Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ing.ricardo Díaz Pelaez escriba una noticia?

Ocean Blue

25/10/2019 12:14 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La temática de Ocean Blue busca mostrar la necesidad de dejar a un lado la competencia tóxica o destructiva que existe en las empresas a través de la ampliación de los horizontes del mercando y generando valor a través de la innovación

 

Aplicación del océano azul dentro de los mercados internacionales como alternativa de expansión a nuevos territorios. 

Resumen:

Los términos de océano azul y rojo para ejemplificar de una mejor manera cómo está separado el mercado hoy en día. Mencionando que los océanos rojos son todas las industrias o empresas que existen y compiten entre ellas. En este espacio de mercado se encuentra toda la competencia de productos y de precios donde todos luchan por ser los líderes. Mientras que los océanos azules los define como las empresas o productos que aún no existen, haciendo la comparación como un mercado o área de oportunidad desconocida, inexplorado y sobre todo sin competencia. Tiene similitud con el océano rojo ya que el espacio o tamaño es bastante profundo y poderoso en términos de oportunidades y de crecimiento rentable. Se define al océano rojo como un mercado que a pesar de ser muy conocido es bastante peligroso ya que si se busca entrar ahí se deben aceptar las reglas que “por default” existen, en este tipo de mercado se entra con una cuota fija o en otras palabras, si tu quieres incluir un producto te debes adaptar a los precios o cuotas de tu competencia, lo cual es bastante complicado ya que al principio si quieres generar ganancias o si quieres que los clientes empiecen a conocer tu producto, ganando en cierta forma fama o que seas más conocido, deberás mal baratar tu producto causando así un gran riesgo de pérdidas provocando que tu empresa reduzca las posibilidades de crecer.

 

Introducción

 

La temática de Ocean Blue, como es en español océano azul busca mostrar la necesidad de dejar a un lado la competencia tóxica o destructiva que existe en las empresas si es que se busca o desea ser un ganador en el futuro, a través de la ampliación de los horizontes del mercando y generando valor a través de la innovación.

 

Se hace referencia a 2 tipos de océanos: el azul y el rojo. Los océanos rojos son los que representan a todas y cada una de las empresas o industrias que existen en la actualidad y los océanos azules simbolizan todas las ideas nuevas de negocio que día a día son desconocidos.

 

Tipos de Océanos.

 

La estrategia de los Océanos azul y rojo fue creada por W. Chan Kim en el año de 1990 buscando dejar de lado la competencia que existe en las empresas, tratando de mostrarles el gran área de oportunidad que podrían tener si intentasen ampliar el mercado a través de la innovación, mencionando también que algo que necesitan las empresas para lograr el éxito es dejar de competir entre ellas.

 

En los Océanos rojos existen límites para las industrias los cuales están perfectamente definidos y los mismos son aceptados tal cual. En este tipo de océanos también se establecen algunas reglas para el juego competitivo y se encargan de que sean conocidos y aceptadas por todos. Hoy en día, todas las empresas o la mayoría, tratan de vencer o superar a los rivales compitiendo directamente en la cuota del mercado, por fortuna o desgracia, cada día van apareciendo nuevos competidores, provocando que las posibilidades de crecimiento, beneficios o éxito vayan disminuyendo debido a la excesiva cantidad de productos los cuales se estandarizan al máximo y la competencia se torna agresiva. (Chan Kim, 1990).

 

Mientras que en los Océanos Azules la situación es muy diferente, su principal característica es la creación de nuevos mercados o productos en ciertas áreas que no están explotadas en la actualidad provocando así una gran área de oportunidad para generar un crecimiento rentable y sostenido a largo plazo.

 

Existen océanos azules que no tienen ningún tipo de similitud con las industrias actuales, a pesar de que la mayoría de las industrias que optan por participar en el mercado azul surgen o se crean a partir del mercado rojo al buscar expandirse a nuevos horizontes.

 

Regresando al tema de los océanos rojos, estos siempre serán importantes y estarán vigentes en el mundo de los negocios, pero es importante tener en cuenta que la oferta en algún momento superará a la demanda en la mayoría de los sectores, debido a que competir en alguno de los mercados cada vez se irán reduciendo por la sobre población de las empresas que participan en el mismo, por lo cual es necesario mantener un alto rendimiento para sobrevivir.

 

Algunas empresas optan por ocupar el pensamiento estratégico tradicional en la lucha que se da en los océanos rojos, donde la competencia y la victoria es lo más importante. Esto se aplica en parte debido a que las estrategias corporativas está enormemente influenciadas por las estrategias militares.

