Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que José Isidro escriba una noticia?

El comercio justo

23/03/2010 17:22 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El comercio justo no lo hace los Robín Hood como pretenden los socialistas, el comercio justo es el resultado propio del intercambio libre de los individuos en el mercado, nada más que eso

LA economía como muchas ciencias modernas, se ha dejado llevar por el empirismo, pero no de aquel conocimiento empírico que por lógica se acerca a la realidad que vivimos los individuos, sino al empirismo relativista, donde al igual que a la magia y adivinaciones, todo es posible. Un universo de buenas intenciones, donde el fracaso no existe, convirtiendo la realidad en un infierno y la utopía de la justicia y equidad social en un cielo, posible de alcanzar. Este empirismo sin lógica en la economía se manifiesta en ideas poco prácticas por decirlo de la manera más respetuosa al socialismo y sus diversas corrientes.

El comercio justo no lo hace los Robín Hood como pretenden los socialistas, el comercio justo es el resultado propio del intercambio libre de los individuos en el mercado, nada más que eso, no podemos obligar a que los consumidores paguen valores adicionales a los ineficientes productores, o que los consumidores subsidien a los productores de materias primas, como una compensación porque el lucro o ganancia entre comillas “desmedida” que tuvo el intermediario o el que le genero algún valor agregado, y en verdad que viéndolo desde ese punto de vista diríamos pobres los productores y poco mas y lloraríamos, pero el mercado a brindado esta suerte de realidades, para que exista un dinamismo propio y junto a herramientas como la creatividad y la innovación, el mercado se vaya desarrollando y nos haga participes de muchos casos de éxito para los que pudieron leer estas señales que el mercado daba y para los que no las percibieron, lamentablemente también observaremos fracasos.

En la actualidad han aparecido estas ideas del comercio justo y de la mano de los que promueven la esclavitud mental, de los ineficientes, de los monopolistas estatales, de los planificadores centrales y de los que atacan a la libertad, estos conceptos distorsionados que estos tienen del comercio justo, trastocan todos los principios de libertad y afectan a la propiedad primaria o el bien más valorado de los individuos como es el dinero.

Esta suerte de comercio justo, como la visualizan los socialistas, no es más que paternalismo, intervención del mercado y mercantilismo puro, y porque se dan estos problemas, porque parece tan agradable la idea de comercio justo, esto se basa a la subjetividad de conceptos como la justicia, y en esta subjetividad es que los socialistas explotan las sensibilidades de los individuos y hay abstracciones de lo que la lógica practica nos diría.

Ya muchos de ustedes se aburrirán de que este parafraseando y no haciendo practico esto, pues vamos a lo práctico, tenemos algunos casos para usar aquí en el Ecuador, ejemplo el mercado del Banano, Ecuador como muchos de ustedes sabrán es el primer exportador de Banano del Mundo, pero mucha de esta producción no se ha realizado en base a la eficiencia y al libre mercado, sino que una vez más gracias al estado interventor que está ahí para perjudicarnos, acciones como la regulación de precios, al poner un precio mínimo de referencia o también llamado precio de sustentación, hace que el estado perjudique a los productores sin haberse dado cuenta, al contar con un precio mínimo de ganancia fomento el aumento indiscriminado de la producción, y se genero sobreoferta, por lo cual, los precios internacionales bajaron, otro de los efectos al tener un precio mínimo, fue que los costos de producción se incrementaron, pues los productores al tener una ganancia mínima y al ser protegidos por una regulación, hace que los proveedores de insumos eleven sus precios al saber que los productores bananeros cuentan con este precio mínimo.

De que sirvió el precio mínimo, quizás destruyo o ayudo a entorpecer el mercado internacional, quizás no permitió la venta a nuevos mercados, quizás este sea el motivo por el cual usted no está desayunando en este instante banano. Y así en muchos de sus países encontraran otros ejemplos, un problema que es común en latinoamérica es las tarifas telefónicas o eléctricas de las compañías estatales, ahí no hay comercio justo, muchas veces son monopolios, y cuando han sido privatizadas, se han usado los procedimientos más mercantilistas posibles, donde han hecho dinero los compadres y amigos de los gobernantes de turno, y se han constituido en los monopolios privados más protegidos de la acción de nuevos competidores en el mercado.

Hay un libro muy interesante pero no muy liberal en sus propuestas, se llama el economista camuflado, para los que gustan de los títulos en ingles: the undercover economist, en este libro se presenta casos interesantes sobre la influencia de las regulaciones estatales en los precios, y presenta ideas muy interesantes acerca del espacio radioeléctrico, las subastas a la inversa, las licitaciones y concesiones, estas ideas pueden ser en algún momento practicas y yo reflexionaba en un caso especial, supongamos, aunque para mi es una afirmación, el socialismo fracasa en Ecuador, y el presidente Correa destruye el país, a pesar de que él dice que no tiene la culpa, que fueron sus ineficientes asesores, ministros y demás miembros del circulo rosa. Un nuevo gobierno asume la titánica labor de reconstruir el Ecuador con lo que queda de él, y dentro de los pocos recursos que tiene el nuevo gobierno, decide vender sus empresas estatales de electricidad y telefonía, y todos pensaran que habrá un Carlos Slim que hará su agosto comprando a precio de gallina robada, pues supongamos que el nuevo gobierno es medianamente inteligente y no decide vender a un solo comprador las compañías estatales, y dirán cómo es posible esto, ¿acaso el tendido eléctrico se puede dividir en partes? ¿De quién son los postes telefónicos? Hay 2 posibles soluciones en estos casos.

