Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que mimesacojea.com escriba una noticia?

La distopía de los idiotas

26/01/2012 01:50 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Uno de los subgéneros más reconocidos de la ciencia ficción es la distopía. En la mayor parte de obras de este tipo aparece una entidad , a veces supranacional, que nos subyuga a todos. George Orwell lo llamó Gran Hermano antes de que Endemol jodiera las cabezas de medio mundo con el formato del mismo título.

En plena globalización, los agoreros tienden a pensar que el Gran Hermano es o está a punto de ser una corporación. Algunos señalan a Google, otros a Apple o a Monsanto. Sin embargo, hay una variante de la distopía inexplorada por la ciencia ficción. ¿Y si el Gran Hermano no es una multinacional ni un gran gobierno imperial? ¿Y si resulta ser la suma global de un montón de idiotas?

Imagina que, por aquello de la globalización, la inmediatez y la no verificación de la información, por el abrumador índice de ruido que nos rodea, los idiotas empiezan a ponerse de acuerdo como quien no quiere la cosa.

Imagina que, de puro escepticismo mal enfocado, de puro desconocimiento y falta de formación básica, los idiotas acaban provocando un inesperado giro en nuestra civilización... sin querer.

Supón, qué se yo, que surge un movimiento antivacunación. Ya sé que es una locura y que nadie es tan rematadamente imbécil, pero sígueme el juego e imagínalo. Sé que es difícil sostener una posición tan estúpida, pero, no sé, supón que es su manera de quejarse contra los desmanes de las farmacéuticas. O, mejor aún, supón que sospechan que las vacunas solo sirven para propagar enfermedades. Que es una especie de malvado plan de la industria farmacéutica para crear enfermos y así vender más ibuprofeno o lo que sea.

Más sobre

Mucha gente dejaría de vacunar a sus hijos y, claro, al principio no habría ninguna consecuencia. Y no la habría, obviamente, porque se mantendrían los niveles de inmunidad de grupo (es decir, que estaría vacunado un porcentaje suficiente de la población). Pero entonces los idiotas empiezan a difundir sus ideas por internet de forma que, con el tiempo, se les van sumando nuevos idiotas. Y algunos medios de comunicación, capitaneados también por idiotas, empiezan a darles voz.

Ese movimiento antivacunación empieza a extenderse hasta que, un día, se rompe la inmunidad de grupo en una comunidad. Y, de pronto, empiezan a volver enfermedades ya eliminadas, y algunas enfermedades con las que ahora convivimos normalmente vuelven a ser mortales.

Y esas enfermedades empiezan a difundirse por otras comunidades que han roto su inmunidad de grupo provocando pandemias de gripe, de viruela, de sarampión...

¿Te lo imaginas? ¡Una distopía causada por idiotas!

Na, supongo tienes razón.

Eso no puede pasar.


Sobre esta noticia

Autor:
mimesacojea.com (469 noticias)
Fuente:
mimesacojea.com
Visitas:
1367
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.