Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que 20minutos.es escriba una noticia?

Más obsesión por la vida sana y más obesidad en los últimos 20 años de nuestra historia

24/11/2020 22:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Probióticos, dieta, recetas saludables, cenas saludables, recetas vegetarianas, veggie, comida bio, comida orgánica... Estos son solo algunos de los términos relacionados con la alimentación saludable que copan las búsquedas de internet. Según el informe Healthy Food & Brands realizado por Google en colaboración con Kantar Worldpanel y Lantern el pasado año, las búsquedas que realizan los españoles en referencia a la alimentación han aumentado un 22%, alcanzando los 129 millones, y de ellas, la alimentación saludable representa un 7%, creciendo dos veces más rápido que las búsquedas de comida en general.

El estudio concluye que hasta el 74% de los hogares españoles considera importante seguir una dieta sana, sin embargo, según el último informe elaborado por Unicef, la mitad de la población adulta española padece sobrepeso y, de ellos, un 25% sufre de obesidad. Ante tal paradoja cabe preguntarse, ¿existe realmente una pasión por la vida sana en la actualidad o se trata tan solo de un 'postureo' de cara a la galería? ¿Somos y estamos más sanos en 2020 respecto al año 2000?

«La tendencia es que somos más conscientes de lo que significa llevar una dieta saludable - una vuelta a la dieta mediterránea, a las comidas bajas en sal y azúcar, reduciendo los alimentos procesados... - pero no se trata de modificar solo los hábitos alimentarios sino de comer equilibrado y combinarlo con el ejercicio físico y la ingesta de líquidos», explica a 20minutos María Barado, Máster Universitario en Nutrición Humana Básica y Clínica y profesora del Máster de Nutrición, Obesidad y Técnicas Culinarias de la Universidad Internacional de La Rioja (UNIR). A lo que añade: «que tú ingieras una alimentación saludable no es sinónimo de que estés en un normopeso. Puedes comer muy bien, muy equilibrado, pero también se necesita que haya un balance energético entre el gasto y el consumo. Quizás estamos fallando ahí. Estamos haciendo este tipo de alimentación equilibrada pero sobrealimentándonos».

De modo similar se pronuncia el divulgador y periodista especializado Darío Pescador: «Hay más conciencia y hay más exposición de estos temas pero no quiere decir que el aumento de los artículos y libros que se dedican a la nutrición y la salud se traduzca en que la gente sea más sana y coma más sano». Para Pescador, el origen del problema se encuentra en que «los ajustes que hace la gente en su dieta para comer más sano son 'cosméticos' no de fondo. La paradoja es que mucha gente está comiendo demasiado y, al mismo tiempo, no está nutriéndose lo suficiente. Están comiendo la comida equivocada. Creen que medio pollo les va a perjudicar, lo sustituye por una ensalada y el resto del día tienen tanta hambre que lo pasan picoteando».

Otro de los grandes factores es el sedentarismo. Según refleja el Termómetro del Sedentarismo: «La inactividad física es la responsable del 13, 4% de las muertes al año en España, llevándose más de 52.000 vidas». Casi la mitad de los españoles no practica ningún deporte, no se ejercita, ni realiza ninguna actividad en su tiempo libre que le suponga cierto requerimiento físico.

La deportista Patry Jordán, una de las entrenadoras online españolas más reconocidas a nivel mundial gracias a su plataforma GymVirtual (que actualmente siguen casi 11 millones de suscriptores) tiene claro dónde está el error: «Cada vez tenemos trabajos más sedentarios, menos tiempo y estamos más estresados. Aunque tenemos el concepto de hacer deporte más establecido que hace 20 años no pasa lo mismo con el concepto de movimiento. No vale hacer 45 minutos de deporte y luego no levantarse a coger un folio de la impresora el resto del día. Estar entre algodones, como yo digo, nos hace más débiles y, por extensión, tener cuerpos menos sanos».

El informe sobre la prevalencia de sobrepeso y obesidad en España The heavy burden of obesity , llevado a cabo por la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AECOSAN) y el Ministerio de Sanidad, reflejan que: «En los últimos 30 años la prevalencia de obesidad en España se ha multiplicado por 2, 4».

«Mucha gente tiene la percepción de que come mejor de lo que realmente lo hace porque vivimos un poco autoengañados por lo bio, los productos reales...» reflexiona Patry Jordán, que recomienda «una alimentación consciente, conociendo las calorías y el valor nutricional de lo que comemos y, siempre, dando pequeños pasos y sin pasar de todo a nada en un instante. Cuando el nivel de autoexigencia es muy alto tendemos a tirar la toalla rápidamente».

«Estamos hechos para movernos, nuestra especie ha sobrevivido a base de movimiento. Estar sentados nos produce un estado de inflamación inmediato pero si además estamos sometidos a estrés en el trabajo, la combinación hace que se dispare el sistema de alarma del cuerpo y nos obliga a buscar energía. ¿Y qué es la energía? Azúcar y grasa. Por eso los alimentos supersabrosos que tienen azúcar, sal y grasas producen una sensación de bienestar en el cerebro. Son medicina contra el estrés pero el remedio es peor que la enfermedad. ¿Un consejo? Si viene en una bolsa, no lo comas. Come alimentos enteros. Come comida».

«Al final el ejercicio que funciona es el que se hace, sea en un gimnasio o?gracias a redes sociales. El riesgo mayor es que la gente se quede en el sofá porque ahí sí que le va a doler todo, va a perder su masa muscular y van a surgir los problemas. Es verdad que en internet la gente hace ejercicio a su libre albedrío pero en un gimnasio con 40 o 50 personas también es imposible controlar exactamente la necesidad de ejercicio de cada uno. Por eso siempre digo que no hay un plan de ejercicio al que tú te tienes que adaptar sino que el plan de ejercicio se tiene que adaptar a ti. Si no puedes seguir el ritmo: baja el nivel de exigencia a tus necesidades. Poco a poco te irás sintiendo mejor».


Sobre esta noticia

Autor:
20minutos.es (19115 noticias)
Fuente:
20minutos.es
Visitas:
251
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.