Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Gabriel Hidalgo Andrade escriba una noticia?

Las marchas laborales

03/05/2015 22:45 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Esta propuesta personalista, consolidada y saludable, desgastada pero sin contrincante, dan el triunfo al correísmo en la disputa de las marchas

Las marchas laborales de este 1 de mayo de 2015 produjeron tres resultados: la profundización de la personalización en la política moderna ecuatoriana, el desgaste natural del poder en el modelo correísta, y la consolidación de los procedimientos de medición de fuerzas de movilización en las calles.

Después de las marchas del viernes, el presidente Correa endurecerá su liderazgo personalista y dará pasos firmes en su carrera hacia la reelección presidencial. Las versiones de su supuesta dubitación frente a las elecciones del 2017 quedan descartadas y su autoridad frente a la fracción oficialista, como a su modelo de gestión y de partido político, quedan confirmados.   

Se confirmó también el discurso de la modernidad binaria. Solamente ellos, las elites oficialistas, son los llamados a cumplir con la tarea de modernización histórica de la patria. Ellos son el futuro y los demás, los opositores, son el pasado. En esta lógica, sus gestiones son perfectas y las críticas siempre son malintencionadas. El ejercicio binario consiste en tapar los miles de matices intermedios que existen entre las razones críticas y las razones oficialistas. La verdad oficial la impone el gran líder.

Quedó claro que la única forma de competir electoralmente con el correísmo es desafiarlo en su cancha.  Se revalidó el enorme carisma del presidente Correa, de su modelo centralizado y personalista de gestión pública, organización partidista y producción de información. Por otra parte, la oposición se manifiesta pluralmente, con diferentes voces y actores. El oficialismo responde bien, cierra filas y concentra sus esfuerzos en su líder.

Las marchas también confirman el desgaste natural del poder

Las marchas también confirman el desgaste natural del poder. En un país históricamente acostumbrado a prescindir de partidos políticos estables, de vivir en permanente crisis institucional; habituado a los golpes de Estado frecuentes, a los cambios abruptos de presidente, a las reinauguraciones de constituciones, es normal que un presidente sufra un deterioro en su aceptación después de 8 años de ejercicio del Poder Ejecutivo. Nótese que digo aceptación en lugar popularidad. El presidente Correa puede ser muy popular, pero otra cosa es la intención real de voto electoral. Las sociedades seguirán votando por el presidente Correa si un nuevo adversario no logra posicionarse como una alternativa viable a su modelo.

También reafirmó el ejercicio de medición de fuerzas entre el modelo personalista del correísmo y la pluralidad de actores de la oposición social. Digo oposición social, porque ninguna de estas voces está articulada a una propuesta partidista hegemónica y consolidada como la gobiernista. Muchos de los actores más representativos militan en partidos políticos vigentes o extintos, pero la variedad de actores, demandas y plataformas hace imposible su cohesión en una sola propuesta.

La propuesta personalista del correísmo consolidada y saludable, desgastada pero sin contrincante, frente a una oposición dispersa y fragmentada, dan el triunfo al correísmo en la disputa de las marchas. La asistencia es otro escenario, en el que ambas opciones quedaron empates. Pero esa circunstancia, por sí sola, no define la continuidad política del correísmo.   

@ghidalgoandrade


Sobre esta noticia

Autor:
Gabriel Hidalgo Andrade (191 noticias)
Visitas:
380
Tipo:
Opinión
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.