Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que James Morris escriba una noticia?

Balerio Estacio

31/10/2009 11:57 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

En el sector marginal de Balerio Estacio, al norte de Guayaquil, los habitantes luchan por sobrevivir frente a la delincuencia y la falta de servicios básicos

Carlos Hidalgo M.

El Comité cielo nuevo se reúne cada martes para planificar las actividades comunitarias y darle solución a una serie de problemas, entre ellos la inseguridad. como iniciativa tienen previsto construir un puesto de auxilio inmediato (PAI) o un local para el cuerpo de bomberos. fotos: cm/hoy

Todo el que vive en la cooperativa Balerio Estacio, quinta etapa, conoce al pastor evangélico Rodolfo Perlaza Coroso.

Ayer, él fue en busca de un terreno para construir la casa de sus sueños, y logró que cientos de familias, de escasos recursos económicos y sin terreno propio, le siguieran sus pasos.

Este menudo ciudadano es uno de los 150 activistas barriales que trabajan en el sector marginal. Es primo hermano del asambleísta del movimiento País, cuyo nombre figura en la lista de invasiones o asentamientos populares ilegales. Tiene tres hijos y su cónyuge, Cecibel Vivero, le asiste como secretaria en cada asamblea barrial del Comité Cielo Nuevo.

Perlaza llegó a Guayaquil en 1972, procedente de la parroquia San Francisco del Onzole (Esmeraldas). Desde esa fecha soñó con ser coordinador y líder de la acción comunal. Pero para subsistir trabajó como comerciante informal en el sector de la bahía, donde le pusieron el mote de “Perla de Oro”. “Me gustaba lucir grandes cadenas doradas en el cuello. Los delincuentes de esa zona me tenían respeto”.

Vivió en el barrio de Cristo del Consuelo y, diez años después, arrendó una casa en la cooperativa Unión de Bananeros del Guasmo Norte. En esos sectores hizo decenas de amistades que le enseñaron a organizarse para luchar por los derechos. Para reclamar los servicios básicos y para mantener una diálogo formal con el Municipio de Guayaquil u organizaciones no gubernamentales.

Su maestro fue el dirigente barrial Jorge Preciado, quien en 1982 le enseñó el discurso de la democratización. Cuando conversa, su rostro denota alegría y entusiasmo, mientras su cuerpo se fortalece debido a la oración que realiza a partir de las 06:00. Dos horas después de desayunar un pusandao (tapado de pescado), los recorridos empiezan a lo largo de 120 manzanas, donde cada solar tiene una dimensión de 8 por 15 metros. Allí, además, el 50% de los moradores tiene empleo. El resto, deambula por las calles lastradas y los pronunciados baches que se forman en el invierno.

Perlaza convive con más de 5 700 personas (solo en su sector hay cerca de 6 000 menores) y 39 activistas barriales que responden a sus órdenes. Sin embargo, algunos dirigentes defienden sus intereses, sin importarles el daño a la imagen del abogado Balerio Estacio. Es decir, dan la espalda a los proyectos comunitarios como la recolección de basura.

Si hay un corte de la energía eléctrica -ocurre cuando se quema un transformador (en el mercado tiene un costo de $600)- se efectúa una colecta. Pero no todos colaboran. “Eso es un duro golpe para sus bolsillos”.

La autogestión sirve para comprar cables, herramientas y hasta para pagarle al ingeniero eléctrico. Las sesiones, en cambio, son útiles para que los moradores recuerden los derechos consagrados en la nueva Constitución Política y cómo reclamarlos. Eso, al menos, esperan que se cristalice con el primer paso: la legalización de tierras y solares que impulsa la Dirección de Terrenos de la Municipalidad de Guayaquil.

Ese departamento entregó en febrero pasado 972 notificaciónes para la legalización de predios, con lo que se suman más de 4 mil las familias beneficiadas (de los bloques dos, tres, cinco y seis) con el programa municipal.

Más sobre

La iniciativa del alcalde Jaime Nebot forma parte de la Ley 88 que fue aprobada por el Congreso Nacional en 2007.

Los moradores también ambicionan que el Instituto del Niño y la Familia (Infa) o el Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES), por ejemplo, se preocupe del financiamiento mensual para que, en el menor tiempo posible, funcione la guardería infantil que se edificó en el régimen de Lucio Gutiérrez, en septiembre de 2003. En la actualidad, esa infraestructura está abandonada y en mal estado. Los techos tienen fisuras y las puertas y ventanas metálicas se oxidan a la espera de reparación.

