Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Givanjs escriba una noticia?

La naturaleza está empezando a pasar factura

17/09/2009 16:44 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

“los rayo UV dañan el ADN de las personas, puede que esto pase siendo niño, pero la enfermedad se presente años después”

A quien no le gusta prender el aire acondicionado en su hogar, oficina, automóvil, para estar cómodo y fresco, uno transita de un aire acondicionado a otro aire acondicionado prácticamente todo el día, a quien no le agrada una bebida bien fría en esos días calurosos, y lo hacemos sin ningún cargo de conciencia, lo único que nos puede detener es la abultada factura por consumo de luz, pensamos que los problemas ambientales del que tanto oímos hablar están muy lejos, allá por la Antártida, ¡A quien le puede importar! Al menos que seas pingüino o foca; que equivocados estamos.

Ya existe un cinturón mortal que rodea la línea ecuatorial de nuestro planeta, amenazando a toda la vida humana, animal y vegetal de esa zona; y todos aquellos que vivimos en esa franja, estamos siendo envenenados sistemáticamente todos los días, con la sobre exposición a la radiación UV, nosotros, nuestros hijos, nuestros nietos y así por los próximos 100 años aproximadamente.

Ya no es tan agradable prender el aire acondicionado, ni se nos apetece la bebida tan fría, ahora estamos analizando con mas detenimiento el daño causado a nuestro único planeta, nuestro hogar, no hay otro.

No importa si eres mexicano, centro americano, colombiano, venezolano, ecuatoriano, peruano, del norte de Brasil, centro africano, hindú o paquistaní, japonés, chino, malasio, del norte de Australia, o de cualquier país que este dentro de este cinturón mortal en la zona ecuatorial. Este es un problema mundial, ocasionado por los famosos países industrializados, y su impresionante poder de producción, no pararon a tiempo para resolver este problema, para muchos de nosotros el tiempo se termino y estamos en la cuenta regresiva, nuestra salud y la de nuestras futuras generaciones están en grave peligro.

Según estudios realizados 1 de cada 10 habitantes de este cinturón mortal podrán contraer cáncer de piel, cataratas y enfermedades que aun desconocemos, “los rayo UV dañan el ADN de las personas, puede que esto pase siendo niño, pero la enfermedad se presente años después”.

La radiación ultravioleta UVI (índice ultravioleta) de 3 a 5 UVI es moderada la exposición, de 6 a 7 UVI es alta la exposición, de 8 a 10 UVI es muy alta la exposición, de 11 UVI en adelante es en extremo alta la exposición, en la línea ecuatorial estamos expuestos a un promedio de 11 UVI a 24 UVI, dependiendo de la altura que estemos.

Los líderes mundiales deben, reconocer este grave perjuicio y que se cubra el gasto presente y futuro, a todos los países afectados

¿Quien va a responder por todos los casos de cáncer a la piel, de cataratas, los tratamientos de prevención, la desertificación de los suelos, la paulatina pero segura extinción de la fauna y vegetación autóctona?, ¿A quien se le pasa la factura?

Los líderes mundiales deben, reconocer este grave perjuicio y que se cubra el gasto presente y futuro, a todos los países afectados.

La firma en 1990, del Protocolo de Montreal, para el control de la emisión del (CFC) clorofluorocarbono, Halones (Extintores), Bromuro (Pesticidas agrícolas), cambiando los países desarrollados de inmediato su tecnología, sobre todo de producción de refrigerantes, acondicionadores y aerosoles; esa firma para muchos países llego tarde, debemos ser compensados, no por caridad, sino por responsabilidad compartida en este grave daño ecológico ocasionado a nuestros países, por los próximos 100 años.

Soluciones aceptables:

1.- El cambio de tecnología a la producción de todos los componentes que destruyen la capa de ozono, que se respete el tiempo limite establecido en el Protocolo de Montreal.

2.- Que se analice una compensación, a cada país perjudicado, tomando en cuenta la población humana afectada (su incidencia en la salud), calidad y capacidad de producción del suelo (que se desertificara), fauna y vegetación autóctona (que paulatinamente se va a extinguir), ya que la capacidad de producción del suelo ira mermando conforme la desertificación avance, afectando la capacidad de producción y el suministro de alimentos. Esta compensación debe ser por el tiempo que la falta de la capa de ozono afecte a los países involucrados.

3.- Crear un banco de semillas por país para salvar la vegetación autóctona que se extinguirá, igualmente preservar la fauna autóctona antes de su extinción, y repoblar los territorios afectados, una vez que este “problema” sea superado.

4.- Dar el status de refugiados a la población de los países afectados y que puedan emigrar y residir sin ninguna restricción a cualquier país de su elección.

Ya es el momento de no solo reconocer el problema, sino enfrentarlo y buscar soluciones dignas y justas, compensando de esta manera todo el daño ocasionado, el hecho de haber desconocido las consecuencias no nos hace menos culpables.

Debemos sentar un precedente, buscar la solución antes que el daño sea irreversible, todos los países perjudicados deben unirse, exigir una justa y digna compensación al daño ecológico presente y futuro.

Según estudios realizados 1 de cada 10 habitantes de este cinturón mortal podrán contraer cáncer de piel, cataratas y enfermedades que aun desconocemos,


Sobre esta noticia

Autor:
Givanjs (3 noticias)
Visitas:
1150
Tipo:
Suceso
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.