Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Criticic escriba una noticia?

El Cholo siempre tiene un plan

10/01/2018 13:37 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Desde agosto hasta finales de diciembre, el Atlético de Madrid tenía un problema muy serio: no tenía gol. Pegada, instinto asesino, contundencia, llámenlo como quieran, pero el Atleti no tenía nada de eso y corría un serio riesgo de entrar en barrena. Simeone, lejos de llorar por las esquinas, asumió y procesó el problema, hasta convencerse de que, a la espera de Diego Costa y Vitolo, la única fórmula para poder sobrevivir tenía que basarse en compactar el grupo, blindar la defensa, ser hormiga que no cigarra y sumar la máxima cantidad de puntos posibles.

Descabellado, dijeron. Absurdo, nos contaron. Patético, se mofaron. Simeone, oídos sordos, siguió a lo suyo. Su fuerza, el convencimiento. Su intuición, su mejor arma como entrenador, le aconsejaba ceñirse al plan. En una época sin gol, mejor sobrevivir siendo práctico. Esa hoja de ruta, desde luego, le iba a acarrear furibundas críticas ?lógicas entre los que no le quieren? y no menos comentarios ácidos ?impensables entre los que presumen de creer y dejan de hacerlo si el juego no es vistoso?, pero el caso es que el Cholo, que sabe lo que se hace, hizo de tripas corazón. Sin gol, pero con trabajo, disciplina, defensa y una voluntad de hierro, el equipo tiró del manual de supervivencia para salir adelante. Le costó una dolorosa eliminación de la Champions ?palo, fracaso, varapalo, califíquenlo como quieran?, amén de un sinfín de latigazos indisimulados por parte de ese sector de la prensa que lleva años esperando al argentino, con la recortada en ristre, a la vuelta de la esquina. Se dijo que el equipo no jugaba a nada, que no tenía gol, que era muy conservador, que era una máquina de empatar y poco menos que el proyecto estaba ?sí, les sonará, un clásico? más que agotado.

Simeone sobrevivió hasta diciembre y ahora, en enero, su ejército de fiscales parece haberse disipado, al punto que más de uno y de dos ya buscan refugio en esa gruta en la que siempre acaban morando porque con Simeone, su peor enemigo, no pueden desde hace seis años. Nada más contar con Diego Costa ?que le ha cambiado la cara al equipo y le ha dibujado una sonrisa al Cholo? y con Vitolo ?que ha pasado todo un infierno con las lesiones y llega dispuesto a coger la forma cuanto antes?, los que decían que el proyecto estaba agotado han vuelto a cambiar de caballo en mitad del río. Y ahora, los que se habían bajado del barco del Cholo y querían que los demás se bajasen, a marchas forzadas y a pedradas, si hacía falta, se han vuelto a subir. ¿Por qué? Números cantan. En apenas tres partidos de lo que va del nuevo año, el Atlético, una roca en defensa, un muro impenetrable que sobrevivió con más puntos que juego, ha recuperado lo que le faltaba: la pegada. En tres partidos, el Atleti, que en la portería contraria era Bambi, ahora vuelve a ser Tyson. En esos tres encuentros han marcado todos los jugadores de ataque del Cholo. Han hecho gol los dos flamantes fichajes, Costa y Vitolo (ojo, que algún iluminado decía que estos dos futbolistas no le darían el salto de calidad necesario al equipo). Ha hecho gol Fernando Torres. Ha convertido gol Antoine Griezmann. Ha marcado Ángel Correa. Ha hecho gol Kevin Gameiro. Y también ha anotado Yannick Carrasco. Así es la vida. Así es el fútbol. El Atlético ya tiene lo que no tenía, una mano pesada para poner en el piso a cualquier rival. La ha recuperado justo en el tramo decisivo de la temporada, con tres títulos todavía en juego: Liga, Copa y E. League. No es poca cosa. Hoy, viento en popa a toda vela, con los Cholo 'Boys' dando un paso al frente, se vuelve a repetir la eterna historia con el señor de negro que se sienta en el banquillo. Los que se habían bajado de su barco, se han vuelto a subir. Y los que decían que este era un proyecto agotado, en vía muerta, son los primeros que ahora se ponen la medalla del "ya lo decía yo" y auguran una gran temporada con Vitolo y Costa. No es triste la verdad, lo que no tiene es remedio.

Han dicho, dicen y seguirán diciendo, salga el sol por Antequera o no, pero el caso es que los colchoneros más fieles saben que el Atlético, con peor o mejor juego, con más o menos gol, va a pelear hasta el final. Así que, si en mayo suena la flauta, recuerden que no será casualidad. Simeone, le zurren más o menos, tenía un plan. Siempre lo tiene. Lleva seis años demostrándolo y aunque algunos, por ignorancia o envidia, pretendan hacerle pasar por un advenedizo, el tiempo siempre pone a cada uno en su sitio. Cambia el mundo, no Simeone. Cambia el viento, no Simeone. Ya no sólo tiene un muro atrás. Ahora cuenta con un martillo delante. Falta un mundo por jugar y el objetivo es ganar en primavera, pero con Simeone en el banquillo, el Atleti siempre vuelve, porque jamás se ha ido. Cae y se levanta. Esa es su fuerza. Hoy sigue de pie, después de haber avanzado sin dejar de resistir los golpes, y lejos de renunciar a su estilo, lo está potenciando. Malas noticias para los centros de estética: Simeone sigue teniendo un plan. Y ahora tiene gol.


Sobre esta noticia

Autor:
Criticic (2158 noticias)
Fuente:
ctxt.es
Visitas:
1211
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.