Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ricardo Marquez escriba una noticia?

“El Outsider” la historia (aún por escribir) de Julio Guzmán y las elecciones en el Peru

30/12/2015 02:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Como un candidato desconocido y sin recursos esta logrando captar la atencion del electorado peruano

 

                                                   

Las elecciones en el Peru se acercan a pasos agigantados y el panorama está cambiando de manera insospechada.  En los últimos días o semanas ha aparecido un fenómeno llamado Julio Guzmán que está haciendo un trabajo silencioso y casi de hormiga (literalmente), el cual le está dando resultados muy importantes. Este candidato está haciendo una propuesta diferente y que a muchos peruanos les llama la atención de manera muy positiva. Las propuestas de este candidato son muy serias, son modernas y están respaldadas por un record de trabajo y conducta impecables. En resumen, Julio Guzmán, al igual que la mayoría de peruanos al parecer está harto de los mismos dinosaurios (como el bien los llama) y políticos tradicionales y está dispuesto a trabajar por su país. Sus propuestas en educación, seguridad ciudadana, política económica, simplificación del aparato burocrático y cambios estructurales en el obsoleto y complicado sistema peruano, unidos a una posición de intolerancia a la corrupción y las clásicas coimas y negociados del estado y sus compinches, están calando hondo en la gente que quiere un cambio real y que lo empieza a ver como una alternativa seria ante los de siempre.

Yo, como peruano que vive en el extranjero desde hace más de tres décadas (fui uno de los que se fue en la época del primer gobierno aprista), veo a una persona honesta, profesional, sin rabo de paja, con una propuesta coherente y que trae un aire fresco al desgastado panorama político del Peru. El país está cansado de los García, los Fujimori, los Toledo, los Humala y de los mismos congresistas ineficientes y holgazanes de siempre, que salvo honrosas excepciones, han hecho del congreso un circo y un lugar de reuniones sociales sin ningún beneficio para el pueblo.  Este candidato está rodeándose de gente profesional y honesta que podrían aportar muchísimo al desarrollo del país, y que sobre todo podrían cambiar el sistema tradicional peruano y darle al pais el despegue que necesita para terminar de consolidar el enorme potencial que el Perú tiene en recursos naturales y material humano.  Esta propuesta está poniendo nerviosos a los candidatos que en este momento aparecen como favoritos en las encuestas.

En el año 90 sucedió un fenómeno poco común en las elecciones presidenciales peruanas, un desconocido sin dinero para su campaña y sin una plataforma política ni un partido tradicional en la política del país, salió elegido presidente del Peru.  Este “outsider” fue Alberto Fujimori, el hoy encarcelado ex-presidente peruano. En esa época el país salía de un desastroso primer gobierno de Alan Garcia Pérez quien dejo la economía en ruinas, al país aislado de la comunidad internacional (se negó a hacer los pagos de los compromisos adquiridos por gobiernos anteriores), en un caos total y a la población sin esperanzas y más pobre que nunca en su historia. Cuando empezó la carrera por la presidencia el candidato con mayores posibilidades era Mario Vargas Llosa, quien con un discurso liberal y de economía de mercado (que era poco convincente para el peruano común), representaba prácticamente la única ruta de escape para el golpeado pueblo. Las encuestas lo daban como favorito y no porque la gente lo quería y se identificaba con él, sino porque no había otra opción visible que pudiera sacar al país del hueco en el que se encontraba. Vargas llosa formo una alianza con el PPC y con Acción Popular, dos partidos tradicionales de la política peruana.  Esta alianza se llamó Fredemo (Frente Democrático) y se enfrentaba al candidato aprista Luis Alva Castro, quien jamás tuvo posibilidades reales (aunque finalmente quedo en un sorprendente tercer puesto con alrededor de 22% de los votos); y a un grupo de candidatos izquierdistas entre los que se encontraban Henry Pease y Alfonso Barrantes, que no tenían el apoyo del pueblo peruano y estaban rezagados en las encuestas.  En este contexto apareció casi sin que nadie se diera cuenta el outsider Alberto Fujimori, el resto es historia, paso a segunda vuelta con casi la misma cantidad de votos que Vargas llosa y finalmente ganó la elección.  

En el año 90 sucedió un fenómeno poco común en las elecciones presidenciales peruanas, un desconocido salió elegido presidente del Peru

En esa época yo fui testigo de excepción del tsunami llamado Alberto Fujimori, mi trabajo como vendedor en las zonas más pobres del cono norte de Lima, me permitió ver como de la noche a la mañana el chinito del tractor se convirtió en el abanderado de un pueblo que no quería a un “pituco” de presidente, pero al cual no le quedaba “otra”. Faltando días para las elecciones y cuando ya no se podían hacer públicos los resultados de las encuestas, el pueblo se unió (para bien o para mal) y decidió darle la oportunidad al chinito del tractor, al desconocido. En esos últimos días Fujimori logro el objetivo y se metió en la carrera ganándola finalmente.

Esta campaña de Julio Guzmán me recuerda mucho esa coyuntura, con la diferencia de que Guzman tiene un plan bien definido y un buen equipo de profesionales, y la forma en que el pueblo se identificó con el candidato que menos posibilidades tenía y ante el cual los favoritos y los de siempre prácticamente se unieron para atacar y tratar de derrotar. No sabemos si finalmente Julio Guzmán ganara las elecciones, ojalá lo haga y lo digo con absoluto convencimiento de que es la mejor opción para el pais.  Pero si puedo decir, que a mí no me sorprendería que termine pasando a segunda vuelta y finalmente ganando las elecciones. Todo dependerá de el mismo Julio, de cómo termine de comunicarle al pueblo su propuesta y como navega estos últimos tramos de las movidas aguas electorales del Perú, que seguramente le tienen reservadas varias tormentas (y un buen numero de ataques) antes de llegar a buen puerto.  


Sobre esta noticia

Autor:
Ricardo Marquez (9 noticias)
Visitas:
4841
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.