Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Neofronteras escriba una noticia?

El aprendizaje por estilo no funciona

13/04/2018 14:38 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Desmontan la idea de que la mejor manera de aprender algo es a través de nuestro sistema preferido o dominante de aprender.

En este mundo social en decadencia y postverdad en el que vivimos, en donde los políticos se dedican a comprar títulos universitarios que den un barniz intelectual a un corazón mezquino y corrupto, todo hijo vecino, incluido el banquero timador, el youtuber o el fontanero que no te cobra IVA, tiene una teoría sobre cómo mejorar la educación, aunque no la tenga para el cirujano que le tiene que operar de una apendicitis.

En otros lares, algunos se dedican a investigar sobre cómo aprendemos sin que les influyan sus propios prejuicios políticos o, al menos, ponen a prueba las corrientes educativas postmodernas y progres. A veces, como en en el caso que vamos a ver, consiguen desmontar la ideas o teorías que algunos tienen sobre cómo es la mejor manera en la que adquirimos conocimientos o destrezas.

Hay diversas modalidades o estilos para aprender, podemos usar la vía oral, otra más visual o realizando tareas. La idea que todos tenemos es que aprendemos mejor si usamos la vía que nos resulte favorita, concepto que es altamente popular entre la gente y algunos pseudo-psicopedagogos.

No se suele dudar de esta premisa en parte porque aprender por la vía preferida nos hace sentir mejor y esto incluso nos hace pensar que aprendemos más, incluso cuando no es así.

Los promotores de esta aproximación de usar la vía preferida, o "aprendizaje por estilo", sostienen que la ausencia de pruebas hasta el presente se debe a que los estudiantes aprenden fuera de clase. Según esta visión, los psicólogos han fallado a la hora de encontrar pruebas sobre el aprendizaje por estilo porque se han centrado demasiado estrechamente en si es beneficioso tener congruencia entre el estilo de enseñanza y el estilo preferido de aprendizaje. Dicen que, en su lugar, deberían echar un vistazo a los efectos beneficiosos del estudio fuera de clase de una manera que sea consistente con su estilo de aprendizaje favorito.

Un par de investigadores de Indiana University publican ahora un artículo en Anatomical Sciences Education en el que se refleja un estudio realizado con cientos de estudiantes universitarios. Sin embargo, el resultado sigue sin apoyar el concepto de aprendizaje por estilo, lo que refuerza la mala reputación entre los psicólogos de esta hipótesis, que no sería más que un mito.

A comienzos de curso Polly Husmann y Valerie Dean O'Loughlin solicitaron a cientos de estudiantes de Anatomía, asignatura que incluía tanto clases magistrales como prácticas de laboratorio, que realizan una serie de tests on-line en el sitio web VARK sobre estilos de aprendizaje preferidos y que ya han realizado millones de personas en todo el mundo. Con ello se pretendía saber si preferían aprender visualmente, oralmente, a través de la escritura o a través de alguna actividad física que implicara, por ejemplo, realizar un caso práctico.

Además, el sitio VARK ofrecía indicaciones o pistas sobre cómo debían estudiar basándose en el supuesto estilo de estudio preferido. Los investigadores animaron a los estudiantes participantes en el estudio a realizar los tests y a adoptar las prácticas de estudios sugeridas que supuestamente eran consistentes con su estilo dominante de estudio.

Más tarde, durante el curso, los investigadores hicieron una encuesta acerca del método que realmente habían seguido fuera de clase, pues querían saber si se correspondía o no con lo sugerido por VARK.

Finalmente los investigadores accedieron a las calificaciones de los estudiantes a final de curso para ver si había una correlación o asociación entre las calificaciones obtenidas, el estilo de aprendizaje dominante y el que se había seguido realmente fuera de clase.

El resultado son malas noticias para los que apoyan el concepto de aprendizaje por estilo. Las calificaciones obtenidas por los estudiantes no se correlacionaban en ningún modo significativo con su estilo dominantes de aprendizaje o con cualquier estilo de aprendizaje. Además, aunque la mayoría de los estudiantes (un 67%) fallaron a la hora de estudiar según el estilo sugerido por VARK, aquellos que realmente sí lo siguieron, no obtuvieron mejores calificaciones en Anatomía que los que no lo habían seguido.

En su lugar, lo que ocurrió fue que aquellos que siguieron estrategias específicas de estudio, como practicar más con los microscopio o emplear las notas tomadas en clase, fueron los que obtuvieron mejores calificaciones, independientemente del estilo dominante.

Otro tipo de actividades estaban asociadas a peores resultados en las calificaciones, quizás debido a que era una señal de aprendizaje por rutina que no permitía alcanzar un aprendizaje profundo.

El estudio, "proporciona un fuerte evidencia de que profesores y estudiantes no deberían promocionar el concepto de aprendizaje por estilo para el estudio o para la enseñanza", afirman los autores del estudio.

Así que nos debemos de deshacer de la frase 'No puedo aprender el asunto X porque yo soy uno que aprende visualmente', de una vez por todas.

Copyleft: atribuir con enlace a http://neofronteras.com

Fuentes y referencias:

Artículo original.

Ilustración: JoanDragonfly, vía Flickr.


Sobre esta noticia

Autor:
Neofronteras (1255 noticias)
Fuente:
neofronteras.com
Visitas:
1652
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.