Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Supersalud escriba una noticia?

Consejos para tu visión al trabajar con el ordenador

16
- +
27/10/2020 09:13 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Cada vez más personas, y cada vez a una edad más temprana, están “enganchadas” más horas al día a dispositivos con pantalla. Es importante tener en cuenta algunos consejos que puedan evitar que tus ojos se vean perjudicados

La pantalla del ordenador, la tablet y el móvil forman parte de nuestras vidas, pero hay un grupo de población que está frente a estos dispositivos por motivos laborales y profesionales durante muchas horas de manera continuada y que son los más propensos, pero no los únicos, a presentar síntomas visuales tras el uso de estas tecnologías.

Los síntomas que pueden aparecer tras un uso inadecuado de estas pantallas varían de una persona a otra y pueden ser alguno o varios de los siguientes:

- Ojos rojos

- Lagrimeo

- Sequedad

- Escozor, picor, sensación de arenilla

- Dolores de cabeza, mareos, nauseas, vértigos

- Visión borrosa

- Visión doble

- Fatiga ocular

- Dolor de cuello, hombros, espalda, muñeca, manos

- Molestias en los párpados, ojos hinchados

- Molestia a la luz

Pero ¿porqué hablamos de uso inadecuado?. Pues por que las pantallas no son el problema sino su mala utilización. Mala iluminación del entorno, mala posición y distancia del equipo y mala postura del usuario son algunas de las causas que podemos mejorar. He aquí unos cuantos consejos que seguro, al menos en parte, podemos incluir en nuestra rutina diaria.

Postura.

Nuestra posición frente a los ordenadores deja mucho que desear en general. La espalda debe estar recta y apoyada sobre el respaldo de la silla, y las piernas (nunca cruzadas) deberán tocar el suelo. La cabeza debe estar en una posición natural mirando al frente. Para ello es importante que el triangulo que forman el teclado, el monitor y el texto estén a una distancia similar de nuestros ojos y siempre frente a nosotros. Debemos evitar torcer la cabeza como a veces realizamos al leer “boca abajo” en la cama o en el suelo.

Distancia de trabajo.

Este es otro de los factores que solo dependen de nosotros (y de nuestras gafas si es que las usamos). Es interesante trabajar siempre a distancias superiores a los 40 cm para evitar sobreesfuerzos innecesarios. Esto es de gran importancia en el uso de tablets y sobre todo de móviles. Algunos jóvenes se acercan tanto su teléfono que parece que quieran “oler” lo que escriben en lugar de leerlo.

Iluminación.

No debemos trabajar nunca en una sala a oscuras con la sola luz de nuestra pantalla. Esta diferencia de luminosidad entre el monitor y el resto no es nada beneficiosa. Lo ideal es tener encendida, cuando la luz solar no acompañe, una luz ambiental en el techo y otra algo más potente en la zona de trabajo. Por supuesto, debemos evitar zonas de sombras y de vez en cuando limpiar el monitor. Este consejo también sirve para ver televisión.

Temperatura ambiente.

Aunque para aquellos que trabajan en oficinas es difícil controlar este factor, cuando estamos en casa es importante que la sala esté bien ventilada y a una temperatura que no sea excesiva. Muy ligado a la temperatura está también la humedad ambiental. Los aires acondicionados o las calefacciones tienden a resecar el ambiente.

Parpadeo.

Cuando estamos frentes a dispositivos electrónicos reducimos prácticamente a la mitad el número de parpadeos por minuto (de 20 a 8-10). Este parpadeo menos frecuente y a veces incompleto permite que el reparto de lágrima no sea el idóneo y provoca esa desagradable sensación de picor o escozor acompañado del aspecto de ojo rojo y a veces lagrimeo.

Descanso.

Lo ideal, ya sabemos que en el trabajo es muy difícil, es descansar cada 20 minutos durante 20 segundos mientras miramos un objeto distante. Es un buen momento para pardear y rehidratar nuestros ojos. Y ya que queremos descansar, a la hora del almuerzo lo ideal es olvidarse del periódico y del whatsapp, luego tendremos tiempo…

Pero todos estos consejos no sirven de nada si no tenemos nuestros ojos perfectamente revisados y utilizamos, si es que lo necesitamos, la graduación idónea. Por cierto ¿cuánto tiempo hace que no acudes a tu óptico-optometrista para ver como va tu visión?


Sobre esta noticia

Autor:
Supersalud (5 noticias)
Visitas:
152
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.