Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Carolina Martin escriba una noticia?

Si no luchamos por nuestros derechos, nadie lo hará

05/09/2014 10:20 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Entre tanta palabrería inútil y escandalosos actos, es imprescindible que asumamos nuestro papel social. Somos testigos de una barbarie que nos exige luchar por hacer prevalecer nuestros derechos y nuestra voluntad soberana

 

Sinceramente alabo el ingenio de aquellos asesores políticos que idean estrategias destinadas a engañar a la población. Día a día se superan… Resulta que ahora se utilizan las redes sociales como motores para “inflar” la popularidad de los “protagonistas” de la gran comedia dramática que se está representando, para intentar convencer a la población de una popularidad inexistente. El excelentísimo señor presidente de gobierno cuenta ahora con 67.000 seguidores más en TWITTER que su archi adversario Pablo Iglesias… Según se ha filtrado por ahí, perfiles falsos, creados por empresas que se dedican a crearlos y que por supuesto cobran sus respectivos “honorarios” por ello. La gran pregunta es ¿para qué sirven estos “seguidores falsos”? o ¿Qué fin persiguen aumentando sus seguidores?. ¿Vanidad o auto promoción?

 Podemos o Pablo Iglesias tiene seguidores “reales”, perfiles de personas que lo siguen porque comulgan con sus ideales, con su política y con su partido. Todos ellos indudablemente llegado el día se traducirán en VOTOS. Mientras tanto los perfiles falsos, creados solo para engañar y ensalzar una popularidad inexistente no se traducirán en votos. Este hecho inmoral refleja una vez más los artilugios utilizados por determinado partido político destinado pura y exclusivamente a seguir “engatusando” a la ciudadanía.

Como ya lo he dicho en artículos anteriores el paro sigue aparcado y estancado, no como pretenden hacernos creer que ha disminuido. El gastado slogan de “España va bien” creo que ni un niño de pecho puede creerlo. El verano toca a su fin y como cada año los desempleados se disparan ¿Por qué? Simplemente porque es una gran patraña que el paro ha bajado y lo digo con conocimiento de causa, porque desde hace 32 meses integro ese gran colectivo español. Lo único que se han creado son contratos basuras, temporales y con sueldos menos que mediocres, en condiciones endebles. Situación ésta que ha favorecido a los grandes capitalistas y que orgullosamente ostentan y publicitan empresarios y gobiernos. Millones de personas buscan incansablemente su puesto de trabajo, hacerse un hueco en el campo laboral, en el gran escaparate empresarial… Bolsas de trabajo por Internet, EET, a pie de calle, y cuál es el resultado a tantos esfuerzos: “NINGUNO”. Mientras tanto vemos impotentes como el dinero de todos es malgastado en sueldos parásitos de un sin número de funcionarios digitados y colocados a conciencia. Ayudantes, secretarios, secretarios de secretarios, asesores, etc. Puestos a los que han accedido familiares, amigos y algunos privilegiados de altos cargos políticos y que cobran remuneraciones escandalosas, por hacer nada, por producir nada disfrutando de lujos y privilegios. Sueldos que se pagan del Erario público, mientras casi cinco millones de personas se mecen en las aguas intempestivas de la realidad más escalofriante creada en los últimos tiempos. Realidad ésta que no les conmueve claro está.

Pero no es únicamente el desempleo, son el resto de las carencias que el Estado o mejor dicho los encargados de la administración de éste están obligados a desarrollar y no lo hacen.

Salud… Otro gran tema del que lamentablemente día a día somos testigos de la injusticia administrativa que pesa sobre ésta. Recortes que han llevado a reducción de personal, médicos, enfermeras/os, asistentes, especialistas… Esto si se ha reducido, justamente lo que debería incrementarse. Se han reducido camas en los hospitales, se han quitado franquicias de medicamentos, mueren pacientes por falta de atención sanitaria, por falta de ambulancias, cierre de hospitales y centros de atención primaria… ¡Vergonzoso! Y todo esto destinado a desviar un número importante de pacientes hacia la sanidad “privada”. Éramos orgullo en Europa en atención sanitaria, gozábamos de una reputación admirable por un sistema que amparaba a TODOS por igual, solidario, que no solo ha sido objeto de elogios internacionales, sino que además fue utilizado como modelo a seguir.  Actualmente escuchamos a diario casos escalofriantes de personas que mueren tirados en los pasillos de los hospitales no solo porque no hay camas suficientes, sino porque no hay material “humano” ni sanitario que los asista ¿esto… está bien? Seguramente a los altos cargos que se encargaron de estructurar estos recortes y estos cambios, estos grandes genios, ni ellos ni sus familias padecen estos abusos.

