×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
32
Posición en el Ranking
4
Usuarios seguidores
Sus noticias
RSS
  • Visitas
    2.515.846
  • Publicadas
    436
  • Puntos
    70
Veces compartidas
2.072
¡Consigue las insignias!
Trimestrales
  • 10º
Recientes
Visitas a noticias
Hace 3d

La huida in extremis del viejo Borbón por concatenada relación con la corrupción, deja el legado monárquico a la intemperie lo que contribuye a su resquebrajamiento, situando con ello al régimen del 78 al borde del abismo

Tras su ajetreada y escandalosa vida pública, el principal heredero del franquismo huye del país en un intento de escabullir a la desesperada de su ilícito enriquecimiento, huida simultánea con el juicio sobre la titularidad del Pazo de Meirás, un inmueble señorial que fue residencia veraniega de su antecesor en el cargo quien siguiendo idéntico patrón de conducta también incrementó su patrimonio mediante prácticas prácticas "ilícitas".

Coincidencia que no debe extrañar lo más mínimo pues los estrechos lazos de relación entre dictadura y monarquía vienen de viejo, al menos eso es lo que indica la Ley franquista de Sucesión en la Jefatura del Estado, en la que ya el dictador establecía en 1947 que el Estado Español era un “reino” cuya vacante de monarca ostentó él mismo hasta que eufemísticamente se consumó con su muerte el “hecho sucesorio”

Cabe referir al respecto que un año después de la proclamación de aquella Ley, en un acto de mutuo acuerdo entre las fuerzas vivas de la dictadura y la realeza borbónica se dispuso que Juan Carlos de Borbón con solo 10 años, se sometiese a la tutela de Franco como sucesor al trono que el dictador ratificó en 1969, siendo educado para tal cometido en los principios franquistas del Movimiento Nacional.

Tras la muerte en 1975 de su patrocinador se pusieron en funcionamiento los mecanismos sucesorios, posibilitando así que en noviembre de ese mismo año el príncipe Juan Carlos fuese proclamado rey de España con el refrendo de las antidemocráticas e espurias Cortes franquistas. Nombramiento por tanto, que contando con la “legitimidad del régimen”, careció en todo momento de acreditación democrática lo que detrae toda validez al mismo.

Para tomar conocimiento de la situación se ha de precisar que las elecciones de 1977 con el Borbón en la jefatura del Estado, se celebraron con un amplio sector de la izquierda ilegalizada, multitud de presos políticos en las cárceles y una represión que en nada se diferenciaba de las horas duras del franquismo, es decir, con plena vigencia de la dictadura en el poder, repitiéndose idéntico escenario en el referéndum de la Constitución monárquica del 1978, que el rey juraría en un ejercicio de aberración sin precedentes, con la intención de crear una fachada “democrática” que lo desligase del legado del dictador .

Este país más que velar por la continuidad de la monarquía debe poner todo el empeño en fortalecer su funcionamiento democrático,

Por tanto, la versión que se nos cuenta sobre la Transición no pasa de ser una adulteración histórica, pues lo cierto fue que el papel del monarca más que garantizar un tránsito real a la democracia, lo que hizo fue neutralizar esa finalidad al solo objeto de obstruir la voladura del franquismo, para cuya estrategia utilizó inclusive el golpe de estado del 23F, que orquestado por estrechos colaboradores de la Casa Real le sirvió para desvincularse del mismo a través de su famoso discurso en TVE y con ello erigirse en “héroe de la democracia”, aun cuando con aquella maniobra lo que consiguió fue afianzar conscientemente la continuidad del franquismo o lo que es lo mismo apuntalar políticamente la ofensiva neoliberal que es quien tras aquel punto de inflexión marcó el rumbo del país.

Un desenlace que no podía tener versión distinta cuando el régimen del 78 no solo es la garantía de los intereses del IBEX 35, sino también de la impunidad y continuidad del antiguo régimen, creando con ello las condiciones propicias para que proliferasen sin riesgo los escándalos de corrupción y personales del Rey emérito quien desde su llegada al trono, utilizando el aparato del Estado ha conseguido acaparar una de las mayores fortunas del mundo y cuya cuantía se cifra en la actualidad en la nada desdeñable cifra de 2500 millones de dólares de cuestionable legalidad .

Sobre tal proceder no caben relatos idílicos ni propaganda cortesana como argumento para justificar los excesos cometidos por el ex jefe de Estado; resultando bochornoso que los acólitos monárquicos en vez de plegarse a los acontecimientos y proceder en consecuencia nos quieran hacer tragar de nuevo con el recurrente papel del “mito de la Transición”, cuando este país más que velar por la continuidad de la monarquía debe poner todo el empeño en fortalecer su funcionamiento democrático, de tal modo que no tengamos que enterarnos del desenfreno borbónico por una investigación de la justicia suiza.

Y en esta tesitura, sumidos en una crisis de Estado sin precedentes la complejidad está servida, pues en tanto los partidos del Régimen del 78 se niegan a investigar las corruptelas de la monarquía, contrariando su actitud, el grueso social cada vez mas indignado con el papel de la corona y harto de la situación creada opta en mayoría por abolir el régimen monárquico como única medida eficaz y consecuente para mejorar el futuro de nuestro país.

Más recientes de Galdo Fonte

Desempleo endémico

Desempleo endémico

De persistir anclado en el neoliberalismo es materialmente imposible erradicar el desempleo, y tan solo con el impulso de políticas de crecimiento, el reajuste de los sectores productivos y la promoción empresarial se podrá efectivizar ese objetivo 06/08/2020

Europa empieza en los Pirineos

Europa empieza en los Pirineos

La Unión Europea no ha mudado en nada sus políticas ni su proyecto en relación a la crisis anterior, lo que sumado a las ambiguas condiciones del Plan de Reconstrucción, indica que contra lo que dice la clase política la aplicación de recortes sociales está a la vuelta de la esquina 30/07/2020

¿Donde va Podemos?

¿Donde va Podemos?

El desplome de Podemos no tendrá reversión en tanto se mantenga el anacronismo bolchevique como estrategia de afianzamiento en el poder, y no se opte por la reconciliación con la democracia participativa haciendo que las decisiones se tomen de abajo hacia arriba y no al revés 23/07/2020

¿Izquierdas o derechas?

¿Izquierdas o derechas?

Cuando la derecha que va repartiendo doctrina sobre ética pública cobija al narcotráfico, y la izquierda desde su arrogada superioridad moral da refugio a la pedofilia, sobra decir que toda diferencia entre ambas es parte intrínseca de su propia impostura 12/07/2020

12 Julio: El espejo

12 Julio: El espejo

El hundimiento electoral de Unidas Podemos además de convertirse en su unción, hace inviable el desalojo de Feijóo de la presidencia de la Xunta, a pesar de la nefasta gestión desempeñada y de la desastrosa situación de crisis política e institucional que vive nuestra comunidad 09/07/2020

Mostrando: 1-5 de 434