 

Descrita por los autores del libro La estrategia del océano azul, las estrategias que se implementan tienen mucho en común con las estrategias militares previamente mencionadas, ya que estas estrategias tienen que ver con el enfrentamiento directo con un adversario y por la disputa de los determinados territorios por la limitación que existe en ellos. Sin embargo a diferencia de la guerra, la historia de las industrias nos muestra que los mercados no siempre han permanecido iguales, si no que han ido apareciendo los distintos océanos azules a lo largo del tiempo.

 

El entrar en un océano rojo va a significar bastantes problemáticas y sin duda los esfuerzos tanto económicos como mentales serán muy diferentes. (Chan Kim, 1990).

 

En el libro de La Estrategia del Océano Azul por W. Chan Kim y Renée Mauborgne crean los términos de océano azul y rojo para ejemplificar de una mejor manera cómo está separado el mercado hoy en día. Mencionando que los océanos rojos son todas las industrias o empresas que existen y compiten entre ellas.

 

En este espacio de mercado se encuentra toda la competencia de productos y de precios donde todos luchan por ser los líderes. Mientras que los océanos azules los define como las empresas o productos que aún no existen, haciendo la comparación como un mercado o área de oportunidad desconocida, inexplorado y sobre todo sin competencia. Tiene similitud con el océano rojo ya que el espacio o tamaño es bastante profundo y poderoso en términos de oportunidades y de crecimiento rentable.

 

Haciendo referencia a lo que es la llamada estrategia del océano azul, se dice que es una estrategia empresarial que tiene como objetivo localizar y atacar nuevas y diferentes formas de ganar mercado de una forma innovadora.

 

La estrategia de océano azul fue creada por W. Chan Kim y Renée Mauborgne en su libro La estrategia del océano azul, en el cuál defienden la importancia que tiene el ser innovador a la hora de participar en un nuevo mercado, ya que el alejarse de la competencia destructiva que existe en el océano rojo se tiene una mejor oportunidad de crecimiento, todo eso se debe a la superioridad y al poder económico que tienen las empresas reconocidas y principalmente a que dicho mercado se encuentra un mercado sobre saturado y muy explotado.

En otras palabras, hacen mención de crear una nueva estrategia ganadora con la ideología de “cero competencia”, al principio podrá ser un poco abrumador o complicado, pero si de verdad logras encontrar las estrategias correctas y si se concentran en explorar nuevos territorios (lo que se denomina como océano azul) tendrán más oportunidad de crecimiento. (Chan Kim, 1990).

 

Se define al océano rojo como un mercado que a pesar de ser muy conocido es bastante peligroso ya que si se busca entrar ahí se deben aceptar las reglas que “por default” existen, en este tipo de mercado se entra con una cuota fija o en otras palabras, si tu quieres incluir un producto te debes adaptar a los precios o cuotas de tu competencia, lo cual es bastante complicado ya que al principio si quieres generar ganancias o si quieres que los clientes empiecen a conocer tu producto, ganando en cierta forma fama o que seas más conocido, deberás mal baratear tu producto causando así un gran riesgo de pérdidas provocando que tu empresa reduzca las posibilidades de crecer.

 

Las reglas antes mencionadas son principalmente conocidas por aquellas industrias o empresas que tienen mayor poder en el mercado dentro del océano rojo, ya que en muchas ocasiones son ellos mismos los que generan grandes cambios en los costos y precios de los productos al estar en constante competencia con sus similares. Las oportunidades de entrar en un mercado como este son muy mínimas, ya que en cuanto mayor competencia exista se necesitan más recursos y esfuerzos comerciales para lograr reconocimiento y una diferencia respecto al resto de productos. (Chan Kim, 1990).

 

Principios básicos del océano azul.

 

- Principio 1: Reconstruir las fronteras del mercado.

 

El proceso de crear o descubrir el mercado de océano azul no se trata solamente de predecir o adivinar las tendencias de una industria o sector, tampoco es conveniente confiar sus ideas o proyectos en aplicaciones de prueba y error ya que pueden existir muchas cosas en riesgo e incluso puede que tengan más por perder que por ganar.

