Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Frans escriba una noticia?

18 de Noviembre, Una Lección de Civismo

15/11/2011 01:39 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El 18 de Noviembre se celebra en la ciudad de Loja un año más de independencia Española este 2011 se conmemoran 191 años de aquel acontecimiento histórico para la ciudad

Cuando uno es un niño con mucho esfuerzo nuestros orientadores o por lo menos en mi caso particular trataron de muchas maneras de hacerme entender a través del estudio de acontecimientos históricos lo importante y trascendente que es y será el civismo en el transcurso de la vida, déjenme decirles que muy seguramente equivocaron la etapa de mi crecimiento en la que debían hacerme entender tan importante lección, pues por aquellos días en que yo estaba preocupado del chito que iba a comer en el recreo poco o nada de mi atención otorgaba a mis docentes en ese sentido. Pero la vida es así y los seres humanos a mi entender desarrollamos actitudes sociales entre las que cuento al Civismo de muchas maneras y no solo a través del modo académico.

Llega pues la etapa de la adolescencia en donde el frenesí y la avidez por aprender y entender las cosas son tan grandes que se desarrolla ciertas aptitudes para ir descubriendo, desarrollando y aplicando nuevos conocimientos casi simultáneamente, como diríamos en lenguaje más grueso “en el camino” lo interesante de esto es que es casi un reflejo y no es hasta la madurez cuando volvemos las paginas hacia atrás y a veces con nostalgia recordamos aquellas habilidades innatas, cuando caemos en cuenta lo que capaces de hacer éramos. Bien todo esto viene al caso pues en la adolescencia fue cuando sin proponérmelo aprendí el verdadero significado del Civismo, esto sucedió cuando fui escogido por primera vez a participar en el “desfile cívico estudiantil” representando a mi colegio el “Patrón Bernardo Valdivieso” yo estaba emocionado pues en mi pensamiento de muchacho esto significaba que iba a salir unos segundos en televisión que iba a participar con seguridad en algún acto de irreverencia ante las autoridades de la ciudad (como siempre ha sido característico en el Bernardo) y que conseguiría un nuevo estatus social para mí en el colegio, pues escogidos eran los apenas 100 estudiantes que desfilarían, por lo cual creo que por primera vez en mi vida adolecente estuve agradecido de mi altura y esbeltez (entiéndase = era flacuchento).

Puedo jurar que ese tipo de aliento y aquellos aplausos han sido los más sinceros que escuchado en mi vida

Claro una cosa absolutamente diferente sucedió aquel 18 de Noviembre de 1999, llegue a la calle Bolívar y Catacocha sitio donde comenzaría el desfile para mi colegio, al Bernardo como siempre lo dejaban para el final a medida que los demás colegios desfilaron una sensación de adrenalina llenaba mi cuerpo por completo erróneamente la confundía con nervios por si equivocaba el paso marcial que dos semanas habíamos estado repasando en fin, el penúltimo colegio desfilo y ya listos estábamos muy bien formados esperando el inicio de nuestra banda de guerra para comenzar nuestro tributo a la ciudad, nada pasaba todo en silencio el corazón de todos los jóvenes que estábamos allí parados quería salir del pecho, yo lo notaba en su mirada, después supimos darnos cuenta de la hábil maniobra de nuestros profesores guías al retrasar el inicio de la marcha pues pude notar que el penúltimo colegio en desfilar se perdía en horizonte de la calle y que aquella cara de ansiedad se trasladaba al púbico que abarrotaba la calle bolívar, la gente invadía el asfalto para poder mirar hacia nosotros y buscar explicación del por qué no empezábamos aún, y la única explicación era que ese colegio sabia darse su espacio para entregar a la ciudad de Loja y su gente un verdadero tributo en su honor, y cuando yo estaba mirando todo lo que les he tratado de describir el sonido estruendoso pero excelentemente acompasado de los tambores anuncio el inicio de la marcha marcial que entonaba tan diestramente nuestra renombrada Banda de Guerra, lo cual me indico que inició “la caminata de mi vida”, todo lo que tenía en mi cabeza acerca de la televisión, de la nueva etapa de popularidad en el colegio, del desaire a las autoridades despareció inmediatamente de mi cabeza, nunca hiso falta regresar a ver a mis compañeros para cuidar la sincronización de nuestro paso simplemente lo hacíamos con una precisión que ahora me admira y al unisonó realizábamos nuestros canticos de presentación del colegio y loor a Loja, los aplausos llegaban de la gente que emocionada nos los regalaba, desde la calle las voces de aliento para con nosotros se hacían escuchar, puedo jurar que ese tipo de aliento y aquellos aplausos han sido los más sinceros que escuchado en mi vida, experimenté mientras esto sucedía una sensación de regocijo y orgullo que llenaba mi pecho y apunto estuve de soltar una lagrima por la emoción estaba experimentando el Civismo en su estado más puro.

Casi de inmediato vinieron a mi memoria los esfuerzos en vano de mis profesores de primaría por hacerme comprender e incentivar valores cívicos; nunca pude entenderlos hasta aquel día en que con Hidalguía 99 jóvenes y yo, caminamos por la calle Bolívar impulsados por el Orgullo de ser Lojanos y de celebrar un hecho histórico tan importante para nuestro pueblo como la independencia de la ciudad....Esto era lo que quería compartir gracias por leerlo.

La gente invadía la asfalto para poder mirar hacia nosotros y buscar explicación del por qué no empezábamos aún

Saludos cordiales


Sobre esta noticia

Autor:
Frans (21 noticias)
Visitas:
912
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Empresas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.