Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ordos escriba una noticia?

La sentencia de Cunegunda

09/01/2017 06:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Los súbditos del Estado español, aguardan con paciencia la tan esperada sentencia del conocido como caso NOS, que traducido del castellano antiguo, viene a ser algo así como nosotros, pero en lenguaje Vaticano sería Dios y el Papa

Hace miles de años, en tiempos de la dinastía casita, allá por la Babilonia de 1.500 a.e.c. se sometía a los acusados a la prueba del agua, que consistía en dejar caer al río Éufrates al acusado, y si este se ahogaba es que había recibido el merecido castigo divino.

Con los años y como siempre de la mano de la iglesia católica, este tipo de prácticas, tomaron un carácter cada vez "más científico" después de haber descubierto que el asunto de los "casitas" tenía trampa, ya que si sabes nadar o flotas en el agua…no te ahogas.

Así que los píos y devotos cristianos, con el tiempo, se inventaron los milagros de Cunegunda, 975-1.040 que da nombre  de Santa a la pía Duquesa consorte de Baviera, que murió virgen, a pesar de haberse casado con Enrique II, algo que nadie se creía y a la que atribuyen haber caminado sobre brasas candentes o poner la mano en el fuego sin dañarse.

Este tipo de pruebas inapelables y otras muchas se conocen como Ordalías, forman parte de lo que los abogados conocen como "justicia inmanente" pero que curiosamente sólo se aplicaba a la "plebe" ya que a los señores les sobraba con "jurar", así que la señora Duquesa al no poder ser enjuiciada, encargó al escritor de la esquina, una leyenda sobre sus milagros, en plan de absolución divina.

Y por este camino vamos a tenor de los hechos y de los dichos con el caso de la Infanta de España y su consorte, implicados en el Caso Nos, que va camino de convertirse en el caso más antiguo y duradero de la historia del derecho procesal español.

En la India hay una casta llamada de los intocables

Nos da la impresión de que alguien está redactando una sentencia Cunegunda, para absolver a la afectada nobleza y santificar a los pobres implicados, víctimas propiciatorias de un país corrupto, que vota de forma reincidente y concordante al partido más corrupto de la historia del Estado español.

Pero no se preocupen mis queridos y queridas lectoras, que diga lo que diga la RAE y diga lo que diga la izquierda, estamos en un Estado de Derecho el cual están dispuestos a defender a todos los agentes políticos, serios y responsables.

Ya lo hemos dicho en su día cuando hablamos de la pornocracia y de los desmanes de los Borgia, que no hay mejor pueblo que aquel que acude a misa todos los domingos para redimir sus pecados y dar gracias a dios por los favores concedidos, especialmente por haberles bendecido con unos medios de comunicación especializados en hacer mucho ruido para que no caiga ni una nuez.

 Y eso que ha sido al juez al que han querido crucificar, ahora le toca a los juzgados dictar sentencia y nadie dice nada después de tanto ruido.

Después de tanto ruido la sentencia se está perdiendo en el olvido, en el olvido promovido desde las más oscuras instancias de los poderes corruptos instalados gracias a años de convivencia corrupta y consentidora.

Lo dicho, no hay sentencia como la sentencia de Cunegunda, la que sin poner la mano en fuego pasó a ser Santa en medio de tantos rumores y es que no se pude ser virgen y estar casada, o por lo menos nadie se lo llega a creer a no ser que sea un milagro.

 

 

@ordosgonzalo

 

 

gonzalo   alvarez-lago   garcia-teixeiro


Sobre esta noticia

Autor:
Ordos (1405 noticias)
Visitas:
4589
Tipo:
Opinión
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.