La educación ha sido objeto también de recortes negligentes y  omisos... Nuestros hijos tienen ante sí un futuro oscuro, muy poco claro y nada prometedor. Todo gracias a las reformas gestadas por un gobierno insolidario que aspira a futuras generaciones iletradas para que puedan ser mejor gobernadas y dominadas. Clases atiborradas de alumnos, menor flujo de profesores, menor caudal de becas, restricciones administrativas, etc... Dentro de una década seguramente nos enfrentaremos a una población más pasiva que la actual e inculta, pero mucho más fácil de “dominar”. Echaremos así por tierra los logros de nuestros antepasados, quienes inclusive llegaron a hipotecar su vida en pro de lograr un bienestar común.

Bienestar, bonita palabra, un estado idóneo que fue barrido de un plumazo por la ultima gestión de gobierno. Todo ello por supuesto achacado a administraciones anteriores, pero recordemos que desde 1996 hasta el 2004, también fuimos gobernados por este partido político y las consecuencias de muchas situaciones actuales provienen de los teje y manejes de esta época no solo del gobierno socialista. El PSOE ha sido acusado de casi todas las catástrofes de la actualidad, nada más alejado de la realidad, pero si una excelente estrategia que les ha valido a los populares para engañar a muchos incautos, que no leen, ni oyen ni se documentan. Es el ardid más viejo, el de la desacreditación, difamación y culpabilizar al oponente. Una moderna versión del lavado de manos de Pilatos.

La gran masa de la población aspira a TRABAJAR y a ganarse de forma honesta y JUSTA un salario que le permita financiar a su familia, algo que nos han robado. Todo para convertirse en los vasallos más sumisos de la segunda Dama de Hierro.

El gobierno de una mujer debería estar marcado por la cordura, la justicia y la solidaridad, algo totalmente reñido con alguien que se planta desafiante ante el mundo. Alguien que con mano dura e inconmovible decreta y exige restricciones pero no para su pueblo. Allí los salarios son muy superiores a los españoles, allí no existen grandes masas de desempleados, ni niños bajo el nivel de pobreza extrema, ni personas que se ven despojadas de sus hogares y que aun arrastran una deuda injusta de por vida. Pero lo peor de todo esto es que no tenemos a nadie que nos defienda, que vele por nuestro estado de bienestar. Ninguno de los gobernantes se paró de puntillas y alzo la voz en defensa de nuestro estado de bienestar, no. Por el contrario se confabularon con esta “mandataria” y han dicho AMEN a todo lo exigido por ella. Últimamente hemos visto como se le solicitara “trabajo” para uno de sus más fervientes adeptos, en lugar de exigir trabajo para todos los españoles. Degradante, bochornoso  y deshonesto por no tacharlo de inmoral, cuando desde este punto del planeta proviene el cataclismo español.

Recordemos que el PSOE fue duramente arremetido y criticado por la oposición, en su momento, por acceder a algunas demandas de la Segunda Dama de Hierro,   inclusive se abandero en su campaña electoral en acusadas críticas a los primeros recortes… ¡Ironías e hipocresía!, porque en su allanado camino han sucumbido hasta convertirnos en el felpudo europeo.

La inseguridad ciudadana que vivimos también es escalofriante, la corrupción denunciada, los casos donde se involucran a políticos actuales, ex gobernantes,  son tantos que a veces resulta imposible enumerarlos. El gran circo destinado a desviar la atención ciudadana de estos tan mentados casos han sido dignos de adjudicación de los Óscares de la academia de cine estadounidense.

Cientos de personas has preferido suicidarse ante situaciones de desahucio, de precariedad… ¿Cómo podemos seguir permitiendo este despropósito? Y me pregunto ¡cómo es posible que los responsables puedan apoyar tranquilamente su cabeza en la almohada  y dormir? Seguramente sus conciencias permanecen narcotizadas. Indirectamente son los únicos responsables de la angustia y el dolor que sufre la población. Son responsables directos de sacrificar a la población en post de su propio estado de bienestar y del d su sequito, a costa del descalabro general.

Si no somos capaces de defender el derecho a trabajar con un salario digno, educación y vivienda, seguirán mancillando nuestro estado de bienestar

Se sorprenden cuando ven reflejados en estadísticas, las intenciones de votos de la población, pues no deberían porque si ha surgido una tercera fuerza política que crece y se hace fuerte es debido justamente a que ya no hay más agujeros para ajustarse el cinturón.

Hay estómagos vacíos que crujen, de niños inocentes, de personas que viven de la caridad y de lo que buenamente puedan conseguir en los contenedores. Hay miles de personas pernoctando en las calles cuya única cobija es un trozo de cartón, hay cientos de personas que deben conformarse con mendrugos mientras la “elite” política se ha cebado y engrosado sus arcas, legislando y gobernando solo para su propio beneficio. Una elite que se ha asociado con empresarios y grupos financieros para su propio patrocinio y en desmedro de quienes son los únicos que producen, que son los trabajadores.

