Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Charlypol escriba una noticia?

De las cavernas a la era moderna

17/05/2020 08:24 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Las modernas tecnologías nos confunden televisores hd y demás avances nos hacen creer que vivimos en un mundo fantástico llenos de luces de colores. Sin embargo seguimos inmersos en el mismo mundo de hace millones de años

El hombre moderno nace y pocos años de vida le bastan para que su tierna mente sea acaparada por los tentáculos ilusionistas de un ayer remoto.

Los espejitos de colores nos hacen creer que vivimos en un mundo tridimensional. Que podemos romper la gravedad construyendo un ángulo de noventa grados semejante a una torre cuyo opuesto pueda terminar en algún planeta y, sin embargo sus bases continuan alojadas en un mundo plano.

Pocos son lo que pueden comprar lotes en la Luna o realizar viajes de placer hasta la estratosfera. Los demás mortales se acomodan día a día bajo la seguridad que les otorga provisoriamente, la moderna caverna de su mundo plano. Sin ánimo de ofender al hombre moderno que se jacta de vivir en los albores del fin del mundo y haber rebelado los misterios del átomo. Sostengo con atrevimiento el pensamiento de que la existencia en pleno siglo veintiuno, continúa inmersa en un mundo que tal como hace miles de años se manifestaba completamente plano. Donde el ser primitivo sustentaba su vida en base a poseer una buena cueva y un buen garrote. El descubrimiento del fuego hizo que su existencia cobrara un poco de color y que su mente brillara en tratar entender como se producía semejante fenómeno de la física que a la vez de hacerlo pensar, le servía para dar calor a su miserable vida.

Hoy día la tecnología parece sustituir por momentos al antiguo fogón, frente al cual el ser humano pasaba horas como hipnotizado por su magia.

¿En que consiste el adelanto de la existencia sino en haber descubierto una forma diferente de dirigir el fuego con su encantamiento? Antiguamente esa energía se propagaba libre como una llama, y en estos tiempos modernos; es tele programada y dirigida por el hombre. Probablemente el calor del fuego haya influenciado en el desarrollo del hombre primitivo, el cual lentamente se fue agrupando y formado sociedades hasta hacerse poderoso y dominante. No sabemos cuantos millones de años el hombre sobrevivió a esa vida miserable y animal, pero si es posible que a partir del fuego su existencia haya cobrado una dinámica diferente. No era necesaria ninguna ciencia para hacer aparecer el tan codiciado fuego, bastaba con golpear determinadas piedras y, aparecían las chispas como por arte de un truco bien elaborado. Pero juntamente con las codiciadas lenguas ardientes aparece el dominio y el poder. Quien poseía el fuego, poseía el poder. Quien poseía el poder poseía el mundo plano.

Todos creían que la tierra era plana y no estaban equivocados ¿Que necesidad había de que el planeta fuese circular si para la mente humana todo era un gigantesco plano sin fin?. Lo impresionante de todo esto es que fueron innumerables los siglos en que la vida se formo en base a este modelo. Muchísimos en comparación con los apenas quinientos o seiscientos de la era global. Millones de años formaron al ser humano de hoy, su mente y su conducta. 

Lamentablemente la mayoría de los terráqueos continuamos pensando de manera bidimensional y, el que tiene el dominio de la tridimensional domina. Sin embargo es solo un espejismo, pues hasta que el ser humano no aprenda a ser justo con sus semejantes continuaremos encadenados a esas dos dimensiones de la era plana. Viviendo como seres planos en un mundo tridimensional. Porque para el desarrollo de una era distinta, de nada sirve ser poderoso, rico u, ostentoso. Sin importar el desarrollo de la humanidad en su conjunto. El pensamiento: "Me salvo yo y así estoy por encima del resto" Es solo un signo del antiguo mundo cavernícola del cual aún no hemos logrado superar. Creerse poderoso por poseer algunas riquezas no difiere de quienes se creían mejores por poseer el poder de hacer aparecer el fuego. En los siglos venideros, lo que le suceda al otro nos importará mucho más de lo que imaginamos, la sociedad cada vez esta más entrelazada de tal modo que lo que le sucede al otro nos involucra lo querramos o no. Un ejemplo es la peste del covi-19, para que el planeta en su conjunto este libre de este mal, todos tenemos que estar sanos. O nos libramos todos o estamos todos en peligro. Sucederá con el recalentamiento global y así sucesivamente en todos los ordenes. Al fin cuando esto empiece a vizlumbrar podremos decir: Entramos en una era distinta y aquel mundo de las cavernas quedó en el olvido.

Carlos Polleé

 

 

 

 

 

 

 

 


Sobre esta noticia

Autor:
Charlypol (778 noticias)
Visitas:
6553
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.