Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Masterplan Elpas escriba una noticia?

El hombre tendrá que aceptar la ayuda de Dios

3
- +
29/06/2020 13:13 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Los gobiernos y la sociedad civil están desesperados por una ayuda del cielo

Dios siempre ha obrado a través del hombre, en las buenas y las malas. Pero la ayuda de Dios nunca ha venido gratuita, Dios no otorga a cambio de nada. Esto no ha entendido el hombre hasta el momento, a pesar que ya vive miles de años en el mismo planeta. La tarea que Dios ha dado al hombre era y sigue siendo la misma: Administrar la Tierra con criterio de justicia y no para sacarle sus frutos para después destruirlo cuando ya no le sirve.

Soy testigo presencial de la destrucción de nueva nave espacial desde 1945 cuando nací. Desde que me gradué como ingeniero-económico en Alemania en 1969 me pronuncié y escribí miles de páginas sobre un “Nuevo Orden mundial”. Desde este entonces hasta hoy he intentado de convencer a los gobiernos, inicialmente europeos y a partir de 1979 Latinoamericanos, de que su sistema social, financiero, económico y político no era apto para construir una Justica Social, contemplada en las Constituciones democráticas. Según mi entender, ni el capitalismo, ni el socialismo y mucho menos el comunismo eran sistemas socio-políticos eran apreciaciones del momento, pero no respondieron al permanente desarrollo mental del ser humano.

Para mí, siempre era menester crear un sistema socio-político y económico que respondiera a todos los cambios sociales, independientemente de la situación económica. Estas ideas multifacéticas y complejas parecían a muchos expertos en los años ’70 como una ´utopía´ o ´locura´, ya que no existía ninguna referencia histórica en relación a mi visionario concepto de una “Economía Social de Mercado para el Desarrollo y la Inclusión Social, con un sistema financiera basado en dinero plástico o electrónico”.

Pero el tiempo mi dio la razón. Con la llegada de la pandemia del coronavirus en marzo 2020, prácticamente todos los gobiernos a nivel global se metieron en el mismo bote con el nombre “Deuda pública”, para poder salvarse temporalmente de la inundación del sistema económico. Las deudas mientras tanto están creciendo a tal magnitud que ya existe el temor de que muchos países no van a poder pagar ni siquiera los intereses bancarios, y mucho menos el repago del principal. ¿Y qué va a pasar entonces? Expertos ya hablan de deflación cuando bajan los precios por debajo del costo, estancamiento económico, crisis financiera, levantamiento social, guerra civil, y paro de contar.

Y la única solución para frenar e reinvertir esta tendencia ya está escrita y tiene su nombre: Marco-proyecto ELPAS, con el Programa de Recuperación y Estabilización Financiera y Económica, REFE”.

Este integral proyecto fue sometido reciente a la consideración y aprobación de los gobiernos de Estados Unidos, Colombia, Chile, Perú, Uruguay, Argentina, Paraguay, Panamá, México, Honduras, República Dominicana, España entre otros. El presidente de Colombia, Iván Duque fue el primero que respondió afirmativamente y el Ministro de Hacienda y Crédito Público fue encargado de evaluar su posible aplicación en Colombia.

Como cristiano practicante que soy pienso que Dios ha sido justo conmigo. Nunca me dejó solo con mis pensamientos y mi levantó la moral cuando estuve decepcionado y desilusionado con los que me acompañaron.

Todo tiene su razón de ser, nada viene sin razón y sin motivo. De la pandemia debemos sacar algo positivo, aunque nos cuesta. Lo positivo para mi es, ahora debemos cambiar todos juntos, porque la pandemia ha unido la sociedad, lo que nunca se pensaba que a ocurrir. Dios no obra nunca con mala fe, pero las pruebas que él nos da son exigentes y solo los que confían en él, van a salir ganando.

Por mi parte espero, que esto va a pasar con mi proyecto ELPAS que nació en 1974 en Alemania, y tras 46 años de persistencia, y actuando de buena fe, merece la victoria. Dios sabe lo que hace.

La Fundación ELPAS-USA sigue informado.

