Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Luis Fernando Torres escriba una noticia?

Moratoria legislativa

03/07/2010 12:49 1 Comentarios Lectura: ( palabras)

Si la asamblea dejara de aprobar tantas leyes estatistas ganaría el ecuador

A los ciudadanos se les vende, desde el poder, la idea que su vida será más provechosa con más leyes y normas de toda índole. Los propios gobernantes les incitan a los ciudadanos para que reclamen la aprobación de regulaciones normativas. No les informan que, detrás de cada regulación, existe un afán intervencionista de quienes gobiernan. Las leyes y las normas son el vehículo en el que se desplaza el estatismo, la voluntad del poder controlador y absorbente.

A las asambleas legislativas nacionales y seccionales se las suele medir por el número de leyes, ordenanzas y regulaciones aprobadas. Mientras mayor sea el número de actos normativos mejor se las evalúa. No importan ni la calidad de las normas ni sus efectos. Solamente valen los indicadores cuantitativos.

Los constituyentes de Montecristi le dieron una tarea trascendental tanto al “congresillo” como a la Asamblea: aprobar una cascada de leyes, con tiempos cronometrados.

Sabían perfectamente los constituyentes que la legislación era el instrumento ideal para “intervenir” los patrimonios económicos con más impuestos, controlar los datos personales, limitar el aprovechamiento de aguas con fines productivos, debilitar a las universidades, a los medios de comunicación y a los sectores productivos y desarmar a la población frente a la delincuencia.

Fueron bastante ingenuos, para ser benevolentes y no calificarlos de otra manera, los empresarios, ciudadanos, agricultores, juristas, universitarios y periodistas, que demandaban mejores leyes tributarias, de registro de datos, de aguas, de educación superior, de comunicación, de empresas estatales, de competencia, de armas de fuego.

La Constitución, con la debida anticipación, había establecido el contenido de las leyes. ¿Qué se podía esperar de una Constitución estatista?. Simplemente, una mayor intervención del Estado. Esperar algo diferente no pasaba de ser un inocente sueño.

Es un error pedir que la asamblea apruebe buenas leyes

Ante el temible embate de la delincuencia y el sicariato, en la Asamblea circulan varios proyectos de reformas a la legislación penal, con nuevos delitos y penas más altas. ¿Habrá alguien que pueda creer que, con esas reformas, se protegerá debidamente a la ciudadanía de la ola de inseguridad?.

Algo se podría conseguir si se aprobara una Ley para que los delincuentes cumplan sus penas y permanezcan recluidos, mientras exista alguien que les ayude a rehabilitarse. Lamentablemente, no hay propuestas legislativas consistentes en esta materia.

¿Cuál es, hasta ahora, el legado legislativo de la Asamblea?. Más impuestos, menos empleo, más inseguridad, más incertidumbre.

Si, por un tiempo, la Asamblea dejara de aprobar leyes, mejoraría la vida de los ciudadanos.

¿Por qué no hacen con las leyes de comunicación y de educación superior lo que hicieron con la Ley de Aguas, esto es, archivarlas?.

Cuando enterraron la Ley de Aguas, el campo y los agricultores recuperaron la tranquilidad.

¿Cuál sería el efecto de una moratoria legislativa?. El debate se trasladaría de las universidades y del periodismo al desempleo, a la pobreza, a la inseguridad ciudadana, a la estabilidad monetaria, a los deficientes servicios públicos, al costo de vida, temas en que los gobernantes y los asambleístas de turno son vulnerables.

Las leyes aprobadas han afectado a los patrimonios, a la propiedad y han ampliado al estado

(Artículo publicado en el Heraldo de Ambato, con una circulación diaria de 10.000 impresos, y 4000 visitas diarias a su página web www.elheraldo.com.ec)


Sobre esta noticia

Autor:
Luis Fernando Torres (78 noticias)
Visitas:
1018
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

×
¿Desea borrar este comentario?
Borrar
0
+ -
Responder

Ignacio (05/07/2010)

Es muy fácil quejarse. Pero usted como parte de una organización política. ¿Cuáles son sus propuestas respecto de los mismos temas que critica?