×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
0
Posición en el Ranking
0
Usuarios seguidores
Sus noticias
RSS
  • Visitas
    229
  • Publicadas
    7
  • Puntos
    0
Veces compartidas
1
¡Consigue las insignias!
Trimestrales
Recientes
Visitas a noticias
01/09/2014

Las reformas camufladas de enmiendas constitucionales que propone el presidente Correa, son entre otras cosas, la sepultura de los cambios revolucionarios que se plantearon al inicio de este proceso.

 Que fueron configurados en el texto de la actual constitución, allanando el camino para el oprobioso regreso al pasado. El resto es cemento y asfalto.

La esencia de la renovada constitución de Montecristi, se sustentaba en varios principios que fueron el detonante para acabar con la partidocracia y que llevaron al poder a Correa con gran apoyo popular. En el 2005, el grito generalizado fue, “Que se vayan todos” y la bandera de cambio se sustancio en la convocatoria a una Asamblea Constituyente, que tuviera como uno de sus objetivos, la Reforma Política, esto es, relegitimar la institucionalidad del estado, que garantizara derechos y libertades de nuestro pueblo y que la participación ciudadana se ejerciera protagónicamente, dando paso a una nueva forma de democracia. En buen romance, esto quería decir, independencia de las funciones del estado. No politización de la justicia, ni de la autoridad electoral, ni de los organismos de control. Elevar a nivel constitucional la defensa de las libertades y derechos largamente reivindicados por nuestro pueblo. Ejercer una democracia participativa que permita al ciudadano empoderarse de los procesos de desarrollo y al País estrenar la igualdad de oportunidades para todos los ecuatorianos.

“La reelección indefinida es monárquica”

La reelección indefinida del Presidente de la República y demás dignidades de elección popular, son un contrasentido al pensamiento democrático de la actual carta magna, que busco corregir la democracia de papel que nos impuso la partidocracia durante largos años. Para descifrar lo que significa esta propuesta, cito a Lula da Silva: “La reelección indefinida es el inicio de una pequeña dictadura”. O a Pepe Mujica: “La reelección indefinida es monárquica”. En las democracias contemporáneas y me refiero a las de este siglo de corte progresista, así como en el sustento filosófico del socialismo el siglo xxi, se entiende a la democracia como el medio en el cual se cuaja la conciencia política de las masas, que permite a la sociedad avanzar, que garantiza la participación igualitaria de los ciudadanos, que procrea nuevas figuras políticas, que preconiza como fundamento, la alternabilidad en el manejo del poder ya que impide sustancialmente, la entronización de gobiernos autoritarios y despóticos que se asemejan más a dictaduras. ¡Reelección para siempre, jamás en democracia!

“La reelección indefinida es el inicio de una pequeña dictadura”

Más recientes de Chupa Mango

¿El fin del correismo?

Un grito de rebeldía se escucha por las calles del Ecuador: “Fuera Correa fuera” 14/07/2015

La Agreción a Venezuela

Declaración del presidente Obama decretando emergencia nacional en EE.UU. por el peligro que representa Venezuela para su seguridad 28/03/2015

El Norte de Correa

“A los políticos hay que conocerlos por lo que hacen no por lo que dicen” 19/01/2015

El Estado Islamico

¿Quiénes son los yihadistas del Estado Islámico? ¿De dónde surgieron? ¿De dónde proviene su poderío militar? ¿Quién los financia? ¿Quién los entrena? 22/10/2014

Las enmiendas constitucionales II

Se cocina a fuego lento desde la Asamblea Nacional, las pretendidas enmiendas constitucionales que buscan legalizar la práctica de gobierno que ejerce el presidente Correa 22/10/2014

Mostrando: 1-5 de 6