Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que 20minutos.es escriba una noticia?

Los jóvenes migrantes ante la Covid-19: "Se pide que se regularice el desamparo, pero ellos ya vienen solos"

1
- +
13/05/2020 04:57 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Bajo el nombre de 'Solidaritat i drets humans en temps de Covid-19', la Universitat de Barcelona celebra un ciclo de webinars sobre derechos humanos. La Fundació Solidaritat UB ha organizado algunos seminarios en línea para debatir las consecuencias de la pandemia en los colectivos de personas migrantes y refugiadas. Mañana, día 13 de mayo, y el día 20 de abril se pone fin a estas jornadas.

Las ponencias se dividen en: Jóvenes migrantes solos, Covid-19 en los campos de refugiados, consecuencias de la Covid-19 en la acogida de estudiantes refugiados y elementos clave de trabajo para el apoyo a personas refugiadas en el marco local.

Carme Panchón, directora adjunta del Institut de Desenvolupament Professional de la UB y profesora en la facultad de educación de la misma universidad, ha sido una de las primeras ponentes. 20minutos ha analizado con ella las claves del trabajo con jóvenes migrantes y cómo la precariedad de la atención a estas personas no viene por la crisis sanitaria, sino de mucho tiempo atrás.

Según los datos del Departament de Treball, Afers Socials i Famílies, en marzo de 2020 había 2.611 niños y adolescentes extranjeros, menores de edad y no acompañados en Cataluña. Pero también hay muchos de ellos que tienen más de 18 años y que siguen necesitando apoyo. Trabajar con ellos es algo esencial, según Carme Panchón, que comenta que "es muy importante que se les haga el acompañamiento para tomar el permiso de residencia y regularizar su situación. Se pide que se regularice el proceso de desamparo, ellos ya vienen solos y el proceso de desamparo ha de ser más ágil".

"Los recursos que se están ofreciendo, habría que hacer una valoración de si son los suficientes o adecuados. Cuando hay un alud de jóvenes, que en número es considerable, estas situaciones de urgencia lleva a un desequilibrio y desatención. Este sistema se estructura desde la perspectiva de la organización de las administraciones, y no desde lo que tendría que ser, según manda el marco legal propio, que es desde las necesidades de las personas", continúa Carme Panchón.

"Cuando hablamos de la gestión de este tema, no se parte de un marco conceptual de la situación de los derechos de las personas. No se reconoce que estos me nores de edad son sujetos de derecho. Nosotros en Cataluña tenemos la ley 14/2010, que se enfoca en toda la infancia y la adolescencia", puntualiza Carme.

El 96% de los menores migrantes no acompañados son chicos, y más de la mitad de estos menores se concentra en la franja de edad de los 17 años. Aunque la tendencia parece ir a la baja en los últimos meses, cada mes llegan a Cataluña más de un centenar de jóvenes sin sus familias.

Cuando cumplen los 18 años, algunos de estos adolescentes pasan a pisos tutelados, donde se les acompaña en el desarrollo y la autonomía personal. "Hay todo un soporte económico y formación socio-laboral, también soporte psicológico, etcétera", comenta Carme. Pero Carme Panchón también lamenta que "los servicios sociales básicos son muy poco valorados" y recuerda que "tu situación no depende sólo de dónde has nacido y la familia de procedencia, sino de las alternativas que te ofrecen desde la administración y de coger la que reúna las condiciones más adecuadas".

Cabe esperar, ahora, que esta crisis transversal no traiga sino más ayudas para los colectivos vulnerables. "A estos colectivos más vulnerabilizados de la sociedad se añadirán otros colectivos que pasarán a una situación de desprotección bastante grande", explica Carme. Pero es importante que el dinero invertido en estas acciones se vea como lo que es, una inversión, y no un gasto. "Cada euro que tú inviertes en salud, tienes un retorno. En lo social igual. Hay que cambiar de mentalidad, en vez de entenderlo como un gasto, entenderlo como una inversión. Esto nos devolverá que estas personas estarán mejores formadas, que puedan tener un empleo y no necesitar más ayudas, etcétera", añade Carme Panchón.

"Hay que poner a las personas en el centro del sistema y trabajar desde la perspectiva de las personas. Presupuestos, estructuras profesionales... La educación no cambia el mundo, pero las personas que han tenido una educación sí que lo hacen. El derecho a la educación es clave, porque te abre las puertas a otros derechos. El derecho a la educación de las personas se les tiene que dar", comenta.

Artículo 26. 1. Toda persona tiene derecho a la #Educación. La educación debe ser gratuita, al menos en lo concerniente a la instrucción elemental y fundamental. La instrucción elemental será obligatoria. La instrucción técnica y profesional habrá de ser generalizada [...]

? Fundación Internacional de Derechos Humanos (@Declaracion) April 26, 2020

"La universidad tiene un claro aspecto de responsabilidad social, como agente de transformación en los entornos. Ahora las universidades nos parecemos bastante, pero la cuestión de responsabilidad social es vital", reflexiona Carme Panchón.

Las puertas para recibir ayuda pueden abrirse con muchas llaves. A finales de los años 90, cuenta Carme Panchón, cuando había una llegada importante de jóvenes, la Universitat de Barcelona abrió el paraninfo para que pudiesen dormir allí. "La nomenclatura cambia y al recibir nombres diferentes, pasados los años, parece que las situaciones empiezan y acaban en sí mismas. Pero no, esto es así desde los 90", comenta Carme.

La Fundació Solidaritat, de la UB, trabaja desde hace más de 20 años para mejorar la línea de derechos. "En 2015 pusimos en marcha el programa de soporte a personas refugiadas. Está pensado para que los estudiantes refugiados universitarios puedan venir de sus países para continuar los estudios", añade Carme. En esta ayuda también gestionan el alojamiento para estos estudiantes y facilitan la burocracia para el reconocimiento de estudios que tengan previos.

Porque, como dice Carme "alguien con educación puede cambiar el mundo". Y quizá ofreciendo nuestro hombro, podamos dar ese empujón necesario para que los más vulnerables no sean excluidos del sistema. Con una crisis transversal que afectará a todos, la solidaridad y las políticas de ayuda a los colectivos en riesgo de exlclusión social son y serán más necesarias que nunca.

#SolidaritatUB | El Programa de suport de la UB a persones refugiades i provinents de zones en conflicte rep el Premi Diversitat atorgats per l'associació @ACATHI ???

Més info. ? https://t.co/iITbPs0kP2@SolidaritatUB pic.twitter.com/JFcpwgbJlv

? Universitat de Barcelona (@UniBarcelona) October 4, 2019

Sobre esta noticia

Autor:
20minutos.es (35834 noticias)
Fuente:
20minutos.es
Visitas:
50
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.