Perlaza y su equipo de trabajo, Francisco Tomalá, José Quiñónez, entre otros allegados, dicen que no desfallecerán hasta que ese derecho se concrete.

Tanto así como la construcción de la Unidad Educativa del Milenio País Altivo y Soberano (País). Aunque el proyecto nació en base a la demanda que hizo la población de la quinta etapa (pues en una escuela fiscal del sector se cobra hasta $5 mensuales para el pago de maestros), este no cuajó en la manzana 1881 porque el líder barrial Balerio Estacio decidió donar un espacio de terreno en la cuarta etapa.

Otro reclamo con fundamento es la construcción de un Puesto de Auxilio Inmediato (PAI), por los constantes robos a personas y locales comerciales. En mayo anterior se registraron más de 40 denuncias por robo de celulares.

Quiñónez insiste en que si Estacio prefirió que las obras de lo que será el primer colegio se desarrollen frente a su vivienda, hay que respetar su opinión.

Ese plantel funcionará en el año lectivo 2010. El Gobierno invertirá $400 mil y contará con equipos de última tecnología, según la Subsecretaría de Educación.

La otra cara de la moneda en el quinta etapa es el servicio de transportación urbana. Y es que la Ley de Tránsito preocupa a los propietarios de las tricimotos. En Guayaquil existen 56 organizaciones ubicadas en sectores marginales. Este vehículo es una alternativa de transporte para miles de moradores, entre ellos Inés Vernaza Medina (58), quien reside en la quinta etapa desde 2005.

En la punta de su lengua, la palabra “Dios” se escucha constantemente.

En su mente se mantiene el deseo de que alguna entidad gubernamental brinde orientación a los jóvenes y niños. “Solo así podríamos eliminar la violencia familiar, el maltrato hacia la mujer, la niñez y la adolescencia”.

Así, entre proyectos y demandas, la vida del activista barrial transcurre lenta y a veces agitada.

El sector marginal se creó en 1993

El asentamiento marginal está ubicado al noroeste de Guayaquil. Un lote de terreno tiene un coto de $1 200 y $1 500. En una manzana hay 24 y 30 solares.

La cooperativa Balerio Estacio carece de servicios básicos como el de agua potable. Tiene más de 7 500 predios, según el Departamento de Terrenos del Municipio de Guayaquil.

El tráfico vehicular es complicado, por la estrechez de las calles lastradas y los pronunciados baches. Allí habitan familias oriundas de El Oro, Manabí y Esmeraldas.

La cooperativa está dividida en 45 etapas, entre las que se encuentran Tiwintza de la Flor, Valle de la Flor, Voluntad de Dios y Trinidad de Dios. Fue bautizada así por los habitantes en reconocimiento al líder popular y asambleísta del movimiento País.

Balerio estacio está dividida en 45 sectores o etapas, entre las que se encuentran Tiwintza de la Flor, Valle de la Flor, Voluntad de Dios, Trinidad de Dios, El Fortín, Guerreros del Fortín, entre otras. Los macrolotes donde se asientan los bloques, que alguna vez pertenecieron a hacendados guayaquileños, fueron divididos en solares.

Todo ciudadano es inocente hasta que se demuestre lo contrario. La policía nacional debe respetar los derechos humanos

  • En la guía del Ciudadano del Ministerio Público se resalta: Nadie puede ser sancionado sin juicio previo oral y público.
  • Nadie puede ser sentenciado por un delito que no esté señalado en la Ley penal, ni enjuiciado dos veces por un mismo delito.
  • La prisión preventiva dura un máximo de seis meses (en casos reprimidos con prisión) y un año, en casos reprimidos con reclusión.
  • Todo detenido tiene derecho a conocer en forma clara las razones de su detención. También debe permanecer en silencio.
  • En el numeral 2, artículo 11, de la nueva Carta Magna se estipula: “Todas las personas son iguales y gozarán de los mismos derechos, deberes y oportunidades. Nadie podrá ser discriminado por razones de etnia, lugar de nacimiento, edad, sexo, identidad de género, identidad cultural...”
  • Todas las ecuatorianas y los ecuatorianos son ciudadanos y gozarán de los derechos establecidos en la Constitución.
  • El derecho humano al agua es fundamental e irrenunciable. Este recurso constituye patrimonio nacional estratégico de uso público.
  • En forma individual o colectiva, todas las personas tienen derecho a una comunicación libre, intercultural, incluyente, diversa.
  • La educación y la salud son derechos de las personas a lo largo de su vida. El Estado los garantiza con políticas de toda índole.

Sobre esta noticia

Autor:
James Morris (1 noticias)
Visitas:
10709
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Personaje

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.