Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Mario Uno escriba una noticia?

Por qué invertir en bazares y negocios familiares

0
- +
01/06/2020 07:54 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Cuando salimos a la calle solemos ver a nuestro alrededor multitud de tiendas distintas, y también de distinto tamaño

Sin embargo, el tapiz comercial que vemos en el centro de una gran ciudad y el que apreciamos en un barrio pequeño, incluso en un pueblo, varían considerablemente. 

 

En el primer caso, solemos ver franquicias de grandes cadenas comerciales nacionales e internacionales, sobre todo relacionadas con la moda, pero también restaurantes de todo tipo. En un barrio o pueblo, sin embargo, vemos bazares, tiendas familiares y cafeterías regentadas por personas humildes de cuyo negocio dependen para comer. Eso sin contar los mercadillos dominicales de segunda mano o artesanales.

 

Cuando se habla de emprender, lo primero en lo que piensa la gente es en una startup con ambiciones de convertirse en una gran cadena de reconocimiento nacional. Sin embargo, emprender puede relacionarse también con un concepto tan sencillo como el de abrir una tienda de artesanía regentada por padres e hijos. 

 

 

Una de esas tiendas de barrio que hemos mencionado. Naturalmente, incluso las tiendas familiares necesitan de la inyección económica de créditos online en el acto o de alguna subvención estatal, y sin marketing también van a tener muy complicado triunfar. Pero la gestión es diferente, todo es diferente. Incluso si se emplea a un trabajador o trabajadora, la relación entre él o ella y la persona al mando no será tan vertical.

 

Emprender para crear un negocio familiar, una tienda pequeña especializada o un bazar o cafetería, es muy necesario también para enriquecer la diversidad de las grandes ciudades.

 

 Cuando viajamos, lo último que queremos ver muchos de nosotros son más tiendas de siempre, de las que tienen sede en prácticamente todos los países y todas las comunidades autónomas. Queremos un sabor más regional, más auténtico, algo que no solamos ver, una pequeña joya escondida.

 

Por esa razón, invertir créditos rápidos en pequeñas tiendas que destaquen precisamente porque no son las grandes macroempresas de siempre, trae beneficios tanto económicos como emocionales. 

 

Merece la pena hacerlo y, además, es directamente necesario cuando una persona o una familia dependen del negocio para poder permitirse vivir.


Sobre esta noticia

Autor:
Mario Uno (575 noticias)
Visitas:
4
Tipo:
Opinión
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.