Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Dch escriba una noticia?

“Si AP dice que no voy, diré al pueblo: hasta aquí llego”

14/08/2013 04:21 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El alcalde de La Concordia, Walter Ocampo, no oculta su interés en la posibilidad de presentarse a la reelección, aunque afirma estar dispuesto a allanarse a la disciplina del partido de Gobierno

¿Cuál considera es su obra emblemática al frente de La Concordia?

La consulta de adhesión a Santo Domingo. Esto porque al principio nadie creía en ella y después la gente llegó a pedirme primero consulta y después agua potable y alcantarillado.

¿Qué ganó La Concordia con el proceso?

Yo creo que ganó no solo cercanía, sino la conveniencia de tener un espacio dentro de la nueva provincia donde la densidad poblacional puede arrojar el resultado de poner a un prefecto. Esmeraldas antes usaba a La Concordia como un botín electoral, ofreciéndonos de todo; pero hasta que llegó el momento de despertar. Fue pasar de un estado en que veíamos que no éramos atendidos a, estando más cerca, poder ir a reclamar a cada momento.

¿Hay ventajas en cuanto a la asignación de recursos? 

Sí, podemos ser parte de la Cámara Provincial. En Esmeraldas nunca pude asistir a una sesión, por pedir la consulta popular. Fui impedido por la exprefecta (Lucía Sosa, destituida), quien me decía que si iba, prácticamente me iba a arrastrar. Y por ello, preferí seguir con mi lucha desde afuera. Siempre reclamando los dineros que salían a nombre de La Concordia; pero nunca hicieron caso.

¿Qué otra cosa ha logrado?

Entregar un municipio cero piponazgo, cero deudas, con un modelo diferente que permita, junto con el 97% de los concordenses, a un año multiplicarlo por cuatro para superar esos 50 años de atraso. Y los estamos logrando. Esto nos ha permitido no solo tener maquinaria propia, sino tener un plan de ordenamiento territorial por primera vez; un catastro, más de 100 ordenanzas.

¿Qué le queda por hacer?

De mi plan de gobierno presentado para ser candidato, tenemos el 98% cumplido. Aunque   hay muchas cosas que quiero hacer, pero sería en otro período. Aunque sí me hubiese gustado dejar consolidadas las empresas municipales.

Más sobre

Entonces, ¿piensa en la posibilidad de un nuevo período?

La verdad que sí, aunque yo creo que llegará el día que me retire de la política. Se dice que quien entra en ella, nunca sale. Pero yo lo hice por amor a mi pueblo. Pero a veces se ve que es tan sucia la política, que indigna; no podemos manejar así al país. Algún momento puse en mi Twitter que “La Concordia era un Ecuador chiquito” y se lo envíe al Presidente de la República. Pero creo que en algo hemos superado aquello.

¿Lo han tentado seguidores con una nueva candidatura?

Sí, porque creen que debería ir por AP para asegurar el proceso. Pero les digo a las bases que el buró nacional del partido determinará si yo tengo que ir a la reelección. Esto a pesar de la mala fe y la cizaña sembrada en mi contra al tildarme, por ejemplo, de racista, involucrándome con un monumento del que yo no tengo la culpa (se refiere al colocado en el parque central del cantón santodomingueño). Hay gente que pone eso delante del presidente Correa para hacerme daño. Pero en las cinco auditorías de la Contraloría jamás han encontrado un acto reñido con la ley. Eso también es un logro, pues he mostrado a los empleados que si no robo tengo derecho a botar del Municipio a un corrupto. Pero si PAIS me dice que no voy, aunque sea difícil, tendré que decirle al pueblo: hasta aquí llego.

¿Qué hay del supuesto apoyo al movimiento 5 de Febrero?

Eso es un error. No hay una firma mía en la inscripción. No soy fundador. Se trata de un grupo de ciudadanos y ciudadanas del cantón que ha sido vejado por quienes se toman el nombre del movimiento PAIS. Y a los de 5 de Febrero les he dicho: “Hagan lo que ustedes crean que deben”.

¿El apoyo es moral, entonces?

Sí, el apoyo es moral. Y fue una coincidencia estar presente en la inscripción del movimiento cuando yo fui a pelear por el cambio de domicilio. Y ese día solo les deseé suerte. (Web Diario El Telégrafo)


Sobre esta noticia

Autor:
Dch (115 noticias)
Visitas:
200
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.