Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Jhoninformatico escriba una noticia?

Esta noche no quiero despertar

28/03/2010 19:04 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Esta noche dormiré para siempre, cerraré mis ojos, la buscaré, la tomaré de las manos y le diré que nunca más mi cuerpo abandonará en las noches su alma y se irá

Día 1, 2, 3, 4, ...15.

Sentado al filo de la cama, miro mis pies rozarse con el piso, me miro a mi mismo desde otro ángulo, el dormitorio esta a media luz, una luz aparece al frente mio, es la luz de la luna, parece como si estuviera cansado de haber trabajado todo un día entero, pero si recién me levanto a empezar un día más.

Día 20, 21 ... 30

La misma postura desde hace un mes atrás, sentado al filo de la cama, cansado, confuso, a veces pienso si este es realmente el mundo en donde vivo o es el otro mundo de mis sueños en los que estoy contigo.

Tiempo atrás día 1.

Me pongo mi avatar y empiezo a soñar, poco a poco me incorporo, veo la puerta al otro mundo, de ese mundo que me conduce hacia ella, la encuentro, conversamos, nos reímos, prometemos salir al siguiente día.

Día 2.

Salimos, conversamos, paseamos, caminamos, Ella me abraza, no le importa la edad ni el tiempo, solo estar juntos en ese instante de tiempo finito, pienso; al siguiente día tengo que contárselo.

Día 3.

Le digo, reacciona, me acepta, nos besamos y los siguientes días son los mejores de mi vida, ja, que vida si solo es un sueño o ¿no?.

Pasan los días. día 20.

Aunque en el mundo de los sueños un día puede equivaler a meses no hay tiempo allí, ni gravedad.

Nos casamos, tenemos un hijo, la voy a visitar a la primera reunión de padres de familia en la escuela, mi hijo se baja del auto, corre hacia el aula donde esta ella, no alcanza a verla pues la ventana esta muy alta para su edad, apenas tiene 5 años, pero es un muchacho inteligente. Me acerco, lo abrazo, observamos por la ventana y encontramos a mamá, es Ella, a pesar del tiempo que llevamos juntos parece que esta más joven y hermosa como la primera vez que la encontré en este mundo, Ella me mira, nos saluda a los dos, se termina la reunión y salimos a comer.

Coeficiente de rozamiento

En la noche me acuesto a dormir, Ella se queda con mi hijo conversando un rato más, me acuesto y después de un momento despierto en el mismo cuarto, la misma cama, la misma luna, sentado en el filo de la cama miro mis pies rozarse con el suelo, entre el piso y mi pies hay un coeficiente de rozamiento que me permiten moverlos buscando mis zapatos, parece como si nunca durmiera y sin embargo estoy en el día 20 desde que decidí ponerme el avatar y abandonar este mundo real y pasar al mundo irreal, al mundo ilógico, al mundo en el que nunca estarás conmigo.

Pasan los días, día 30.

Y cada vez me despierto más y más confuso, voy a mi trabajo, la observo a Ella, tan distante, tan lejana, ni siquiera se da cuenta de lo que pasa, a veces tengo las ganas de acercarme y contarle lo que estoy pensando, pero se que no me entenderá y tal vez piense que estoy loco.

Me agrada que llegue la noche, veo mi cuarto solo y triste, como si faltase algo, apago la luz, me pongo el avatar y despierto, ahora me encuentro al lado de Ella, se despierta, me pregunta como dormí, extrañada por el profundo sueño que ve siempre en mí todas las noches, se cuestiona y me cuenta que en las noches parece que mi alma abandonase mi cuerpo y se trasladase a otro mundo, un mundo donde estoy solo, un mundo donde lo irreal es imposible, llora por que teme perderme, se acurruca en mi pecho y se vuelve a dormir un rato.

Que estoy haciendo me pregunto, porque no le digo la verdad, porque no decirle que no pertenezco a este mundo, que solo es un sueño, que ilógico pensar que me he enamorado de mi propio sueño y ahora días después de despertar solo, en el mismo cuarto frío, ver mis pies rozarse con el piso, sentado al filo de la cama, con la única compañía de la luna, cansado por que al dormir solo despierto en otro mundo y a veces hasta confuso por que no se si este es el mundo real en donde vivo o es el otro donde estoy con Ella, tenemos un hijo, una vida feliz, un sentido para seguir luchando; no se a cual mundo pertenezco.

Día 31.

Esta noche dormiré para siempre, cerraré mis ojos, la buscaré, la tomaré de las manos y le diré que nunca más mi cuerpo abandonará en las noches su alma y se irá, pues estoy decido a nunca más despertar, aunque eso implique nunca más levantarme al día siguiente.


Sobre esta noticia

Autor:
Jhoninformatico (1 noticias)
Visitas:
950
Tipo:
Suceso
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.