El hombre va aceptar la ayuda de Dios

Los gobiernos y la sociedad civil de los países afectados por la pandemia del coronavirus están desesperados por la ayuda de Dios.

La Fe en Dios mueve montañas

La perseverancia ha sido la clave del éxito.

Dios siempre ha obrado a través del hombre, en las buenas y las malas. Pero la ayuda de Dios nunca ha venido gratuita, Dios no otorga a cambio de nada. Esto no ha entendido el hombre hasta el momento, a pesar que ya vive miles de años en el mismo planeta. La tarea que Dios ha dado al hombre era y sigue siendo la misma: Administrar la Tierra con criterio de justicia y no para sacarle sus frutos para después destruirlo cuando ya no le sirve.

Soy testigo presencial de la destrucción de nueva nave espacial desde 1945 cuando nací. Desde que me gradué como ingeniero-económico en Alemania en 1969 me pronuncié y escribí miles de páginas sobre un “Nuevo Orden mundial”. Desde este entonces hasta hoy he intentado de convencer a los gobiernos, inicialmente europeos y a partir de 1979 Latinoamericanos, de que su sistema social, financiero, económico y político no era apto para construir una Justica Social, contemplada en las Constituciones democráticas. Según mi entender, ni el capitalismo, ni el socialismo y mucho menos el comunismo eran sistemas socio-políticos eran apreciaciones del momento, pero no respondieron al permanente desarrollo mental del ser humano.

Para mí, siempre era menester crear un sistema socio-político y económico que respondiera a todos los cambios sociales, independientemente de la situación económica. Estas ideas multifacéticas y complejas parecían a muchos expertos en los años ’70 como una ´utopía´ o ´locura´, ya que no existía ninguna referencia histórica en relación a mi visionario concepto de una “Economía Social de Mercado para el Desarrollo y la Inclusión Social, con un sistema financiera basado en dinero plástico o electrónico”.

Pero el tiempo mi dio la razón. Con la llegada de la pandemia del coronavirus en marzo 2020, prácticamente todos los gobiernos a nivel global se metieron en el mismo bote con el nombre “Deuda pública”, para poder salvarse temporalmente de la inundación del sistema económico. Las deudas mientras tanto están creciendo a tal magnitud que ya existe el temor de que muchos países no van a poder pagar ni siquiera los intereses bancarios, y mucho menos el repago del principal. ¿Y qué va a pasar entonces? Expertos ya hablan de deflación cuando bajan los precios por debajo del costo, estancamiento económico, crisis financiera, levantamiento social, guerra civil, y paro de contar.

Y la única solución para frenar e reinvertir esta tendencia ya está escrita y tiene su nombre: Marco-proyecto ELPAS, con el Programa de Recuperación y Estabilización Financiera y Económica, REFE”.

Este integral proyecto fue sometido reciente a la consideración y aprobación de los gobiernos de Estados Unidos, Colombia, Chile, Perú, Uruguay, Argentina, Paraguay, Panamá, México, Honduras, República Dominicana, España entre otros. El presidente de Colombia, Iván Duque fue el primero que respondió afirmativamente y el Ministro de Hacienda y Crédito Público fue encargado de evaluar su posible aplicación en Colombia.

Como cristiano practicante que soy pienso que Dios ha sido justo conmigo. Nunca me dejó solo con mis pensamientos y mi levantó la moral cuando estuve decepcionado y desilusionado con los que me acompañaron.

Todo tiene su razón de ser, nada viene sin razón y sin motivo. De la pandemia debemos sacar algo positivo, aunque nos cuesta. Lo positivo para mi es, ahora debemos cambiar todos juntos, porque la pandemia ha unido la sociedad, lo que nunca se pensaba que a ocurrir. Dios no obra nunca con mala fe, pero las pruebas que él nos da son exigentes y solo los que confían en él, van a salir ganando.

Por mi parte espero, que esto va a pasar con mi proyecto ELPAS que nació en 1974 en Alemania, y tras 46 años de persistencia, y actuando de buena fe, merece la victoria. Dios sabe lo que hace.

La Fundación ELPAS-USA sigue informado.


Sobre esta noticia

Autor:
Masterplan Elpas (11 noticias)
Visitas:
50
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.