Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Irenemm escriba una noticia?

Ecografía: ¿Cómo funciona?

19
- +
27/10/2021 05:31 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Un ecógrafo es un aparato compuesto por un receptor y un emisor de ondas de ultrasonido (un cabezal y una sonda que actúa como trasmisor de ondas que convierte las ondas recibidas en una imagen y la trasmite por un monitor)

La ecografía se encarga de enviar ondas sonoras inaudibles de alta frecuencia (ultrasonidos) a través de los tejidos del cuerpo, el eco de los sonidos se transforma en una imagen en blanco y negro para visualizar los tejidos.

En este artículo te mostramos cómo funciona la ecografía.

La ecografía es el método no invasivo más utilizado en la medicina, gracias al cual se pueden examinar y diagnosticar los órganos internos. Permite ver el tamaño, la forma y la posición de los órganos, así como su interior. Es seguro para el paciente y puede realizarse incluso en intervalos cortos sin perjudicar la salud del paciente.

Las ondas de ultrasonido son emitidas por una sonda aplicada a la piel del paciente, penetran en el cuerpo, donde son reflejados por los órganos internos y luego son recogidos por la misma sonda y procesados en una imagen visible en el monitor.

Uno de los exámenes más populares es la ecografía de los vasos sanguíneos mediante el efecto Doppler, que permite evaluar la velocidad y la dirección del flujo sanguíneo en los vasos.

Para el examen de la cavidad abdominal y el electrograma (ECG) cardíaco se utilizan frecuencias de onda más bajas, por lo que es posible obtener imágenes de órganos situados a mayor profundidad (aunque a costa de una menor resolución). Con ondas de mayor frecuencia, por ejemplo, en la ecografía vaginal, los ganglios linfáticos o los vasos venosos, se obtienen imágenes muy precisas, pero de órganos más superficiales.

La Ecografía abdominal es la más frecuente. Tras aplicar una capa de gel especial transparente sobre la piel del paciente, que impide que las ondas se dispersen, el médico puede ver los órganos internos: riñones, páncreas, hígado, bazo, vesícula biliar. La ecografía no permite ver los intestinos y el estómago.

También se realizan las siguientes ecografías: transrectal de próstata, endovaginal, proctológica y Doppler.

Tipos de imágenes médicas: ecografías

Con el uso de la ecografía abdominal se pueden obtener imágenes de los siguientes órganos: hígado, páncreas, bazo, riñones, vesícula y conductos biliares, órganos genitourinarios: vejiga urinaria, próstata, útero, ovarios y testículos, además, tiroides, pezones, ganglios linfáticos (en el cuello, supraclavicular, subclavicular, en las axilas, en la ingle, a lo largo de la aorta y los vasos ilíacos), vasos (dilatación, estenosis, aneurismas, placas ateroscleróticas), glándulas salivales, lesiones de tejidos blandos, articulaciones, etc.

Durante el examen se puede evaluar la forma y el tamaño de los órganos, su estructura y su ecogenicidad, es decir, el "brillo" de la estructura examinada en la imagen, que puede aumentar o disminuir (por ejemplo, el aumento de la ecogenicidad del hígado indica su esteatosis).

Otros métodos especiales, que no forman parte del diagnóstico rutinario, es la ecografía 3D

Otros métodos especiales, que no forman parte del diagnóstico rutinario, es la ecografía 3D

Además de la evaluación de los órganos,  la ecografía permite visualizar, medir y determinar algunas características de sus alteraciones (tumores, abscesos, calcificaciones, etc.).

Lamentablemente, sólo con la ecografía no es posible determinar si una determinada lesión es maligna o benigna, aunque obviamente hay algunas características que hablan más a favor de una u otra.

En ocasiones, es necesario realizar pruebas adicionales, como una tomografía computarizada o una biopsia de la lesión, que ayudan a determinar su naturaleza.

La ecografía también puede detectar fácilmente la presencia de líquido en el cuerpo. Durante el examen también son bien visibles los cálculos, por ejemplo, en los riñones o la vesícula biliar. Además, se realizan todo tipo de punciones (diagnósticas o terapéuticas) bajo la guía de la ecografía, por ejemplo, la extracción de líquido del abdomen o del tórax, la punción de quistes, la recogida de material para el examen morfológico de diversas lesiones durante la biopsia, etc.

La ecografía durante el embarazo refleja siempre donde cambian las capas de tejido, por ejemplo, en la interfaz entre el líquido amniótico y la pared uterina o el tejido del bebe. Esto crea una imagen del bebe en el útero, que siempre es bidimensional, o una sección.

La ecografía vaginal ofrece excelentes imágenes del diminuto embrión, especialmente en las primeras fases del embarazo, hasta las 12 semanas. La ecografía vaginal también es mejor que la ecografía abdominal para diagnosticar un riesgo de aborto o de embarazo en las trompas de Falopio o en la cavidad abdominal.

Otros métodos especiales, que no forman parte del diagnóstico rutinario, es la ecografía 3D.

Las ecografías no duelen en absoluto. Y nunca ha habido la más mínima señal de que estas pruebas perjudiquen a la mujer embarazada o al bebé. Por el contrario, ver a tu hijo moverse durante el examen es una experiencia maravillosa y tranquilizadora.

Sin embargo, no se debe abusar de las ecografías para ver al bebé. Cualquier ecografía, además de los tres controles rutinarios programados, requiere siempre una justificación médica.

 


Sobre esta noticia

Autor:
Irenemm (135 noticias)
Visitas:
77
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.