Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Mamáynené escriba una noticia?

Estrenando mi instinto de mamá: La Plagiocefalia

11/07/2014 15:50 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Un problema tan común y pocas veces atendido a tiempo

La primera vez que me di cuenta que debía escuchar más a mi corazón de mamá, aunque primeriza,  que las opiniones de otras personas fue, como para muchas mamás, en una situación angustiante.

Cuando mi hijito estaba cerca de cumplir los tres meses de edad, observé que no volteaba su cabeza a ambos lados con facilidad, sino sólo al lado derecho. El día transcurría tan agetreado para mí que cuando debía echarlo como para cambiarle el pañal o acostarlo a dormir, siempre terminaba en el mismo sentido.

Al comentarle a mi esposo que algo estaba mal, él observó al bebe y justo en ese instante el bebe volteaba a ambos lados aparentemente sin dificultad y mi esposo lógicamente me decía que todo estaba bien, que era mi imaginación. De igual modo sucedía cuando visitabamos a los abuelitos. Nadie podía ver nada raro, sólo yo. Era realmente triste ver como mi hijito se esforzaba para girar su cabecita al lado izquierdo pero ésta regresaba en contra de su voluntad y todo eso sólo lo veía yo, por lo que era a la vez frustrante que nadie me hiciera caso y me dijeran: "nooooo... te parece".

Recién me prestaron atención cuando todo se volvió mas evidente, la cabecita de mi bebe sólo miraba a un lado, tanto que por mantener la misma posición se estaba deformando, aplanando en la parte posterior y formándose un bulto en la frente.

Fue investigando en internet que confirmé mi temor. La cabeza de mi nenito estaba desarrollando una Plagiocefalia y eso no es una cuestión sólo estética, podía incluso afectar el desarrollo del cerebro. Sólo me faltó imprimir mis investigaciones para convencer a mi esposo de que algo estaba mal. Afortunadamente, el pediatra luego de evaluar al bebe, me dijo que había detectado el problema a tiempo, ordenando una terapia física y señalando recomendaciones de algunos cambios que debía hacer inmediatamente en la rutina del bebe:

- Cambiar de sentido la cuna, a fin de propiciar que el bebe mire hacia el lado opuesto.

- Cambiar el lado en el que yo dormía, ya que el bebe inicialmente dormía conmigo en la cama y él siempre giraba y dormía hacia mi lado.

- Hacerlo jugar sobre su pancita (como un sapito) encima de papá o mamá, propiciando que levante la cabeza y mire hacia ambos lados. Esto se podía complementar con estimulación auditiva (sonajas o algún juguete ruidoso que llame su atención).

La terapia física ayudó muchísimo y  la movilidad de la cabecita sin dificultad se logró en dos meses aproximadamente, pero las recomendaciones en casa debían continuar. Ya alrededor del año de edad, la cabeza tomó su forma más redondida.

Desde esa ocasión hago mas caso a mi instinto, a mi corazón de mamá, a ese vínculo que me une a mi hijo y que cada día se hace más fuerte.

 

Http://mamaynene.blogspot.com/


Sobre esta noticia

Autor:
Mamáynené (2 noticias)
Visitas:
681
Tipo:
Opinión
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.