Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Gabriel Hidalgo Andrade escriba una noticia?

La terna es nula

06/01/2018 02:54 1 Comentarios Lectura: ( palabras)

Considerando que las tres ministras inscritas en la terna presentada por el presidente Moreno son servidoras públicas que se encuentran en funciones, entonces la terna es nula, lo que acarrearía la nulidad de su votación asamblearia y la nulidad de la posesión

La terna a partir de la cual se elegirá un reemplazo para ocupar el puesto de vicepresidente en Ecuador es nula. El primero en advertirlo fue Rafael Oyarte.

Las terna presentada por el presidente Lenín Moreno está integrada por tres ministras en ejercicio de sus funciones, lo que las inhabilitaría para convertirse, a cualquiera de ellas, en la reemplazante del cargo electivo.

La Constitución establece una serie de prohibiciones para quien inscriba una candidatura al ejercicio de un cargo representativo de elección popular. La vicepresidencia es un cargo electivo de representación y su naturaleza no se agota con el sufragio popular. Al contrario, el mandato representativo dura mientras continúe el periodo, que tampoco se extingue con la ausencia de su titular (art. 149 CRE). En cuanto se produce la elección, se proclaman los resultados y se produce la posesión, el cargo sigue siendo electivo porque su origen radica en un proceso eleccionario.

Pero en caso de ausencia temporal o definitiva del vicepresidente, la constitución establece un procedimiento para el reemplazo (art. 150 CRE). Si la ausencia es temporal, el o la reemplazante debe provenir del gabinete de ministros del gobierno en funciones. Pero si la ausencia es definitiva, el o la reemplazante debe provenir de una terna, presentada por el presidente de la República, para la votación en el pleno de la Asamblea Nacional.

Si la inscripción de la candidatura para presidente y vicepresidente exige que los candidatos no incurran en ninguna de las inhabilidades constitucionales (art. 113, CRE) entonces para sustituir constitucionalmente a una persona en condición de vicepresidente por otra persona en idéntica condición, en un cargo electivo, es obligatorio que quien fuera elegido o elegida de la terna presentada por el presidente de la República ante el pleno de la Asamblea Nacional no sea una o un servidor público al momento de su nombramiento y posición (art. 133.6, CRE).

Quien ocupe el cargo del vicepresidente por la vía del reemplazo constitucional, llegaría a ocupar un cargo electivo, de origen eleccionario, y por tanto está obligado a cumplir con los mismos requisitos y someterse a las mismas inhabilidades que el sustituido. Por ejemplo, debe ser ecuatoriano de nacimiento, haber cumplido treinta y cinco años, estar en goce de los derechos político y no estar inhabilitado según la constitución (art. 142, CRE). Todos estos requisitos son extensivos para el vicepresidente (art. 149, CRE), incluido el requisito de no ser servidor público.

Los sistemas de sufragio se refieren a los votantes, sea en la forma directa o indirecta. No se refieren a los representantes, en sentido estricto

Considerando que las tres ministras inscritas en la terna presentada por el presidente Moreno son servidoras públicas de libre remoción y que se encuentran en funciones, entonces la terna es nula, lo que acarrearía la nulidad de su votación asamblearia en caso de darse y la nulidad de la posesión.

Sin embargo, en algo menor se equivoca Rafael Oyarte: la elección de hoy no es una “elección indirecta”. Aunque la terna presentada por Moreno sea nula, esto no quiere decir que esta sea una elección indirecta como en los sistemas parlamentarios europeos o como en el sistema de sufragio indirecto por colegios electorales de los Estados Unidos, tal como sugiere Oyarte.

Los sistemas de sufragio se refieren a los votantes, sea en la forma directa o indirecta. No se refieren a los representantes, en sentido estricto. El sistema ecuatoriano no es un sistema de voto indirecto y por tanto las decisiones adoptadas por los representantes en ejercicio de sus cargos electivos proviene directamente de la ley y esta establece cuál es el procedimiento para la elección parlamentaria del reemplazo del vicepresidente por ausencia definitiva.

Lo correcto sería suspender la sesión de hoy, que el primer mandatario presente una nueva terna que cumpla con los requisitos constitucionales y que se convoque a una nueva sesión del pleno de la Asamblea Nacional para votar sobre el asunto.

En buena hora que el profesor Oyarte encendió las alertas. Ahora sabremos que si la votación se celebra podría acarrear la nulidad de todo lo actuado.

@ghidalgoandrade

 


Sobre esta noticia

Autor:
Gabriel Hidalgo Andrade (277 noticias)
Visitas:
2242
Tipo:
Opinión
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

×
¿Desea borrar este comentario?
Borrar
0
+ -
Responder

Alberto Ayala (06/01/2018)

Excelente análisis, así deben actuar en función de la constitución y la ley para que
las acciones y resoluciones vayan en beneficio de la constitucionalidad del país.