Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Luis Fernando Torres escriba una noticia?

El hombre lobo del hombre

11/10/2009 07:55 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Thomas hobbes, en el siglo xvi, explicó que el estado nació para dar seguridad y evitar las discordias entre seres humanos

¿Para qué, un buen día, los miembros de la primera comunidad humana establecieron autoridades y levantaron lo que, ahora, conocemos como Estado?. El famoso Thomas Hobbes, quien, por el siglo XVII, escribió el Leviatán, respondió la pregunta así: “… para el cuidado de su propia conservación y, por añadidura, para el logro de una vida más armónica; es decir, para poder abandonar esa miserable condición de guerra originada en las pasiones naturales de los seres humanos, cuando no existe poder visible que los tenga a raya … “. En otras palabras, el Estado nació para precautelar el primer derecho de los hombres, el derecho a la conservación, siempre que la autoridad estatal (Gobierno, Municipio) sea fiel a su primera obligación, dar seguridad a los ciudadanos.

El gran problema no es que los seres humanos olviden cual es su primer derecho, el derecho a la conservación, por cierto, muy mal escrito en la Constitución revolucionaria de Montecristi, sino que las autoridades dejen de recordar cual es su primera obligación, garantizar la seguridad ciudadana, como ocurre, lamentablemente, cuando están dedicadas a la promoción de equivocadas aventuras socialistas, en medio de estériles enfrentamientos políticos.

El inglés Hobbes formuló toda su teoría sobre la base de la premisa según la cual los seres humanos, cuando se encuentran en estado de naturaleza, esto es, sin autoridad, son proclives a la discordia, alentados por la competencia, la desconfianza y la gloria. No mencionó a la delincuencia, entre los detonantes de la discordia, posiblemente porque, en aquella época, no había adquirido las dimensiones actuales. En todo caso, de lo que sí estaba seguro era que los hombres, enfrentados unos con otros, se transformaban en lobos de su misma especie.

El delincuente contemporáneo es un lobo de sus víctimas. Las devora con facilidad, especialmente cuando las autoridades fallan y los controles se corrompen.

El Alcalde de Guayaquil dijo una verdad sobre su ciudad: “la delincuencia seguirá aumentando mientras no se desmonten las estructuras institucionales pro crimen”. El Fiscal General fue más allá y acusó a las recientes reformas al Código Penal de favorecer a la delincuencia, mediante la descriminalización de conductas y la facilidad para salir de las cárceles.

El último estado de excepción decretado por el Presidente de la República para las ciudades de Guayaquil, Quito y Manta fue la prueba que faltaba para comprobar que, al menos en esas comunidades, el primer derecho de los ciudadanos a la conservación ha sido relegado a un segundo plano.

La asamblea descriminalizó conductas criminales en el robo y hurto menores a 654 usd

No solamente Guayaquil, Quito y Manta están asediadas por la delincuencia. Ambato y otras ciudades se encuentran en condiciones parecidas. Sin embargo, no han merecido la necesaria atención gubernamental. Están, por lo pronto, fuera del decreto presidencial.

Diariamente se conocen, en nuestra ciudad, casos alarmantes. Una señora relataba a sus vecinas que en el asiento posterior de un bus interparroquial, al mediodía, un joven de 16 años fue apuñalado por otro joven de 20 años dispuesto a robarle el celular, después de haberse subido al vehículo con el disfraz de vendedor. Un guardia comentaba que, a plena luz del día, a un comercio ubicado en una calle del centro de la urbe ingresó un jovencito de 18 años, desenfundó una pistola, la colocó sobre la cabeza de la vendedora, le pidió el celular y algo de dinero, salió y se perdió. Ninguno de los dos casos llegó al Ministerio Público. La Policía ni siquiera se dio cuenta de lo ocurrido. Lo preocupante es que en el segundo asalto la vendedora escuchó que el joven delincuente murmuró que no pasaba nada cuando la cantidad robada era menor a 3 salarios básicos.

En marzo de este año, el “congresillo” convirtió a los robos y hurtos menores a 654 USD en simples contravenciones de cuarta clase, sancionadas con prisión de 5 a 7 días y multa de 14 a 28 USD. En las recientes reformas a la legislación procesal penal, nada hizo para impedir que recibieran el mismo tratamiento los detenidos por primera vez y los delincuentes avezados, aquellos que han sido privados de su libertad en forma reiterada. Mantuvo, dentro de un mal entendido garantismo, la disposición por la que, de no existir la decisión judicial de llamarlos a juicio, pueden salir de la cárcel a seguir delinquiendo. Hizo bien el Ministro Fiscal en criticar estas apresuradas reformas del hijo menor de la famosa Asamblea de Montecristi, el “congresillo” de tan triste recordación.

¿De dónde va a obtener el tiempo necesario para salvaguardar la seguridad de los ciudadanos el Gobierno ecuatoriano que ha pasado concentrado en innumerables burlas y peleas con los medios de comunicación, los pelucones, los gremios, las petroleras, los maestros, los indígenas, Uribe, el hermano mayor, Nebot, Lucio, la partidocracia, los banqueros y con los que siguen en la lista de las cadenas sabatinas?. Estamos llegando al límite con tanto circo y tan poca seguridad ciudadana.

Los concejales de la Comisión de Seguridad del Municipio han levantado la bandera de lucha contra la delincuencia. Felicitaciones por el buen ejemplo. Ojalá que, en medio de tanta inseguridad ciudadana, no aparezcan los politicastros a desmerecer las positivas iniciativas de los ediles municipales.

El gobierno ecuatoriano, preocupado en llevar adelante la equivocada aventura del socialismo, no ha dado prioridad a combatir la delincuencia

Www.luisfernandotorres.com


Sobre esta noticia

Autor:
Luis Fernando Torres (78 noticias)
Visitas:
2474
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.