×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×

ConsultorartesanoMiembro desde: 06/07/10

Consultorartesano

http://blog.consultorartesano.com/

0
Posición en el Ranking
0
Usuarios seguidores
Sus noticias
RSS
  • Visitas
    2.980.863
  • Publicadas
    1.771
  • Puntos
    0
Veces compartidas
194
¡Consigue las insignias!
Trimestrales
Recientes
Visitas a noticias
Hace 3d

Si hay un libro que refleja de alguna manera las nuevas lógicas de los negocios de los tiempos actuales, basados en informaciómo materia prima básica, ese es Organizaciones Exponenciales: Por qué existen nuevas organizaciones diez veces más escalables y rentables que la tuya (y qué puedes hacer al respecto). Es un libro de autoría compartida entre Salim Ismail, Michael S. Malone, Yuri Van Geest, aunque es el primero de los tres quien suele aparecer muchas veces como autor. El libro repasa una serie de características de estos nuevos negocios tan alejados del estándar al que estábamos acostumbrados cuando nos referíamos al crecimiento de una organización. Al comienzo del libro se aporta esta definición:

Una Organización Exponencial (ExO) es una cuyo impacto (o resultado) es desproporcionadamente grande ?al menos diez veces superior? al compararla con sus iguales, gracias al uso de nuevas técnicas organizativas que se sirven de las tecnologías aceleradoras.

Todo tiene que ver con el crecimiento. Crecer, crecer, crecer. Que se lo digan a Amazon, por ejemplo. Bueno, o a cualquiera de los gigantes empresariales que hoy dominan el planeta. Sean los occidentales GAFAM o la versión asiática BATX. Da igual, el caso es que el paradigma imperante de éxito es crecer. Aquí cerca tenemos también el ejemplo del trabajo de Javier Creus y su equipo alrededor de lo que denominaros Pentagrowth. Ya sabéis, no obstante, que la obsesión por crecer tiene también su otra cara de la moneda y, aunque con mucho menos bombo mediático, toda la preocupación actual por la sostenibilidad pasa, en parte, por leer con atención algunas propuestas que nos llegan del decrecimiento. Como bien puedes leer en la Wikipedia:

La conservación del medio ambiente no es posible sin reducir la producción económica que sería la responsable de la reducción de los recursos naturales y la destrucción del medio que genera, que actualmente estaría por encima de la capacidad de regeneración natural del planeta. Además, también cuestiona la capacidad del modelo de vida moderno para producir bienestar. Por estas causas se oponen al desarrollo sostenible. El reto estaría en vivir mejor con menos .

Más sobre

Para el que nos han vendido durante tanto tiempo como único sistema tras la caída del muro de Berlín, el capitalismo global, no había duda alguna: hay que maximizar el valor para el accionista. Se necesita facturar más y generar más y más beneficios. Es un axioma, no hay otra posible alternativa. Eso sí, de un tiempo a esta parte, cualquier gigante multinacional se ocupa de aplicar múltiples capas de greenwashing y lo que haga falta para disfrazar de piel de cordero lo que no deja de ser una pelea brutal por cuota de mercado.

Las lógicas de las organizaciones exponenciales llegan incluso a plantear que las personas no forman parte ya del corazón de una empresa. Si puedes utilizar una mano de obra etérea, contingente, just in time, que no pese demasiado en tu cuenta de resultados, mejor. Se insiste en aprovechar las nuevas dinámicas de empleo fragmentado y de que sean los algoritmos quienes hagan parte del trabajo de repartir tareas a los humanos. Mediante aprendizaje automático y aprendizaje profundo, no hay por qué desaprovechar el nuevo talylorismo digital.

Así pues, las organizaciones exponenciales «aprovechan los recursos externos para conseguir sus objetivos». Por ejemplo, «mantienen un núcleo muy pequeño de empleados e instalaciones, que permiten una flexibilidad enorme mientras los márgenes remontan«. La cita es textual del libro de Ismail y compañía. Más con menos. Nada de cargarse de estructura. Los nuevos negocios deben volar, despegarse de la realidad y jugar en levitación. Si hace años pensábamos en negocios como las grandes petroleras o los gigantes de automoción con sus fábricas llenas de piezas físicas, hoy el triunfo viene de la mano de los negocios basados en información. Menos plantilla, mayores resultados y beneficios.

¿Cuál es el mensaje que lanzamos a la ciudadanía de a pie? Ya sé que me repito: los seres humanos, en el mercado laboral, caminamos directos a la irrelevancia. No será allí donde encontraremos la realización a nuestras aspiraciones. Las nuevas leyes empresariales han puesto en liza una nueva liga en la que no podemos competir ni en fuerza ni en inteligencia contra robots y algoritmos. Tenemos, como personas, que reinventarnos. El trabajo, tal como lo entendimos, salta por los aires.

Imagen de www_slon_pics en Pixabay.

Más recientes de Consultorartesano

La economía del bien común y la empresa abierta

La economía del bien común y la empresa abierta

No cabe duda de que uno de los movimientos más atractivos en las fechas recientes es el de la economía del bien común. La propuesta, vinculada al movimiento Attac, está muy estructurada y lleva ya cierto tiempo sobre la mesa como para tenerla en cuenta 04/12/2013

El buen gobierno de las organizaciones abiertas

Hace unos días comentaba una ponencia que tengo que impartir en la inauguración de las VIII Jornadas Compartim. Pues bien, en este artículo adjunto la presentación 03/12/2013

Google+, LinkedIn, Twitter y Gmail: de nuevo más es menos

Google+, LinkedIn, Twitter y Gmail: de nuevo más es menos

Sigo con otro buen ejemplo de ‘más es menos’ en esto de la web social. Me refiero a la gestión de contactos. Fijaos que no he puesto Facebook, que lo lía todavía un poco más. Bueno, vamos al caso: prueba a organizar de una forma ‘lógica’ esa jartá de contactos que tienes 01/12/2013

Tan lejos, tan cerca

Tan lejos, tan cerca

Seguirá el tiempo casi detenido. Abajo, junto al mar, las olas se empeñarán en repetir su embestida con una insistencia enfermiza. El paseo poco a poco va cediendo ante la fuerza del agua. Es cuestión de tiempo que pierda la batalla. Los humanos siempre igual 01/12/2013

La inviabilidad del trabajo bien hecho

La inviabilidad del trabajo bien hecho

Lo estoy escuchando con más frecuencia de lo deseable. El coste de las cosas bien hechas en la empresa puede conducir a la inviabilidad del proyecto, sobre todo si lo haces desde una pequeña empresa 29/11/2013

Mostrando: 1.751-1.755 de 1.771