 

El primer principio nos habla sobre la creación de un mercado con ayuda de estrategias que con características sólidas se pueda establecer un proceso estructurado que logre dar buenos resultados en la implementación de las diferentes herramientas a utilizar, si se logra hacer esto de la mejor manera se podrán ampliar los límites del mercado. Existen 5 vías o caminos para poder ampliar el mercado:

 

Primer vía: Nos habla de explorar mercados o sectores alternativos. Ampliando un poco, una empresa día a día se encuentra con muchas dificultades debido a que lucha no solo con los competidores de su propia empresa, si no, con empresas de otros mercados que buscan comercializar productos o servicios alternativos que pueden ser o no, muy parecidos al producto que nuestra empresa ofrece.

 

Segunda vía: Cada sector de mercado es diferente, por lo tal es muy importante explorar las distintas estrategias. En la mayoría de los sectores las diferentes estrategias entre todas las empresas por lo regular se resumen a 2 dimensiones que son: precio y rendimiento de los productos. Cada salto de precio suele llevar consigo una mejora del rendimiento. En el sector del automóvil, Mercedes, BMW o Jaguar compiten entre ellas para liderar el segmento de lujo. Pero es bastante infrecuente que dirijan su mirada a los segmentos inferiores, porque no tienen la impresión de estar compitiendo con Volkswagen, Ford u otros similares.

 

Tercera vía: Explorar la cadena de compradores. Cuando se explora un sector de mercado determinado en general, los departamentos de ventas son creados o se especializan en relacionarse con un solo tipo de compradores. Un claro ejemplo de esto es la industria farmacéutica, ya que sus actividades son organizadas en forma de venta y promoción para los médicos ya que son las personas que se encargan de influir en la decisión final del comprador o de los pacientes.

 

Cuarta vía: explorar nuevos productos y servicios que sean complementarios. Este tipo de sectores son muy escasos cuando hablamos de productos o servicios que son utilizados con total independencia entre ellos. Muy pocas empresas son las que se dedican a preparar lo que puede ocurrir antes, durante o después de que el servicio o producto es utilizado. Por esta razón es una gran oportunidad de cambio ya que se busca encontrar posibles vías para un nuevo mercado dentro del océano azul.

 

Quinta vía: explorar el atractivo funcional o emocional para los compradores. En algunos sectores de actividad se suele encontrar competencia principalmente por el precio del producto o la función del mismo, en muchas ocasiones dicho producto o servicio solo es meramente racional ya sea por lo atractivo que sea o por la utilidad que le den sin importar si lo necesiten o no. En otros casos por el contrario, la competencia del mercado suele citarse girando en torno de los sentimientos o emociones de los compradores. Por dar un ejemplo, la mayoría de las veces es el atractivo del producto se da en consecuencia de la manera en la que las empresas han competido en el pasado, lo cual provoca inconscientemente en los clientes la necesidad por comprar el producto debido a las altas expectativas de los clientes.

 

Por ello, cuando las empresas cuestionan la orientación funcional o emocional de lo que ofrecen, a menudo encuentran un nuevo espacio de mercado. En general, hay dos formas de hacerlo. En los sectores orientados emocionalmente, que ofrecen características adicionales que elevan el precio sin mejorar la funcionalidad del producto o servicio, cuando se deshacen de estos extras y crean un modelo de negocio más simple y de menor precio, pueden atraer a más clientes.

 

A la inversa, en los sectores orientados funcionalmente se puede crear más demanda si a los productos genéricos se les agrega una dosis de emoción.

 

- Principio 2: Centrarse en la idea global, no en números.

 

En la mayoría de las organizaciones, la planeación estratégica es de vital importancia para poder competir en los mercados actuales (llamados océanos rojos), algunas estrategias pueden ser incrementar la cuota de mercado, saber cómo reducir continuamente los costes de producción, etc. Como sabemos, cuando decidimos elaborar un plan estratégico los gestores dedican gran parte de su tiempo buscando números en lugar de salir al exterior y visualizar en carne propia cómo alejarse cada vez más de la competencia. Muchas veces esos planes estratégicos rara vez son una estrategia auténtica, simplemente son meros movimientos tácticos que de realizarse individualmente puede que tengan sentido, pero cuando ya hay un conjunto de ellos no logran mostrar una dirección clara ni innovadora volviendo al problema inicial.

 

Esto nos conduce a la formulación del segundo principio para la elaboración de una auténtica estrategia de océanos azules: hay que concentrarse en la globalidad, no en los números. Proponemos una alternativa al proceso tradicional de planificación estratégica: en lugar de elaborar un documento formal, resulta más recomendable dibujar sobre un lienzo, y de la manera más clara posible, la estrategia que queremos implementar.

 

Lienzo estratégico.

