Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ecoliberal escriba una noticia?

La fallida elección de Iowa: Quién (o qué) cuenta los votos es importante

4
- +
17/02/2020 01:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

Pero hay una lección importante aquí: si el proceso político de uno se basa en los votos contados a través de una aplicación telefónica, o una máquina de votación «direct-recording electronic» (DRE), el control técnico centralizado del sistema aumenta el riesgo de fracaso y corrupción en todo el sistema.

En Iowa, la desventaja de un sistema electrónico se vio agravada por la simple falta de competencia de los organizadores. El sistema de Iowa era una especie de híbrido entre los votos contados físicamente que luego se informaban a través de un sistema electrónico. Algunas partes del proceso eran directamente observables y verificables. Pero el componente electrónico del sistema parecía aumentar el error humano en lugar de mitigarlo.

Además, incluso cuando se anuncien finalmente los resultados, muchos tendrán buenas razones para considerarlos sospechosos. Algunos probablemente alegarán que los líderes de los partidos retrasaron los resultados a propósito para hacer «ajustes». Otros cuestionarán (considerablemente) si se puede confiar en que las personas que no pueden utilizar competentemente el sistema de recuento de votos cuenten adecuadamente los votos.

La buena noticia de todo esto es que esto es sólo una primaria. Este voto es esencialmente un recuento de votos privados para una organización privada conocida como el Partido Demócrata. Incluso si el voto en Iowa es totalmente chapucero, lo único que importa legalmente es el candidato elegido en la convención de este verano.

Sin embargo, las cosas son diferentes en unas elecciones nacionales. En esos casos, las apuestas son mayores, y la motivación para influir en ellas mayor. Cuando se usa el voto electrónico, los votos pueden perderse más fácil y convenientemente o cambiarse por error o esquemas maliciosos. Esto también puede hacerse más fácilmente a mayor escala. Sí, el recuento de votos en papel puede corromperse, pero es más difícil hacerlo a gran escala.

Sin embargo, muchos encargados de la formulación de políticas en muchos estados han sugerido «racionalizar» el proceso de votación avanzando cada vez más hacia los recuentos de votos en papel. Muchas de estas mismas personas se ponen filosóficas sobre la supuesta santidad del proceso democrático, o hacen afirmaciones histéricas sobre cómo los «hackers rusos» están tratando de corromper la política americana.

Esto no quiere decir que no haya gente por ahí tratando de manipular el conteo de votos. «Los rusos no son los únicos interesados en hacerlo. Como ha quedado muy claro desde la elección de Donald Trump, los burócratas de la inteligencia de EEUU en agencias como el FBI y la CIA están felices de emplear un aluvión interminable de planes para socavar a un presidente electo. James Comey, por ejemplo, empleó las investigaciones del FBI para aumentar su propio poder e influir en las elecciones de 2016 para satisfacer sus fines personales. También sabemos que la CIA y otras agencias de inteligencia participan en la guerra cibernética de su propio diseño. La idea de que estas habilidades y recursos nunca se emplearán para fines políticos domésticos es una linda idea.

La respuesta más razonable a todo esto es hacer que la logística de la corrupción y la «piratería» de las elecciones sea lo más desalentadora posible. El primer paso es insistir en las anticuadas papeletas de papel en todas las elecciones.

Desafortunadamente, menos de la mitad de los estados de EEUU requieren el uso de boletas físicas solamente. Más de la mitad emplean el voto electrónico, al menos en parte. Algunos estados incluso emplean el voto electrónico sin ningún tipo de registro en papel.

Una gran razón para emplear esquemas de conteo electrónico es hacer la vida más fácil a los funcionarios del gobierno. En otras palabras, la pereza e incompetencia de los funcionarios encargados del recuento de votos (en su mayoría «secretarios de estado» de los gobiernos estatales) significa que buscan una forma de gestionar el recuento de votos con un esfuerzo logístico mínimo.

Estos funcionarios afirman que es demasiado difícil contar todos los votos de forma pública, trazable y precisa.

Y sin embargo, el Reino Unido acaba de celebrar una elección con papeletas de papel en un país de más de 65 millones de personas. No es tan difícil. Como se explica aquí , cada votante del Reino Unido emite una boleta de papel. Las boletas son llevadas rápidamente al lugar donde son contadas. La gente entonces cuenta los votos al aire libre. Los candidatos pueden pedir múltiples recuentos. El candidato con más votos es anunciado en cada distrito electoral. El final. Como señaló un observador británico:

El 24 de junio de 2016, aproximadamente a las 6am, habíamos logrado contar 33.577.342 votos en el Referéndum de Brexit del Reino Unido. Estos votos fueron contados a mano y todos votamos poniendo una simple cruz en una caja, usando un lápiz de confianza.

Ahora, la votación en el caucus de Iowa ha estado cerrada por más de 16 horas y, hasta ahora, no ha habido ningún resultado. De hecho, sólo el 1, 9% de los votos han sido contados y están siendo reportados.

No digo que los británicos tengan un sistema perfecto, y pocos me acusarían de ser una especie de anglófilo. Contar los votos en un sistema de Primer Ministro es un poco diferente. Pero el hecho es que esto no es ciencia de cohetes. Sin embargo, ahora vivimos en una América donde los gobiernos no pueden manejar sus funciones más básicas. Sí, los gobiernos estatales y locales están seguros de pagar a sus empleados grandes salarios con exorbitantes beneficios de jubilación. Sin embargo, estos funcionarios bien pagados también nos dicen que, a pesar de los presupuestos en permanente crecimiento, las carreteras se están desmoronando y los puentes se están cayendo. Nos dicen que los niños de la escuela no saben leer porque enseñar a leer es tan, tan difícil. ¿Y contar las papeletas de papel? Para esta gente, es una nuez que es muy difícil de romper.

Fuente.


Sobre esta noticia

Autor:
Ecoliberal (2139 noticias)
Fuente:
miseshispano.org
Visitas:
37
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.