Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Susy De Gordon escriba una noticia?

Aprovechando bien el tiempo, porque los días son malos (1ª Parte)

26/09/2009 00:14 1 Comentarios Lectura: ( palabras)

¿Cuántos de nosotros quisieramos que el día tuviera no 24 horas, sino 48! Y a veces... muchas veces, quisieramos que en lugar de un domingo hubieran dos en la semana?

No pretendo ser una experta en el tema, yo mismo estoy aprendiendo a aprovechar bien mi tiempo y al escribir esto, voy siendo dirigida y enseñada por mi mejor amigo, el Espíritu Santo!

La Palabra de Dios nos dice que debemos aprovechar bien el tiempo, porque los días son malos; pero, que es aprovechar bien el tiempo? Bueno, depende del enfoque que tú le des; por ejemplo: si se trata de tu trabajo, pues es muy bueno ser organizado, disciplinado, hacer un cronograma de tus actividades; adelantar trabajos en cuanto te sea posible, de modo que el tiempo no se te venga encima. Y algo muy importante; NUNCA dejar para mañana lo que puedas hacer hoy!! Imagínate cuanto alivio sentirás cuando lo hagas a su debido tiempo.

Sobre este tema de tus actividades diarias, tu trabajo para ser más específica, quisiera sugerirte lo siguiente:

1. Comienza tu día, poniendo todas tus tareas, tu vida, tu familia, tus planes en las manos del Padre Dios. Al hacer esto, te garantízo que tu jornada te rendirá de una manera increíble. Esos minutitos que le das a Dios, son los mejor invertidos y ganan intereses inmediatamente.

2. Levántate 5 minutos antes de lo previsto para que salgas de tu casa sin afanes y preveas cualquier situación que en el camino se pueda presentar; un semáforo dañado, exceso de trafico, un taco roto, etc. No hay nada peor que llegar estresado a trabajar en la mañana.

3. Haz primeramente las cosas que no te gustan hacer, antes que las que te gustan. De esta manera, te parecerán más suaves las tareas primeras, porque tienes toda la energía del día. Las que más te gustan hacer, las más suaves, serán más placenteras aunque tu ritmo haya bajado en las ultimas horas laborables.

No te creas Superman o la Mujer Maravilla!

4. Mantén una buena actitud siempre! A mi hija le recuerdo a veces que si su actitud es de "que fastídio tener que..." cada tarea parecerá más pesada de lo que en realidad es. Te comento lo que hago a menudo: Empiezo a hacer una tarea poco agradable mientras canto y voy pensando en que lo más difícil es dar el primer paso y empezar a hacerla, luego miro que en la medida en la que voy avanzando, cada vez es menos y menos y menos lo que me va faltando por hacer. Al mal tiempo, buena cara! verdad?

5. Trata de dormir suficientes horas para que tu cuerpo se reponga y tengas nuevas fuerzas ... cosa que yo no hago y que me gustaría hacer...

6. Delega ciertas cosas, no te creas Superman o la Mujer Maravilla; yo creía que era lo segundo y lo único que conseguí fue deteriorar mi salud al punto de casi morir (pero eso es tema de otra conversación futura). A veces pensamos que solo nosotros y nadie más que nosotros podemos hacer las cosas bien, pero te sorprenderás de saber que hay gente que lo puede hacer mejor que tú y que de hecho lo hará. Empieza a soltar todo lo que puedas y confía más en los que te rodean, dales la oportunidad de hacerlo aunque al principio te provoque ahorcar a alguien... date un respiro, cuenta hasta 100 si es necesario, sonríe y deja que los demás aprendan. Te sentirás orgulloso de discipular a otros y de impartir tus conocimientos en esa gente valiosa que te rodea.

7. Deja los problemas de la casa afuera de la puerta de tu trabajo y deja los problemas del trabajo, afuera de la puerta de tu casa. No mezcles las cosas! Aprovechar bien el tiempo es saber comportarte como debes en el lugar donde estás; respondiendo con los que han confiado en tí como el que más y desempeñando el rol que debes en cada lugar al que vas. Por ejemplo: En la oficina no eres un padre enojado, ni un esposo frustrado; eres un empleado eficiente. En casa no eres el gerente que llega a dar ordenes, eres el padre que protege y brinda cariño.

8. Imagínate un mundo con gente que camina más allá de lo que se le pide caminar y que hace el esfuerzo extra para hacer más allá de lo que se espera de él. Esfuérzate por ser mejor cada día. El concepto que más me motiva sobre esforzarse es: IR MAS ALLÁ DE TUS FUERZAS! Simple, pero poderoso! Aunque sientas que ya no das más, extiéndete un poquito más para alcanzar otro escalón hacia la cima. Habrán más cosas importantes para cubrir en esta área, pero creo que tú me compartirás tus opiniones y yo aprenderé de ellas.

Comienza tu día, poniendo todas tus tareas, tu vida, tu familia, tus planes en las manos del Padre Dios

En la siguiente parte, vamos a continuar viendo otros aspectos de Aprovechar bien el tiempo...


Sobre esta noticia

Autor:
Susy De Gordon (25 noticias)
Visitas:
8603
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

×
¿Desea borrar este comentario?
Borrar
0
+ -
Responder

ERIC TELLO (27/02/2011)

gracias por estas palabras de como aprovechar bien el tiempo. he aprendido algo de ello, sigue asi, que el Señor Jesús te bendiga más y más.