Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que José Manuel López García escriba una noticia?

Filosofía de Heidegger

10
- +
24/09/2021 11:13 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Artículo sobre algunas cuestiones de la filosofía de Heidegger

 

 

El filósofo alemán Martin Heidegger nació en 1889 en Alemania y falleció en 1976. Orientó su pensamiento hacia el problema del ser. No aceptaba que se le calificara de existencialista. Estudiando la existencia se avanza en el conocimiento del ser, según Heidegger.

De todos modos, se puede decir que fue un pensador que se ocupó de los problemas de la vida humana siendo consciente de las limitaciones impuestas por la temporalidad y la contingencia del ser humano.

Busca fundamentar una ontología universal sin pretensiones antropológicas. Diferencia entre el ser de las cosas y el de los hombres. Realiza un análisis fenomenológico de la existencia como forma de acceso al ser.

El ser humano siempre vive proyectado al futuro desde el presente. En este sentido, para Heidegger es evidente que las personas se superan a sí mismos  o se trascienden.  Existe un marco fáctico en el que se desarrolla la vida humana en toda su amplitud y profundidad. En realidad, la realización de las posibilidades humanas es el auténtico fin de la existencia.

La interacción con los demás es lo propio del desarrollo de los sujetos en este mundo material. Frente a la masificación de los seres humanos el pensador alemán está plenamente convencido de que es realmente factible una vida auténtica.

Que puede ser realizada de infinitas maneras. Está en contra de lo impersonal y de la despersonalización que avanza en el mundo de su tiempo que también es el nuestro. Y es que vivir de forma única la pura superficie de las cosas no es existir de verdad, en toda su profundidad. Es lo que Heidegger denomina  estado caído.

La muerte es lo que da sentido a la vida, porque es la que determina, en último término, las posibilidades. Porque el ser de la muerte es la nada, el vacío. La resistencia de las cosas puede ser superada, ya que los sujetos dueños de su destino se pueden lanzar a realizar todo lo que puedan en su existencia finita. En este orden de cosas, la constancia debe ser una cualidad de los sujetos aunque estén arrojados al mundo.

Multitud de proyectos posibles se abren ante el ser humano y con su libertad tiene que elegir lo que desea hacer. Sabiendo que existen riesgos que pueden ser superados con inteligencia, prudencia y determinación.

El filósofo Byung-Chul-Han en un libro sobre Heidegger escribe que «El estado de ánimo configura mundo, y lo hace más allá del recinto subjetivo». En efecto, pensar desde el corazón también es posible y no solamente desde la abstracción de la pura razón especulativa. La energía que se deriva de las convicciones firmemente arraigadas en el interior es una fuerza que junto con la inteligencia y la voluntad conforman el presente y el futuro, sin ninguna duda.

La autodeterminación es similar a la autorrealización, ya que para Heidegger el ser del hombre es construido o elaborado por él mismo. Y la coexistencia es el horizonte continuo de la realidad humana, a lo largo de las generaciones. Desde el planteamiento filosófico heideggeriano es indudable que la fenomenología hace patente al fenómeno tal como es y, esto mismo, ya es suficiente para manifestar el sentido del ser. Es una ontología fenomenológica.

La vuelta que propone Heidegger en su filosofía  consiste en preocuparse por la verdad de las cosas, sin manipularlas. Critica la técnica porque está perjudicando la existencia humana por la instrumentalización y la cosificación que causa en el planeta, en las formas de vida.

Aunque la erudición de Heidegger fue admirable quería que la existencia no se tecnificara y eso era prácticamente imposible.  En cualquier caso, lo que es indiscutible es que planteó de una forma muy clara los problemas a los que se enfrentaban los seres humanos, por los excesos de la tecnología y la destrucción del medio ambiente. Su virtuosismo filosófico hizo que construyese una producción filosófica de primer nivel ya desde su juventud. También se formó e interesó por el estudio del lenguaje y poseía una mente curiosa.

Se distanció de Husserl con su filosofía  y buscó y encontró su propio camino filosófico a través del ser y de una nueva ontología o análisis de la realidad. Conocía de forma extraordinaria la naturaleza humana y la social y lo expresa en sus obras escritas y en sus lecciones universitarias y también en sus conferencias, seminarios, charlas y entrevistas.

Su labor como profesor universitario fue muy profunda y amplia y sus investigaciones y enseñanzas sobre las filosofías de los grandes pensadores de la historia se completaron, con su propia y original filosofía.


Sobre esta noticia

Autor:
José Manuel López García (513 noticias)
Visitas:
79
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.