Esta suerte de comercio justo, como la visualizan los socialistas, no es más que paternalismo, intervención del mercado y mercantilismo puro

La primera les gustara seguro a mis amigos que simpatizan de alguna manera con la existencia de un estado empresario, pues se trata de concesionar y ya de ahí no hablamos de administración de las redes, sino de más bien pasar a otro nivel y concesionar usuarios, es decir la primera vez se repartirá los clientes entre 3 o 4 empresas, luego el cliente tendrá la libertad de elegir, entre servicios y tarifas, y dirán seguro funciona en las grandes ciudades y que pasa con las zonas rurales, pues se aplicaría a extensiones más grandes de tierra, si el número de usuarios no justifica utilidades se juntaría cantones o provincias, departamentos o estados, de acuerdo a como sea la división territorial en sus respectivos países. Y muchos se plantearan los problemas que esto generaría, ¿quien administra la red?, ¿quien le da mantenimiento?, ¿Quién amplia la red? Todos estos cuestionamientos se solucionan en pasos sencillos, se divide en partes iguales geográficamente, luego se les da la libertad a los concesionarios de negociar libremente con los constructores de nuevas soluciones habitacionales o ciudadelas.

La segunda es un tanto similar a la primera pero la diferencia es la concepción, acá no partimos de un estado empresario, sino de un estado como mano invisible, quizás algo regulador, más no interventor, ahora vamos al grano, la empresa pública tiene 2 opciones en las zonas urbanas grandes al igual que en las regiones, provincias, departamentos o estados rurales o de menor habitantes, se divide en 4 empresas con una zona geográfica específica para cada una, o se genera la venta de la compañía estatal en iguales porcentajes a los 4 nuevos operadores, y estos a su vez son socios estratégicos y competidores, socios en la compañía operadora del sistema y competidores en la provisión de servicios hacia los clientes.

Comprenderán que 3 páginas no son un espacio suficiente para poder explicar ideas como estas, simplemente estoy lanzando al aire, una posible solución para problemas públicos por administración estatal, quizás una de las soluciones es simplemente venderlo en la bolsa de valores y dejar que el mercado nos brinde las soluciones más diversas y eficientes.

Luego de haber analizado brevemente 2 casos particulares, seguro habrá muchos más, podemos decir que el comercio justo con esos matices rojos y paternalistas no existe, pues siempre será el comercio justo lo que su bolsillo pueda pagar, no podemos obligarle a pagar la ineficiencia de otros, no podemos de hablar de explotación cuando ambas partes acordaron el intercambio, recordemos que la justicia es una dama vendada con una balanza y en las esculturas donde la representan siempre la balanza está equilibrada, así funciona el mercado, todos ganan, porque tienen la libertad para negociar con quienes deseen, al precio que deseen pactar.

Y si existiera en verdad el comercio justo, no creen que nosotros un país petrolero, deberíamos pedir a los productores de derivados que utilizan nuestro petróleo que nos obsequien 1 dólar adicional por cada galón de gasolina vendido, a lo sumo obtendríamos un promedio de entre 40 a 50 dólares por barril, debido a ciertos factores como calidad, desperdicios, etc.

¿Creen que sería justo que los consumidores de otros países paguen por nuestra ineficiencia? ¿Seguro perderíamos muchos clientes de nuestro petróleo, por lo caro de su precio justo? ¿y si fuera el caso de que recibiríamos ese dinero adicional, acaso no es el estado ineficiente el que dispondría de esos fondos?.

Es por eso que otra vez les digo y les hago énfasis no existe el comercio justo, tal y cual como lo conciben los socialistas, el precio justo es el de la libertad de elegir, lastimosamente Ecuador no lo ve así y ahora el estado se prepara para atacar al sector camaronero, y ahí los socialistas tienen otras banderas, hablan de la industria estratégica para el estado, ¿y cuál es la industria estratégica? YO LES RESPONDO SEÑORES, INDUSTRIA ESTRATEGICA ES LA QUE ESTA LEJOS DE LAS GARRAS DEL ESTADO.

En la actualidad han aparecido estas ideas del comercio justo y de la mano de los que promueven la esclavitud mental

Saludos Cordiales,

José Isidro

joseimorante@hotmail.com


Sobre esta noticia

Autor:
José Isidro (65 noticias)
Visitas:
2552
Tipo:
Opinión
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.