Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Gabriel Hidalgo Andrade escriba una noticia?

Fratricidio correista

04/08/2017 16:23 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Glas, herido de muerte, buscará desencadenar una gran lucha fratricida entre correistas, otrora “patriotas revolucionarios” de pacotilla

El parricidio morenista podría generar un fratricidio correista. En una organización política sin programa, disciplina, ni principios como Alianza País, sería normal que la ausencia del caudillo provoque tal conflicto interno que las facciones en desbandada se ataquen unas a otras.

El correismo, o lo que queda de este, no se ira del régimen sin provocar un gran escándalo cargado de frases grandilocuentes y amenazas mitológicas. Como en la fábula de la fundación de Roma, Moreno y Glas parecen los gemelos Rómulo y Remo, ambos hijos del dios de la guerra, Marte. Al ser prohibidos de suceder en el poder a su abuelo Amulio fundaron una nueva ciudad. Ambos hermanos entraron en conflicto por las discrepancias producidas sobre los límites de la naciente urbe. Rómulo traspasó los límites propuestos por Remo e hirió de muerte a su hermano. Solo, habitó Roma de refugiados, prófugos, hombres libres, esclavos, ​ campesinos y pastores de las cercanías. Debido a la diversidad social compuso un solo cuerpo político de leyes y costumbres legisladas por un senado de los cien primeros padres o patres, que serán la elite de los llamados patricios.

Moreno y Glas son los gemelos de Correa. Ambos nacidos de la revolución ciudadana, disfrutaron de las mieles del poder durante la década del derroche. Pero solo uno de ambos se quedará con todo. Los límites del poder repartido entre ambos ya se convirtió en un problema y Moreno hirió de muerte a Glas, el preferido de Correa.

Pero después de matar políticamente a su propio hermano, Moreno podrá gobernar un poco más tranquilo, estableciendo nuevos límites. Como en el caso de Rómulo, el primer mandatario, deberá fundar una nueva élite política que elabore un nuevo pacto social. Tarde o temprano, la política del Ecuador necesitara desbloquear la crisis política provocada por el correismo convocando a una nueva Asamblea Nacional Constituyente que redefina los límites del poder.  

Murió Remo y fue convertido en santo. Glas no tendrá igual suerte

Moreno y los morenístas de alto nivel lo saben. Por eso están apurados con sembrar el país de centrales de campaña para el nuevo partido morenista, que nazca de las cenizas de Alianza País, con el mismo nombre o con uno distinto. Pero existe el riesgo de que poco cambie y que otra vez se confunda al presidente, con el partido, con el gobierno, con el estado, con la política, con la democracia. Siguiendo las formulas del fascismo alemán que decía de sí mismo ser el heredero del imperio romano-germánico, el error histórico del correismo consistió en confundir a la persona del presidente con el estado, la democracia y con todas las categorías intermedias. Este atajo heurístico es lo que hace ver ridículos a los voceros correistas en sus intervenciones públicas. Por eso, hace poco, se escuchaba decir a Gabriela Rivadeneira, secretaria del partido oficialista: “lo que es con Rafael Correa es con Alianza País”. Un partido político real de cualquier parte del mundo no puede concebirse como una persona, por importante que fuera. Por eso, ella será la siguiente en ser devorada por la estrategia morenista.   

Entonces en este nuevo partido, nuevo gobierno y nuevo estado, podría haber lo mismo que durante todo el correismo: personalismo, caudillismo y concentración. Pero, al menos, se trata de una oportunidad para intentar conseguir, desde los sectores críticos y pluralistas, la democratización del poder, la reforma del hiperpresidencialismo y la transparencia de la administración pública. En este punto apoyamos a Moreno.

Murió Remo y fue convertido en santo. Glas no tendrá igual suerte, pero a diferencia del gemelo de Rómulo, el favorito de Correa, hará lo mejor que estos saben hacer: calentar las calles, desconocer a Moreno e intentar un golpe de estado lo que desencadenaría una gran lucha fratricida entre correistas, otrora “patriotas revolucionarios” de pacotilla.

@ghidalgoandrade


Sobre esta noticia

Autor:
Gabriel Hidalgo Andrade (254 noticias)
Visitas:
449
Tipo:
Opinión
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.