Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Notodoalrojo escriba una noticia?

Previa Singapur 2017: ¿Qué ocurrió en 2016?

11/09/2017 02:05 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Rosberg recuperó el liderato de 2016 con un fin de semana impecable en la noche del pequeño país asiático. Nico venció a su compañero, a unos Red Bull amenazantes y a los problemas recurrentes en los frenos de su coche. Dominó cuando tenía que dominar, aguantó cuanto que tuvo que aguantar y, siempre, con un ritmo incapaz de igualar por los demás. El germano venció en una de las pocas pistas comprometidas para Mercedes y lo hizo en el momento que más lo necesitaba. Gracias a la victoria recuperó el liderato que ya tuvo durante las 10 primeras carreras del año. Si no vencía este haría historia a la inversa al convertirse en el primer piloto que no lo ganaba tras llevarse el triunfo en 8 citas durante un año; o que no lo hacía tras hacer pleno en las 3 primeras carreras (él logró 4); o que no lo consiguía después de sumar 7 victorias consecutivas..., pero si lo hizo y, en gran parte, por esta victoria.

El ganador del campeonato de 2016 escapó de unos primeros metros muy complicados que provocó un Verstappen que salió fatal. El holandés se convirtió en un estorbo en los primeros metros que muchos tuvieron que esquivar: Hulkenberg fue el primer y mayor perjudicado al destrozar su coche tras chocar con Sainz e impactar con Button. El madrileño y el británico acabaron sufriendo un similar destino al del germano en una carrera que prometía para los tres. El incidente que perjudicó a este trío, también a un Bottas con una día aciago, benefició a varios pilotos, sobre todo al que más posiciones ganaba en los primeros metros. Alonso, que salía 8º, llegó a colocarse en paralelo con el 4º. El español sustentó en esa gran salida una buena actuación para ser el primero del resto del mundo. No pudo alcanzar ni contener a los 6 pilotos de los tres mejores equipos pero sí lo logró sobre los demás. Buenos puntos para el español y un McLaren que no alcanzó el buen rendimiento que se presuponía iba a alcanzar.

El discreto papel de los de Woking pasó algo desapercibido por el buen trabajo de Alonso y las carencias de otros. Williams parecía tener opciones de puntuar pero todo les salió mal; los Toro Rosso y los Force India estaban en mejor forma que los McLaren pero por diversos motivos también terminaron por detrás del coche del asturiano. Aún así, entre ellos encontramos a los principales animadores de la cita en la zona media de la parrilla, sobre todo a un Kvyat que fue el otro piloto que se reivindicó en la noche de Marina Bay. El ruso no le puso nada fácil las cosas a nadie, menos aún a un Verstappen en el que veía reflejada y aumentada su caída de rendimiento. Su pelea durante vueltas fue uno de los mejores momentos de 2016, sólo empañado por algún comentario fuera de lugar de Max y que alimentaba las críticas de sus detractores: ser un gran piloto también exige aguantar el tipo y saber que los demás también corren y están mirando por sus intereses. Tras él llegó un Magnussen que demostraba la mejoría de los motores Renault a lo largo de la temporada, y que llamaba a las puertas de su continuidad en la F1 en 2017.

Continuidad es lo que no tenía Ferrari con sus estrategias. Un fallo tiró por tierra el trabajo de Kimi, que aprovechó un error de Hamilton para rozar un podio que perdió por la indecisión de los estrategas del equipo de Maranello. El que defendía el título llegó a soñar con alcanzar al segundo clasificado y presionar a su compañero pero pronto vio que se tenía que preocupar de lo que venía por detrás y no de lo que no podía presionar. Lewis se vio superado en todo momento por un Rosberg muy superior y sólo el acierto de su equipo le aupó al podio. A los dos hombres de Mercedes les acompañó un Ricciardo que, o por seguir a los germanos o por iniciativa de Red Bull, llegó a presionar a Nico durante unas últimas vueltas apasionantes. Al australiano, 2016 le empezaba a deber una victoria que por justicia le llegó en la siguiente cita. Su pilotaje y resultados le debían encumbrar al grupo de los grandes pilotos de la actual parrilla de la F1, pero algunos se resistían (y se resisten) a verle entre los mejores, lugar donde si está y donde debería acompañar a un Vettel que se estaba acostumbrando a sufrir los sábados y brillar los domingos a base de remontadas.


Sobre esta noticia

Autor:
Notodoalrojo (52 noticias)
Fuente:
notodoalrojo.com
Visitas:
1270
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.