El paro no ha bajado lo que ha bajado son quienes ya han agotado su prestación por desempleo y también quienes cotizan en la seguridad social. Eso es lo único que ha bajado. Con su gestión han puesto en peligro la jubilación de quienes han aportado durante toda su vida, tocando inclusive unos fondos que deberían ser INTOCABLES.

La lista a seguir sería interminable, solo destacar el dinero despilfarrado destinado a lujos y privilegios de una elite que se auto creó a sí misma. Coches de lujo, viajes en primera clase, tarjetas de crédito ilimitadas, banquetes, ropa, hoteles, etc., etc… Gastos éstos que todos pagamos, mientras el transporte público es deficiente y demasiado costoso, los salarios menoscabados, el trabajo está en franca decadencia, la educación deteriorada y abatida, el derecho a la vivienda es nulo y en franca y pavorosa huida, junto al resto de nuestros derechos humanos y ciudadanos.

Lo que más sorprende es la pasividad con que la gran mayoría de la población acusa los golpes que nos son infringidos. El verano acaba, Gobernantes y empresarios regresan a sus cómodos sillones bronceados y rozagantes tras  unas largas vacaciones. El invierno está a las puertas aguardando agazapado para cobrar nuevas víctimas. Cientos de personas  dormirán a cielo raso, sin un plato de comida caliente, frustradas y sin futuro a corto plazo… Quienes aún conservan sus puestos de trabajo o mejor dicho poseen la gran fortuna de tener un trabajo con el que ganarse el sustento, poseen un techo, sus hijos gozan de alimentación balanceada y logran educarse, deberían pensar en quienes lo han perdido todo y solidarizarse con ellos.

La vida va y viene y nunca se sabe a ciencia cierta que nos deparara el destino. Creo que sería menester despertar antiguos valores que duermen el sueño eterno de los justos. Solidaridad, empatía,   unión, lealtad, fraternidad y dejar atrás uno de los peores canceres de la civilización actual como lo son la indiferencia, el egoísmo, la ambición… La moral y la ética son valores que jamás deberíamos haber perdido.

Debemos bregar por la paz social y mundial y mientras sigamos permitiendo que la clase política abogue por ella públicamente, pero que entre bambalinas fomente la guerra y la confrontación esta realidad no cambiara. Los gobiernos abanderados con el emblema de  la Paz,  comercian con armamento bélico, mientras esto suceda, la Paz no será posible. Lamentablemente la guerra se ha convertido en una de las industrias más lucrativas existentes, actualmente hay más de doce en el mundo. Armamentos, uniformes, medicinas, alimentos, y destrucción son parte de las ganancias de estas batallas que se libran en el mundo entero, sembrando muertes de inocentes.

Si nos pusiéramos sus zapatos seguramente cambiarían la pasividad y la indiferencia ante estos sangrientos hechos. La humanidad es una alumna deficiente, porque no ha aprendido aun, que la violencia genera más violencia. No ha aprendido que el respeto hacia el prójimo debería primar ante todo. Defender el derecho a la vida, al trabajo, a la salud, a la educación son algunos de los cometidos que deberían prevalecer en todos los seres humanos.

El holocausto fue la vergüenza de la humanidad, sin embargo y tras haber sido condenado seguimos transitando inmunes por la misma senda, permitiendo que miles, millones de vidas inocentes fenezcan por intereses ruines de políticas nauseabundas que solo persiguen ganancias materiales a costa del sufrimiento inmoral de seres humanos, de niños, de mujeres, de ancianos y de hombres que nada han hecho y que sin embargo se ven inmersos en sus egoístas objetivos.

Si no luchamos nosotros mismos por nuestro bienestar, por nuestros derechos, por nuestro futuro NADIE lo hará por nosotros. Esa es la cruda realidad, una realidad que es posible cambiar deponiendo el egoísmo y la ambición desmedida de unos pocos que se enriquecen a nuestra costa, a costa del sufrimiento del pueblo.

La política actual huele a chamusquina, a genocidio social, es necesario abolir tanto oprobio y hacer prevalecer los derechos inalienables a que todo ser humano posee legalmente, pero para ello resulta imprescindible tomar conciencia de la verdadera situación en la que vivimos y poner un punto final a tanta ignominia.

Debemos ser plenamente conscientes y dejar de creer en falsas estadísticas destinadas a engañarnos, en palabras vacías de contexto y de contenido que esconden ganancias ocultas y debemos ver la realidad de las falsas promesas de una política equivocada, esquiva y antisocial, disfrazada con piel de cordero.


Sobre esta noticia

Autor:
Carolina Martin (101 noticias)
Visitas:
1179
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.