 

El método consta de cuatro pasos, y en la tarea tienen que participar todas aquellas personas que posean un conocimiento profundo del funcionamiento de la empresa y del sector: El cual incluye 2 fases visuales: despertar visual y exploración visual.

 

El despertar visual es la primera fase del segundo principio, donde se llega a comparar a la empresa con sus competidores, lo que se busca es hacer un estudio para conocer a fondo la situación en la que se encuentra para así saber qué estrategias se van a implementar.

Ocean Blue como herramienta para potencializar a los mercados buscando expandirse mediante la innovación de productos o servicios

 

En la exploración visual se necesita plantear todos y cada uno de los cinco caminos o principios, los cuales pueden ser tomados para crear un nuevo espacio estratégico en el mercado.

 

Existen otras 2 faces que son el trabajo de campo (en donde es momento de poner a prueba la estrategia) donde ya los clientes deberán decidir si funciona o no la estrategia y por último la comunicación visual es donde se ve reflejada la situación de la empresa antes y después de las estrategias implementadas.

 

Encontramos también el Feedback: después del trabajo de campo y de elaborar y reelaborar la estrategia es necesario contrastar el boceto de cuadro estratégico y obtener el feedback de los no clientes, los clientes de los competidores y algunos de los clientes más exigentes de la propia empresa.

 

Es probable que durante esta fase, alguna de las variables competitivas que se hayan considerado fundamentales, de hecho, tengan escaso valor para los clientes o no clientes. También puede suceder que alguna variable resulte que no estaba bien expresada o bien se hubiera pasado por alto durante la fase del despertar visual.

 

Y por último, la comunicación visual: llegados a este punto, el lienzo estratégico está terminado. En él se reflejan la situación estratégica actual y la deseable, por contraposición al lienzo de la competencia. Lo más importante es que el resultado pueda comprenderlo fácilmente cualquier empleado.

 

- Principio 3: Ir más allá de la demanda existente.

Son mínimas las empresas que quieren aventurarse a ir más lejos del océano rojo, esto da lugar a la existencia del tercer principio de las estrategias de los océanos azules, que es ir mas allá de la demanda existente.

 

Para correr el riesgo de explorar el océano azul es necesario que las empresas cambien 2 de sus prácticas estratégicas convencionales: una que consiste en centrarse en resolver únicamente las necesidades de sus clientes actuales y la segunda que los conduce a la segmentación de manera excesiva de los mercados.

 

Es importante saber que entre más intensa sea la competencia entre las empresas, más fuerte será el intento de personalización de la oferta de los productos y servicios con el fin de hacerlos únicos y logren resaltar las diferencias de la competencia.

 

Principio 4: Asegurar la viabilidad comercial del océano azul.

 

Acabamos de ver cómo se puede maximizar el tamaño del océano azul que estamos ideando. Pero el recorrido no termina aquí: es el momento del cuarto principio, que supone validar la estrategia para asegurar su viabilidad comercial. (Chan Kim, 1990).

 

El objetivo no es otro que reducir el riesgo que entraña la implantación de una estrategia de este tipo. Para ello, habrá que hallar una respuesta afirmativa a las siguientes cuestiones:

¿Obtendrán los clientes una utilidad excepcional de la nueva idea de negocio?

¿El precio marcado para los productos o servicios está al alcance de la gran masa de posibles clientes?

¿La estructura de costes que tenemos es viable teniendo en cuenta el objetivo de precios que nos hemos marcado?

¿Existen obstáculos para transformar nuestra actual propuesta de valor?

 

La necesidad de ofrecer una utilidad excepcional a los clientes con nuestro nuevo océano azul parece algo evidente. Sin embargo, muchas empresas fallan en este punto al obsesionarse con las tecnologías innovadoras.

 

Barreras para generar océanos azules.

1. Barrera de percepción: Pensada en las organizaciones o empresas que tienen la mentalidad de “Así se ha hecho siempre”.

2. Barreras políticas: Existen en ocasiones muchas problemáticas que imponen los grupos poderosos con intereses en común, ya que en ocasiones pueden interferir con sus intereses personales.

3. Barrera de motivación: que el personal de la empresa se encuentre desmotivado. 4. Barrera de recursos: Las limitaciones que se tengan en cuanto al presupuesto disponible.

Cuándo se puede aplicar la estrategia del océano azul.

1. Se puede implementar donde el modelo de negocio se encuentre en crisis.

2. En mercados altamente comoditizados. Este tipo de mercados se refiere a todas las empresas que se encuentren en el mismo mercado. (por ejemplo: telefonía móvil y tarjetas de crédito).

