Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Gabriel Hidalgo Andrade escriba una noticia?

Cómplices de la corrupción correista

08/05/2018 17:39 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Los faltones y abstencionistas son los cómplices de la corrupción correista y así es como debe recordarlos la Historia

Desde los tiempos de la denostada partidocracia, los diputados más tramposos en el Congreso Nacional se ausentaban a las sesiones legislativas para evitar la instalación del quorum reglamentario. En lugar de presentarse, argumentar y votar, lo que les quedaba más fácil era faltar.

Hoy la historia se repite. Unos faltan y otros se abstienen. ¿Por qué la cobardía los supera y no votan frontalmente en contra de lo que se les plantea? ¿Por qué faltan a las sesiones más decisivas? ¿Por qué se abstienen?

De cualquier forma, al final del mes, estos faltones y abtencionistas cobran íntegro su jugoso sueldo que, en un solo pago, equivale a más de 15 sueldos de un obrero decente. ¿Por qué un asambleísta ocioso gana en un mes lo que un trabajador percibe en más de un año?

Se aprobó el inicio del juicio político en contra del presidente del Consejo de la Judicatura Gustavo Jalkh, y de los 7 votos del Consejo de Administración Legislativa, 2 se abstuvieron y 1 faltó a la sesión. Con esos 4 votos de 7, que corresponden a la mayoría, se inicia el trámite control político. Pero ¿qué defienden los faltones y los abstencionistas? ¿Por qué no votan por un juicio que transparente la administración de justicia?

En una reciente encuesta se pudo confirmar que más de 7 de cada 10 ecuatorianos desconfían en la justicia de su país. Después de la consulta popular del 7 de mayo de 2011, hace 7 años, el presidente Rafael Correa amenazó con “meter las manos en la justicia”, y de esta forma, desde entonces, anuló la separación de poderes, sometió a las cortes y juzgados a su poder político, inició los procesos fraudulentos de construcción de infraestructura y compra de equipos con millonarios sobreprecios, convocó a concursos mañosos para colocar a los jueces afines a la revolución, y engañó a los ganadores en esos mismos concursos quienes tenían el legítimo derecho de ocupar esos cargos, y finalmente presionó a los operadores de justicia, antiguos y nuevos, para lograr sentencias favorables a su mafia delictiva.

En una reciente encuesta se pudo confirmar que menos de 3 de cada 10 ecuatorianos confían en la justicia de su país

El presidente del Consejo de la Judicatura que será investigado no es más que un títere de ese poder. Fue secretario de justicia y secretario del interior en el gobierno de Rafael Correa, y secretario personal del mismo Rafael Correa durante su presidencia, antes de convertirse en titular del único y más alto consejo de jueces del Ecuador. ¿A alguien puede quedarle dudas de los compromisos políticos de Gustavo Jalkh?

Pero Jalk, elegido como presidente de la judicatura durante el cuestionado gobierno del presidente Rafael Correa, no pudo frente  a sus propias ambiciones de poder y saltó de lo más alto del Ejecutivo a lo más alto del Judicial sin ningún sonrojo. Esto permitió eliminar la independencia judicial, exacerbar la corrupción y politizar más la justicia.

¿Esto es lo que defienden los faltones y abstencionistas? ¿Defienden la corrupción del sistema de justicia, la politización de las cortes y juzgados, la aniquilación de la separación de poderes?

Son los mismos que se abstienen y faltan para poner un candado al juicio político en contra de Augusto Espinoza, el ex ministro de educación cuestionado por la avalancha de 880 casos de violación sexual a niños y niñas en planteles públicos;  los mismos que impidieron el juicio al ex vicepresidente Jorge Glas por sus compromisos con la red de corrupción en los casos Odebrecht, Petrochina y Refinería del Pacífico; los mismos que evitaron que Jalkh fuera juzgado antes y los que quieren evitar que ahora lo sea…  

Los faltones y abstencionistas son cómplices de la corrupción correista y así es como debe recordarlos la Historia.

@ghidalgoandrade


Sobre esta noticia

Autor:
Gabriel Hidalgo Andrade (290 noticias)
Visitas:
3598
Tipo:
Opinión
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.