Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que María Rosa Zury Rojas escriba una noticia?

Los intereses en la guerra entre Estados Unidos e Irán

07/01/2020 10:28 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El ataque suscitado al general Soleimani, fue un acto altamente simbólico. Y, el problema con el simbolismo es que tiene el poder de llevar a la gente a la acción y, por ende, a la guerra

 

El año 2020 ha iniciado y con él las tensiones internacionales aparecen en su máxima expresión. Nuevamente -con 40 años de historia- Estados Unidos e Irán son los protagonistas de un acontecimiento bélico. El general Soleimani, líder y figura del poder iraní en Medio Oriente, fue asesinado por orden estadounidense. Trump justificó el acto como una respuesta para cesar los constantes ataques recibidos por parte de la Guardia Revolucionaria de Irán. No obstante, los intereses reales detrás del ataque son otros. 

Con esta estrategia militar Trump logró interrumpir definitivamente su ‘impeachmeant’ político en el Senado, y dar un paso más para asegurar la reelección, puesto que un presidente en guerra no puede ni debe ser relevado de su cargo. Se trata de una nacional regla no escrita. La maniobra bélica también ha sido pensada en términos de dinamización de la economía americana, nótese el aumento del barril de petróleo en los últimos días. Finalmente, Estados Unidos continúa controlando las acciones políticas de Medio Oriente, al exponer su armamento bélico y de seguridad a toda la región y el mundo.  

En Estados Unidos, un presidente en guerra no puede ni debe ser relevado de su cargo

La guerra no se improvisa e Irán lo tiene claro, lleva años preparándose para una controversia bélica con su eterno enemigo de Occidente. Su objetivo es debilitarlo en Medio Oriente, empezando por un ataque en Irak. De llegar a suceder esta situación, Irán podría reforzar su poderío en la región mas no toma en cuenta que otros actores irrumpirían en la escena, como ya fue el caso de Rusia en Siria. La nación islámica busca claramente vengar a su nuevo mártir, Soleimani, aprovechándose del clamor y dolor de la gente, para activar por completo su programa nuclear, sin necesidad de enfrentar o eludir sanciones económicas. No obstante, ambos actores no observan que sus intereses políticos y sus controversias militares pueden traer como consecuencia la reaparición del ya combatido, pero no muerto, Estado Islámico. 

Por su lado, la comunidad internacional habla extraoficialmente de una Tercera Guerra Mundial. Tesis completamente absurda e equívoca, pues un conflicto a gran escala internacional en estos tiempos de globalización, sería equivalente a poner fin a la civilización y a los avances en materia tecnológica, económica y social. Como observadores, es nuestro deber social invocar al humanismo. Presionar a nuestros líderes a que condenen la solución bélica; porque el miedo que cruza por nuestras cabezas ante una amenaza mundial, es el mismo sentimiento que embarga a ciudadanos y militares a miles de kilómetros de nuestro país.


Sobre esta noticia

Autor:
María Rosa Zury Rojas (4 noticias)
Visitas:
2497
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Empresas
Organizaciones

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.