3. Cuando existe una fuerte presión en los precios y márgenes en la cadena de valor. Esto se deriva de las tasas de rentabilidad y genera una necesidad de salir a la trampa de muchas empresas que las lleva a repensar o cambiar su modelo de negocio. 

Cómo aplicar la estrategia del océano azul

1. Definir el segmento de cliente bajo análisis

2. Definir un equipo de proyecto para la estrategia del océano azul

3. Construir la curva de valor inicial

4. Explorar los seis caminos de la estrategia del océano azul

5. Cocrear con el cliente para validar y generar más ideas innovadoras

6. Priorizar las ideas innovadoras identificadas usando la matriz ERAC

7. Construir la nueva curva de valor y planear la implementación

8. Construir un proceso continuo de innovación.

9. Definir por qué la organización quiere implementar la estrategia del océano azul

 

Conclusión

La temática de Ocean Blue, como es en español océano azul busca mostrar la necesidad de dejar a un lado la competencia tóxica o destructiva que existe en las empresas si es que se busca o desea ser un ganador en el futuro, a través de la ampliación de los horizontes del mercando y generando valor a través de la innovación.

 

Se hace referencia a 2 tipos de océanos: el azul y el rojo. Los océanos rojos son los que representan a todas y cada una de las empresas o industrias que existen en la actualidad y los océanos azules simbolizan todas las ideas nuevas de negocio que día a día son desconocidos.

 

En los Océanos rojos existen límites para las industrias los cuales están perfectamente definidos y los mismos son aceptados tal cual. En este tipo de océanos también se establecen algunas reglas para el juego competitivo y se encargan de que sean conocidos y aceptadas por todos. Hoy en día, todas las empresas o la mayoría, tratan de vencer o superar a los rivales compitiendo directamente en la cuota del mercado, por fortuna o desgracia, cada día van apareciendo nuevos competidores, provocando que las posibilidades de crecimiento, beneficios o éxito vayan disminuyendo debido a la excesiva cantidad de productos los cuales se estandarizan al máximo y la competencia se torna agresiva. (Chan Kim, 1990).

 

Mientras que en los Océanos Azules la situación es muy diferente, su principal característica es la creación de nuevos mercados o productos en ciertas áreas que no están explotadas en la actualidad provocando así una gran área de oportunidad para generar un crecimiento rentable y sostenido a largo plazo.

 

Descrita por los autores del libro Las estrategias que se implementan tienen mucho en común con las estrategias militares previamente mencionadas, ya que estas estrategias tienen que ver con el enfrentamiento directo con un adversario y por la disputa de los determinados territorios por la limitación que existe en ellos. Sin embargo a diferencia de la guerra, la historia de las industrias nos muestra que los mercados no siempre han permanecido iguales, si no que han ido apareciendo los distintos océanos azules a lo largo del tiempo.

En el libro de La Estrategia del Océano Azul por W. Chan Kim y Renée Mauborgne crean los términos de océano azul y rojo para ejemplificar de una mejor manera cómo está separado el mercado hoy en día. Mencionando que los océanos rojos son todas las industrias o empresas que existen y compiten entre ellas.

 

Propuesta de Tesis

 

Implementación de la ideología de Ocean Blue para la creación de un nuevo mercado en el área de fertilizantes.

 

Objetivo

 

Crear un nuevo mercado en el área de fertilizantes en el cual se lleve a cabo la creación de una aplicación para dar soporte o ayuda a los clientes con el fin de conocer qué producto le sirve mejor a su cultivo.

 

Crear un área de ayuda técnica durante y después de la venta de fertilizantes a los productores para proporcionar capacitación continua.

 

Referencias bibliográficas.

 

 

Chan Kim, Renée Mauborgne La estrategia del Océano Azul. Harvard Business School Press. 2005

 

Vargas A. Guía metodológica para la formulación de la planeación estratégica de una empresa del sector construcción y de las telecomunicaciones: Caso Poloingsa. Universidad de Icesi. Santiago de Cali; 2005.

 

Muñoz C. “Diseño de modelo de experiencia de clientes para comercialización de televisión satelital en segmentos C3D, 2009

Tapia, s. (2015). Mixtrategy. Recuperado de: http://www.mixtrategy.com/estrategia-de-oceano-azul/


Sobre esta noticia

Autor:
Ing.ricardo Díaz Pelaez (2 noticias)
Visitas:
4058
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.