y nos aboca a futuros recortes", declaró Nacho Álvarez, economista de Podemos, al diario El País. Podemos, que supera al PSOE en intención de voto tras aliarse con Izquierda Unida, también quiere aumentar el gasto social y los impuestos.

Por su parte, el líder del partido centrista Ciudadanos, Albert Rivera, aconsejó a Rajoy "que no haga promesas que luego no puede cumplir y que no haga agujeros en las cuentas públicas".

- Controvertido balance económico -

La gestión económica es el principal argumento de la campaña del PP, vencedor de las elecciones generales del pasado 20 de diciembre, aunque lejos de la mayoría absoluta y sin aliados para formar gobierno.

image

Ni los socialistas ni Ciudadanos quisieron pactar con un partido cuya imagen quedó muy dañada por los escándalos de corrupción y las duras políticas de austeridad. Los demás partidos tampoco consiguieron forjar coaliciones, obligando a los españoles a volver a las urnas.

Rajoy promete seguir reduciendo el alto desempleo que durante su mandato, iniciado a finales de 2011, alcanzó el 27% de la población activa. Ahora se encuentra por debajo del 21% mientras el país, salido de la crisis en 2013, creció en 2015 a un ritmo anual del 3, 2%, muy por encima de la media europea.

Pero aun así, España no es un alumno modélico para Bruselas. El crecimiento no impidió un desajuste del déficit público en 2015, que alcanzó un 5, 1% del PIB cuando el objetivo fijado por la Comisión Europea era del 4, 2%. El desempleo se mantiene como el segundo más elevado de la comunidad económica, únicamente por detrás de Grecia.

La Comisión Europea no decidirá hasta julio, pasadas las elecciones, si multa a España por déficit excesivo. Para evitarlo, Rajoy se comprometió ante Bruselas, en una carta publicada por el diario El País, a tomar las medidas necesarias para reducir el déficit.

Sin embargo, fue su Ejecutivo quien decidió reducir los ingresos públicos avanzando a 2015, justo antes de las elecciones, una reducción del impuesto sobre la renta prevista para 2016.

Paralelamente, la caída de los salarios, favorecida por su reforma del mercado laboral, redujo las cotizaciones de la seguridad social, agravando su déficit, y la mayoría de comunidades autónomas, responsables de la sanidad y la educación, fueron incapaces de cuadrar sus cuentas.

Aun así, el PP asegura que una nueva reducción de la fiscalidad favorecería el consumo e impulsaría la creación de empleos y la recuperación económica.

"Es perfectamente ajustable y coordinable el objetivo de reducción de déficit con dicha reducción del IRPF (Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas)", declaró el ministro de Economía, Luis de Guindos.

"No nos lancemos a vender humo, que para eso ya está Podemos", ironizó Rivera. Todos los sondeos pronostican hasta ahora un resultado muy similar al de diciembre: el PP en cabeza, PSOE y Podemos disputándose la segunda posición y Ciudadanos como cuarta fuerza.

Sin ningún partido proponiendo nuevas alianzas, muchos analistas prevén que en esta ocasión los socialistas y los centristas podrían dejar gobernar en minoría a los populares.


Sobre esta noticia

Autor:
Redacción Política (31941 noticias)
Fuente:
AFP
Visitas:
1812
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.