Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que 20minutos.es escriba una noticia?

¿Cuántos tipos de peste existen? ¿Qué caracterizó a la peste negra?

0
- +
07/07/2020 09:59 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

A lo largo de la historia de la humanidad, la peste ha provocado graves pandemias con efectos devastadores sobre la población. Puede que la más conocida sea la denominada como peste negra que asoló Europa a mediados del siglo XIV y que causó la muerte de aproximadamente 50 millones de personas, tal y como destaca la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Conocida también como muerte negra, los expertos creen que el brote epidémico comenzó en Asia y traspasó el océano hasta llegar a Europa a través de las rutas comerciales. Es complicado establecer una cifra exacta de víctimas en todo el mundo, pero diversas teorías aseguran que afectó a un tercio de la población.

Desde su estallido, "la peste negra se convirtió en una inseparable compañera de viaje de la población europea, hasta su último brote a principios del siglo XVIII. Sin embargo, el mal jamás se volvió a manifestar con la virulencia de 1346-1353, cuando impregnó la conciencia y la conducta de las gentes, lo que no es de extrañar. Por entonces había otras enfermedades endémicas que azotaban constantemente a la población, como la disentería, la gripe, el sarampión y la lepra, la más temida", explican en Historia National Geographic.

Esta plaga procedente de Asia se extendió por todo el mundo en un escaso margen de tiempo debido, en gran parte, a las deficientes condiciones higiénicas, la mala alimentación y la imposibilidad de tratamiento.

La peste es una enfermedad infecciosa provocada por una bacteria zoonótica denominada Yersinia pestis que se encuentra en pequeños mamíferos y roedores y en las pulgas que los parasitan.

De esta manera, la transmisión entre los animales es producida por las pulgas y el ser humano se puede contagiar, según la OMS, de las siguientes maneras: por la picadura de pulgas infectadas, por el contacto estrecho con líquidos corporales infectados o materiales contaminados, y por la inhalación de gotículas respiratorias de personas con peste neumónica.

¿Dónde está presente esta enfermedad? ¿Sigue habiendo casos en la actualidad? La peste está presente en todos los continentes menos en Oceanía. "Hay riesgo de peste humana en todo lugar en que la población humana coexista con la presencia de focos naturales de peste (la bacteria, un animal reservorio y un vector)", subraya la OMS.

Se han registrado epidemias de peste en África, Asía y Sudamérica, "pero desde la década de 1990 la mayoría de los casos se han concentrado en África". Los tres países más endémicos de peste son Madagascar, Perú y la República Democrática del Congo. Según los datos disponibles de la organización, entre 2010 y 2015 se han notificado 3248 casos en el mundo, 584 de ellos mortales.

Aunque originadas por la misma bacteria, existen tres tipos de peste cuyos síntomas varían: bubónica (afecta a los ganglios linfáticos), septicémica (afecta a la sangre) y neumónica (afecta a los pulmones). "Es una enfermedad muy grave para el ser humano, sobre todo en sus formas septicémica (infección sistémica causada por la presencia de bacterias en el torrente sanguíneo) y neumónica".

A pesar de que se puede tratar con antibióticos, la tasa de letalidad ante la ausencia de un tratamiento es del 30 al 100%. En este sentido, "la forma neumónica, invariablemente mortal si no se trata pronto, es especialmente contagiosa y puede desencadenar epidemias graves con transmisión de persona a persona a través de gotículas respiratorias suspendidas en el aire", añade la OMS.

Respecto a la peste negra del siglo XIV, los indicios sugieren que la forma en la que se originó fue bubónica primaria y la transmisión "se produjo a través de barcos y personas que transportaban los fatídicos agentes, las ratas y las pulgas infectadas, entre las mercancías o en sus propios cuerpos, y de este modo propagaban la peste, sin darse cuenta, allí donde llegaban", recogen en National Geographic.

De esta manera, la forma de manifestación más común fue la bubónica, pero había más variantes como la peste septicémica, "en la cual el contagio pasaba a la sangre, lo que se manifestaba en forma de visibles manchas oscuras en la piel". Por esta razón recibió el nombre de peste negra o muerte negra. También se dieron casos de peste neumónica, "que afectaba al aparato respiratorio y provocaba una tos expectorante que podía dar lugar al contagio a través del aire".

Uno de los interrogantes de esta pandemia siempre ha sido su rápida y extensa propagación y, de hecho, "algunos historiadores proponen que la modalidad mayoritaria fue la peste neumónica o pulmonar, y que su transmisión a través del aire hizo que el contagio fuera muy rápido".

La peste bubónica es la forma más frecuente de la enfermedad cuyo periodo de incubación puede ser de hasta siete días. Es provocada por la picadura de pulgas infectadas y recibe este nombre porque los ganglios linfáticos (bubones) se inflaman y se hinchan provocando dolor y tensión. Estos bubones pueden encontrarse en las axilas, cuello o ingles, aunque otros síntomas de esta forma de peste son: fatiga, dolor de cabeza, fiebre repentina, escalofrías o dolores musculares.

"La peste bubónica raramente se transmite entre personas. Sin embargo, puede evolucionar y diseminarse a los pulmones, causando una forma más grave de la enfermedad denominada peste neumónica", indica la OMS.

La peste septicémica seproduce "cuando las bacterias de la plaga se multiplican en el torrente sanguíneo", señalan en Mayo Clinic. En este caso, los síntomas pueden ser los siguientes: fiebres, escalofríos, debilidad, dolor abdominal, diarrea, vómitos, gangrena en las extremidades o sangrado en la boca, nariz o debajo de la piel.

La peste neumónica o pulmonar es una de las formas más graves y altamente mortal si no se trata inmediatamente. "El periodo de incubación puede ser de tan solo 24 horas y cualquier persona con peste neumónica puede transmitir la enfermedad a otras", subraya la OMS. Los síntomas aparecen poco después de la infección e incluyen dificultad para respirar, tos con restos de sangre en el esputo, fiebre, nauseas, vómitos, dolor de cabeza o debilidad.


Sobre esta noticia

Autor:
20minutos.es (35550 noticias)
Fuente:
20minutos.es
Visitas:
27
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.